El inventario de los Aguilar

Silla Santandereana
portada_hugo_aguilar_(0).jpg

Hugo Aguilar Naranjo, exgobernador de Santander

La Silla investigó y revisó la tradición de las propiedades de los nueve hijos del exgobernador, su suegra, sus tres cuñadas, y sus concuñados.

 

 

Varios han sido los actos de vanidad que han dejado expuesto al exgobernador de Santander Hugo Aguilar Naranjo, desde que salió de la cárcel con libertad condicional y con un acuerdo de pago de $500 mil pesos mensuales (el año pasado subió a un millón) por la multa de $7 mil millones que le impusieron para reparar a las vÌctimas de los paramilitares, grupo armado con el que se alió para llegar al poder.

Primero fue su intento de ser socio del Club Campestre de Bucaramanga; luego fue su paseo dominguero en un Porshe descapotado, que sirvió para que Daniel Coronell revelara el registro de propiedades de su esposa (suman alrededor de $10 mil millones);  y más adelante la construcción de otra casa en Ruitoque -el barrio más lujoso del área metropolitana de Bucaramanga- que bordearía los $3 mil millones.

Dado que estos últimos dos hechos hablan de una riqueza no fácilmente explicable de un tercero allegado a Aguilar, esta semana, como lo contó El Tiempo, la Fiscalía le pidió autorización a un juez para que le dejara cruzar la información registrada en varias bases de datos financieras con el fin de rastrear dónde está la fortuna del exgobernador de Santander condenado por parapolÌtica.

Eso, para que en caso de que se pruebe que a nombre de personas allegadas a Èl aparecen sus propiedades, puedan aplicarles extinción de dominio y garantizarle el pago a las vÌctimas, cuyo fondo, según ese mismo medio, solo ha recibido $20 millones de Aguilar.

La Silla investigó y revisó la tradición de las propiedades de los nueve hijos del exgobernador, su suegra, sus tres cuñadas, y sus concuñados. Estos son los que posiblemente tendrían que dar una explicación.

Compartir