El hermano, el delfín de los Tavera

Silla Santandereana
foto_portada_hernando_tavera_1.jpg

Hernando Fontecha Amado, hermano del gobernador Didier Tavera.

Un hermano de Didier Tavera empezó a figurar en la Gobernación y a perfilarse como la nueva ficha política de su familia.

 

Luego de haber montado a su tía Claudia López en el directorio liberal de Bucaramanga, de haber logrado el apoyo suficiente para que su tío político Miguel Ángel Pinto se quedara con la Presidencia de la Cámara de Representantes, y de haber nombrado a Nury Espinosa, la esposa de otro tío como directora de la Empresa de Alcantarillado de Santander, Empas, el gobernador de Santander, Didier Tavera, lanzó al ruedo a un nuevo miembro de su familia que hasta ahora había pasado desapercibido en el radar de poder del departamento.

Su nombre es Hernando Fontecha Amado, es hermano del Gobernador, ha sido contratista en Bucaramanga, fue uno de los líderes de las ‘juventudes didieristas’, y desde que los Tavera se montaron en el poder, se ha convertido casi que en una suerte de gestor social del departamento.

No solo ha aparecido junto a Priscilla Santos, la esposa de su hermano, en obras sociales entregando regalos, en celebraciones para niños, y hasta en actividades con adultos mayores; sino que también se ha convertido en un recurrente visitante de la Gobernación.

Solo su figuración en la primera mitad del año pasado, le dio para crear un grupo que bautizó ‘Qué Berraquera Mano’, cuyo objetivo hasta ahora ha sido llegar hasta las zonas rurales más apartadas del departamento a hacer obras sociales.

Si bien hasta ahí no hay nada raro, lo particular de su colectivo es que está integrado por varios contratistas de la administración de su hermano.

La Silla encontró que James Canizales, asesor jurídico de Educación; Gabriela Pedrozo Mantilla, asistente técnica de la Secretaría de Desarrollo; y Edwin Díaz Maldonado, asistente técnico de la Secretaría General, son recurrentes voluntarios del colectivo de Fontecha Amado, quien para promover varias de sus obras usa el eslogan ‘Santander nos une’, el mismo del plan de desarrollo de Tavera.

El hermano de Tavera le dijo a La Silla que el grupo que lo acompaña es de cerca de 30 personas que “no estamos acoplados ni con fundaciones ni con colores políticos” y que no tiene responsabilidad sobre la aparición de contratistas de la Gobernación porque “la invitación (a las actividades) es extensa a todo el que quiera ayudar. La Gobernación no tiene nada que ver. No nos ha ayudado en nada, todo ha sido por nosotros mismos”.

Sin embargo, La Silla encontró que en la campaña que hicieron para entregar regalos en Navidad a niños de varias veredas y que denominaron ‘mil sonrisas por Santander’, recolectó varias de sus donaciones en la Gobernación; y que en otras actividades incluso le han agradecido el respaldo a la administración de Tavera.

Sobre el espíritu de su iniciativa, Fontecha Amado le dijo a La Silla que era netamente social y no tenía alcances políticos, y de hecho aseguró que no tenía aspiraciones en esa línea, pero por lo menos en redes sociales, quienes han sido beneficiarios tienen otra percepción.

En varias imágenes sobre las actividades que fueron colgadas en Facebook, los agradecimientos fueron para los ‘Didieristas’, para el gobernador y para su hermana Heidy Tavera.

En otras incluso, ponen a sonar al hermano de Tavera en cargos de elección popular.

Si bien Fontecha Amado estaría inhabilitado para lanzarse a algún cargo de elección popular dentro de Santander para las locales de 2019 o para la Cámara en las legislativas de 2018, su figuración en obras sociales seguramente le servirá como trampolín para ganar la visibilidad suficiente y convertirse en otra ficha de su familia en la cruzada que emprendieron por acaparar el poder de la región.

Compartir