El hijo de Kiko Gómez quiere ir al Senado

Silla Caribe
1000caribe(0).jpg

Se trata de Fernando Gómez Bacci, quien hereda la estructura política de su padre. Sus aliados quieren el aval del viejo PIN.

Aunque su principal líder está pagando una condena de 55 años de cárcel por tres homicidios y aún sigue con procesos abiertos ante la justicia, por otros posibles asesinatos y presuntas relaciones con bandas criminales, la fuerza política del exgobernador de La Guajira Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez quiere seguir jugando electoralmente. Esta vez nada menos que al Senado con el propio hijo de Kiko, a quien le están buscando aval en el viejo PIN para que aspire.

 

Se trata de Fernando Gómez Bacci, cuyo nombre lleva sonando más de cinco semanas en el departamento como posible candidato al Congreso en las legislativas del año entrante. Así nos lo aseguraron un congresista del viejo PIN, dos políticos locales y un periodista que cubre política en Riohacha.

Al consultarlo, el mismo Gómez Bacci le dijo a La Silla Caribe que efectivamente un grupo de personas le está proponiendo que se lance: “No quiero imponerme como candidato, pero sí quiero representar al sector de La Guajira que me lo está pidiendo. Confirmar una candidatura ahora sería prematuro”, fue lo que nos dijo el político de 32 años, quien también nos contó que es profesional en relaciones internacionales de la Universidad del Norte y especialista en gestión pública de la misma universidad.

Pero aunque Gómez Bacci no confirmó oficialmente su aspiración, averiguamos y el asunto parece tan firme que ya sus aliados le están buscando el aval.

El partido escogido es el viejo PIN, que ha tenido relaciones estrechas con el kikismo porque, aunque Kiko Gómez fue gobernador por Cambio Radical, ese grupo puso el reemplazo del cuestionado exmandatario por esta colectividad cuando Kiko cayó preso en 2013 (José María ‘Chemita’ Ballesteros hijo del exsenador de La U Jorge Ballesteros).

Y también, en las pasadas atípicas guajiras fue el viejo PIN el que avaló a Norberto ‘Tico’ Gómez, la carta con la que el kikismo quería mantenerse en la Gobernación tras la caída de la inhabilitada Oneida Pinto, quien había llegado al poder respaldada por Cambio Radical.

La vuelta del aval ahora la está haciendo un abogado guajiro que se ha movido en varios grupos políticos de ese departamento y ahora respalda la aspiración de Fernando Gómez Bacci.

Su nombre es José Manuel Abuchaibe. Lo llamamos y nos reconoció haber hablado del tema con Antonio Rocha, el veedor nacional de Opción Ciudadana o el viejo PIN. “A él sí le pregunté por la disponibilidad del aval y me dijo que con Fernando no había problema en ese sentido”, nos detalló.

Además de eso, aunque el hijo de Kiko nos negó estar ya en reuniones de precampaña, cuatro fuentes (un miembro del kikismo, un político de Riohacha, un Senador y un dirigente guajiro de Opción Ciudadana) nos confirmaron por aparte que los kikistas ya han tenido este tipo de encuentros en Riohacha, Maicao, Manaure y Barrancas, el pueblo de donde es el exgobernador y su familia. En todos los casos hablaron de la aspiración de Gómez Bacci al Senado.

“No es él mismo organizando a la gente, sino que la gente lo llama para hablar del tema y se reúnen varios líderes fuertes de esos pueblos y conversar al respecto. Eso sirve para ir armando grupos para lo que viene”, dijo una de las fuentes que accedieron a hablarnos bajo reserva de sus identidades.

Que Fernando Gómez Bacci sea el heredero político de su condenado padre no sorprende a muchos en La Guajira política, en donde lo han visto moverse siempre en esa área de la mano de Kiko Gómez y enarbolando las banderas del kikismo.

De la mano con Kiko 

Fernando Gómez Bacci creció viendo de cerca la política porque su familia siempre ha estado ligada a ese mundo. Su padre fue dos veces alcalde de su pueblo Barrancas y cuando aspiró a la Gobernación avalado por Cambio Radical, en 2011, él lo acompañó a recorrer el departamento en campaña.

Cuando Kiko llegó a la silla de Gobernador su hijo siguió a su lado y cuentan que llegó a tener tal injerencia en ese gobierno que algunos funcionarios eran sugeridos por él.

Tras la captura y destitución de su papá, en octubre de 2013, Gómez Bacci se metió de lleno en la campaña para elegir a su reemplazo y apoyó a la carta de ese grupo político: José María ‘Chemita’ Ballesteros, avalado por Opción Ciudadana. “No tenía ningún cargo en la campaña, pero sí sé que era el brazo fuerte de su papá ahí”, nos detalló un importante político guajiro que estuvo en el kikismo para esa época.

El tiempo en el que Fernando Gómez estuvo un poco distante de las movidas electorales fue para las regionales de 2015, cuando la candidata del grupo de su papá era Oneida Pinto, avalada por Cambio Radical. “Ahí (Fernando) fue menos evidente, pero sí apoyó a Oneida”, nos contó un periodista político que cubrió esas elecciones.

Ya en las pasadas atípicas, en noviembre de 2016, cuando La Guajira volvió a las urnas para elegir el reemplazo de la inhabilitada Pinto, el hijo de Kiko reapareció para hacerle campaña de frente al candidato del kikismo: el uribiero Norberto ‘Tico’ Gómez, avalado por el viejo PIN.

La gran evidencia de que él entraba con fuerza a esa campaña es que acompañó a Tico a su inscripción en la Registraduría. Eso fue noticia nacional porque en ese acto Fernando Gómez agredió a un reportero gráfico de El Heraldo que le tomó una foto.

Desde ese momento se supo en La Guajira política que él era los ojos de su padre en esa campaña. “(Fernando) se movió mucho en Barrancas y en los pueblos del sur, porque él después de la elección de su papá ha quedado con muchos contactos y con gente que tiene compromisos con ellos (el kikismo) y les cumple con voto. Lo que más hacía era convocar a reuniones, la gente le copia”, nos detalló un político activo que lo vio.

Fernando Gómez Bacci estuvo tan de lleno en la campaña de Tico Gómez que en varias ocasiones compartió tarima con ese candidato. Por ejemplo, en Barrancas, su tierra, el hijo de Kiko encabezó el cierre de las actividades proselitistas y junto a algunos dirigentes de Opción Ciudadana acompañó al aspirante en un acto en plaza pública.

Dentro de poco se sabrá si ahora este delfín guajiro hará correrías, pero por él mismo, para ver si el desprestigiado grupo de su papá alcanza una curul en el Congreso en cabeza suya.

Lo del aval se podrá saber con más precisión después de la primera semana de julio cuando, según nos dijo Celestino Mojica, dirigente del viejo PIN, será el primer estudio de nombres de los eventuales candidatos.

La candidatura de Fernando Gómez demostraría que, como en otros casos de condenados en el país, los líos penales no siempre son la estocada final de algunos poderosos en materia electoral.

Compartir
0