El futuro de los expresidenciables del centro

El futuro de los expresidenciables del centro
Centro-Esperanza-página(0).png

Tras una campaña en la que el centro fue uno de los grandes derrotados, sus cabezas empiezan a buscar un futuro. Esto es lo que viene para ellos a corto y mediano plazo. 

Alejandro Gaviria : a un rol clave en el proyecto de Petro

En 2019 Petro le ofreció a Alejandro Gaviria impulsarlo a la Alcaldía de Bogotá. Pero el domingo, mientras recibía los resultados de las elecciones en el Movistar Arena, varios petristas lo llamaban “ministro”. Su nombre suena como posible jefe de cartera de Hacienda.

Ante esa posibilidad, Gaviria le dijo a La Silla que aún no está nada definido. “Hay conversaciones pendientes”, dijo.

Con esa incertidumbre, Gaviria ya está jugando un papel clave. El viernes antes de las elecciones lideró la reunión con la que empezó el diálogo para llegar al Acuerdo Nacional, que quiere impulsar Petro. “No significa que lo vaya a liderar siempre”, dijo el exrector de los Andes.

Explicó que ese diálogo tiene que ser constante y que va a tener dos momentos: uno antes del 7 de agosto, pero que en adelante ese diálogo tiene que seguir abierto.

Por ahora habrá tres ejes: justicia económica, ambiente y paz. “A eso toca darle un contenido y un pragmatismo. Es decir, hay que aterrizar en una agenda de reformas. Unas que se pueden sacar por el Congreso y otras por la agenda misma del gobierno”.

Habrá un énfasis especial en lo económico como la transición energética, la reforma rural y una reforma tributaria que permita aterrizar los programas sociales de Petro.

Lee aquí: Los Rodolfistas van por un partido. Falta que Rodolfo les ayude.

Juan Manuel Galán: a salvar el Nuevo Liberalismo

El exsenador le dijo a La Silla que la primera tarea que tienen es definir cuál será la postura del Nuevo Liberalismo frente al gobierno de Petro. “Estamos esperando que se defina más de qué se trata ese acuerdo nacional”.

En los próximos días se van a reunir con los dirigentes y bases y dirigentes del nuevo partido para tomar una determinación, aunque él ya dejó entrever en sus redes sociales que lo más probable es que se decidan por la independencia.

Después de esto, dice que la tarea es preparar a los líderes del partido para las elecciones regionales. Ahí entra la posible aspiración de Carlos Fernando Galán de nuevo a la Alcaldía de Bogotá. “Claro que nos interesa. Mi hermano en las pasadas elecciones locales sacó más de un millón de votos”, dijo Juan Manuel. Agregó que también quieren tener presencia en los lugares donde les fue bien como Cundinamarca, Boyacá, Santander y el Eje Cafetero.

Por ahora, el partido se encuentra dividido. Una muestra de ello es que 17 personas del partido enviaron una carta en la que palabras más, palabras menos pedían que el Nuevo Liberalismo hiciera parte de la coalición Petro. Entre los firmantes estaban Mabel Lara, cabeza de lista al Senado. Su nombre ha sonado para ministra de Cultura o TIC.

“Si yo hablo de libertades, negritudes, mujeres, reformas sociales, ¿qué hago como independiente frente a un gobierno que quiere trabajar por eso?”, dijo ella a La Silla.

Pero si el partido se declara en independencia, sus militantes no pueden ocupar un cargo importante en el gobierno del Pacto porque iría en contra del estatuto de la oposición. Para eso tendría que renunciar al partido y solo un año después podría entrar al gobierno. Lara renunció hoy al partido, al igual que Yolanda Perea.

Por ahora el reto de Juan Manuel es darle forma al Nuevo Liberalismo. Dentro de cuatro años necesitan estar lo suficientemente sólidos para no perder la personería jurídica, que esta vez mantuvieron.

Lee también: Con Petro y Francia, los nadies vamos a alzar la cabeza

Carlos Amaya: a ser un buen esposo y copresidente del Verde

El exgobernador de Boyacá, con apenas 37 años, quiso apostarle a ser una figura más nacional con su candidatura presidencial. Lo logró pues quedó tercero en la consulta del centro, por encima de Alejandro Gaviria.

Pero al irse con Rodolfo Hernández se quedó por fuera de los verdes que terminaron en la coalición de Gobierno de Petro. “Tampoco me interesa estar en un gobierno del Pacto”, dijo Amaya.

Tiene tres planes a corto plazo. “Con mi esposa (Daniela Assis) hice un acuerdo: ella me acompañaba en la Gobernación de Boyacá, y luego yo la acompañaba en la especialización, haciéndome cargo de los niños”. Assis estudiará en la Javeriana una especialidad de pediatría.

Además de eso, Amaya dice que se dedicará a terminar un libro sobre su vida al que ya tituló ‘El poder de creer’. Y por último su meta es “hacer crecer el Partido Verde” y apoyar a los candidatos para las elecciones regionales. Su idea también es llegar a la copresidencia del partido, lo que implicaría relevar a Antanas Mockus, Navarro Wolff o Carlos Ramón González.

Sobre una posible candidatura a la Presidencia en 2026 o a la alcaldía de Bogotá en 2023, dice que es prematuro. Pero que no lo descarta.

Aquí: Tanto Uribe como Petro ganan con su reunión, pero gana más el país

Sergio Fajardo: no se sabe

Para la publicación de este artículo no pudimos hablar con el excandidato. Sin embargo, la fajardista Catalina Ortiz, quien renunció al partido Verde y a su curul en la cámara de Representante, nos dijo que “él está pasando el guayabo de las elecciones y lo más probable es que termine en la academia”.

El analista Camilo Granada cree que “después de estas elecciones es casi el final político de Fajardo. En 2018 él había terminado como el que pudo vencer a Iván Duque, pero en esta elección perdió buena parte de su capital político. Perdió el momentum”.

A eso se suma que Fajardo no tiene un partido político, ni representación en el Congreso o en alcaldías y gobernaciones.

Para el 2026 además se perfilan otros liderazgos que se pelearán el centro como Claudia López, Carlos Amaya, Juan Manuel o Carlos Fernando Galán, entre otros.

Sin embargo, en las únicas declaraciones que ha dado sobre su futuro, él dijo: “Una parte muy importante de mi vida es la política y lo público. Seguiré luchando por estas ideas y estas propuestas”. Todavía no es claro desde cuál escenario

Encuentra también: ¿La minería como obra de arte?

Juan Fernando Cristo: no sabe

El exministro del Interior de Juan Manuel Santos fue uno de los últimos santistas que llegó a la candidatura de Gustavo Petro, después del fallido intento de subirse a la rodolfoneta. La Silla ha intentado comunicarse en varias ocasiones con él, pero no ha sido posible.

Por su experiencia en las negociaciones con el proceso de paz podría jugar un papel en una posible negociación con el ELN.

Este mismo papel podría jugar Guillermo Rivera, quien ha sonado como Comisionado de Paz de Petro, y ha trabajado siempre cerca a Cristo.

Rivera dijo a La Silla que en todo caso no han tenido una conversación con el nuevo presidente. Y que por ahora él no tiene un panorama muy claro de cómo podrían jugar las figuras de En Marcha, el movimiento de Cristo y de Rivera a futuro.

“Creo que nos mencionan por la experiencia que tuvimos con el proceso de paz con las Farc, pero aún no sabemos nada de eso. Yo voté por Petro no porque me ofrecieran puestos, sino porque me parecía mejor que Rodolfo”.

Tanto Rivera como Cristo están expectantes de cómo se aterrice el diálogo nacional al que también han sido convocados.

El camino de rosas y espinas en la relación de Claudia y Petro

Jorge Enrique Robledo: a fortalecer Dignidad

En conversación con La Silla, Robledo bromeó “me estoy preparando para el desempleo. Mentiras, estoy recibiendo ofertas”.

El exsenador dijo que lo que viene es dedicarse a fortalecer a Dignidad, el partido que fundó después de la escisión del Polo, y que se conformó entre otros movimientos, con el Moir.

Juan Manuel Ospina, presidente de Dignidad, también dijo a La Silla que los esfuerzos se enfocarán sobre todo en preparar a los jóvenes para las elecciones regionales, pues “han resultado ser una gran fuerza en nuestro partido”.

Robledo además planea seguir escribiendo su columna semanal, que publica en su página web; también dice que asistirá a conferencias y se dedicará a estudiar. “Por fin voy a poder leer el libro de economía de Aurelio Suárez, que tiene 900 páginas”.

En todo caso dijo “yo voy a seguir dando lora y luchando por fortalecer la industria nacional. Si Colombia no logra eso, siempre vamos a tener una economía mediocre”.

Lee aquí: El desatrase: El estreno de Petro como presidente electo

Publicaciones

Compartir