El empresario detrás de la encuesta que celebra Rodolfo

El empresario detrás de la encuesta que celebra Rodolfo
16052022-rodolfo-hernandez.jpg

Antonio José López Domínguez no es un nombre conocido en los círculo políticos, pero hoy indirectamente tiene a la campaña de Rodolfo Hernández en celebración. Eso porque una empresa de López, Encina SAS, contrató la encuesta del Centro Nacional de Consultoría que se filtró el fin de semana y que muestra a Hernández como el único candidato que crece, cuando faltan menos de dos semanas para las votaciones.

La encuesta es la más sólida de las 23 de estas elecciones presidenciales que han salido este año: tiene más de 6 mil encuestados, incluyendo casi 5 mil presencialmente, de 116 municipios. Además, el Centro Nacional de Consultoría es una de las firmas encuestadores que son confiables, según nuestro Semáforo (y por eso pesa más que otras en nuestro ponderador de encuestas).

Por eso, y por los resultados de los cuatro punteros, "El ingeniero" está celebrando la encuesta

López le explicó a La Silla Vacía que él contrató la encuesta, que según dos expertos puede costar unos 300 millones de pesos, para saber a ciencia cierta qué piensan los colombianos, pues hace negocios con empresarios de otros países que le han preguntado qué va a pasar en Colombia tras las elecciones.

"Conozco a Gustavo Petro hace unos 20 años y él no refleja lo que dicen, sino la socialdemocracia europea", dijo.  Pero negó haber hecho la encuesta en relación con la campaña de Petro, la de Hernández o alguna otra. 

Dice que hacer una inversión de menos de 100 mil dólares (unos 410 millones de pesos) es poca para el caudal de la información, y que también es poca en una campaña en la que los candidatos "calculo que se han gastado, entre todos, unos 50 millones de dólares".

Para López, la encuesta permitió entender mejor qué opinan los jóvenes y las zonas rurales, y detectó un gran deseo de cambio y un enorme rechazo a la corrupción entre los colombianos.

Un empresario exitoso

López, un caldense de poco más de 20 años, no solo es dueño de Encinas.

Tiene otras empresas a su nombre y en la misma oficina en la que tiene sede Encinas. En varias de ella son socios también sus hijos Paula Andrea ( directiva de la Contraloría General, nombrada por Carlos Felipe Córdoba) Nathalia y Sebastián López Domínguez.

Entre esas empresas están

  • Haras San Antonio, una empresa hípica;
  • Brahamancol, una empresa de ganadería;
  • Explotaciones Agropecuarias y Forestales de Colombia, otra empresa ganadera, que opera entre otras en La Dorada (Caldas);
  • Constructora Segura , que ha participado en obras civiles en Boyacá;
  • Encinas Investment Fund, que hasta enero se llamaba Inversiones López Domínguez y es la más grande de estas empresas.

López no ha sonado en medios por ninguna de ellas, sino por otra empresa: CI Promotora de Inversiones, que se encargaba de comercializar productos importados en Colombia, y colombianos en otros países.

En 1996 Promotora de Inversiones firmó un contrato con el Gobierno de Ecuador por 40 millones de dólares para venderle un conjuntos de cosas que conformarían la "mochila escolar" para ayudar a sus estudiantes. El contrato terminó siendo uno de los mayores escándalos del gobierno de Abdalá Bucarám en Ecuador.

Eso porque ese gobierno lo entregó sin licitación, una decisión que Bucarám y su ministra de educación, Sandra Correa, han defendido alegando que se podía hacer por tratarse de un contrato gobierno a gobierno, pues el negocio lo financió Bancóldex (entidad pública de Colombia). 

Aunque en 2007 Ecuador firmó el acta de terminación aceptando que se había cumplido, en la década que pasó fue el centro de un gran debate, que incluyó órdenes de detención contra Bucarám y Correa, una condena contra ella por prevaricato y un largo pleito. 

López le dijo a La Silla Vacía que sigue haciendo negocios con otros países. 

Un encuestador reconocido le contó a La Silla Vacía que en las últimas semanas ha recibido varias solicitudes de fondos o inversionistas extranjeros para hacer encuestas electorales serias, y que ya firmó un contrato para hacer una grande.

El interés es tener información de alta calidad de las probabilidades de que ganen los diferentes candidatos, para así apostar a favor o en contra del peso o de los títulos de deuda de Colombia, que reaccionan a las elecciones. Pero para que esa apuesta funcione, la información debe darles una ventaja competitiva y no ser pública, por lo que la de López o no tenía ese objetivo o ya no será muy útil para eso.

Compartir