El nuevo chance de ‘La Gata’

Imagen

El nombre de ‘La Gata’, condenada a 37 años de cárcel por homicidio, ha estado presente durante la última década en todas las elecciones en la tierra en la que levantó su imperio, y esta vez no es la excepción.

El nombre de ‘La Gata’, condenada a 37 años de cárcel por homicidio, ha estado presente durante la última década en todas las elecciones en la tierra en la que levantó su imperio, y esta vez no es la excepción.

En los últimos dos años, la empresaria del chance Enilce López fue condenada, se enfermó, perdió el chance en Sucre y Bolívar, buena parte de sus bienes fueron ocupados por la Fiscalía, su hijo Héctor se retiró del Senado y el otro, Jorge Luis, fue hallado culpable del crimen de un periodista; pero su grupo sigue poniendo votos en Magangué y sus herederos políticos siendo buscados por campañas.

El empresario Pedro Alí con una simpatizante. Ha sido criticado porque se ha tomado foto con tres candidatos a la Gobernación de Bolívar, aunque dice que apoyará a Dumek Turbay. 
Evidencia del apoyo a Pedro Alí de un líder considerado de la primera línea de La Gata.

Dos de los miembros más representativos en la segunda ciudad de Bolívar de ese combo, conocido como “los gatos”, son la representante a la Cámara de Cambio Radical Karen Cure y el exalcalde magangueleño Arcesio Pérez. Ambos respaldan al empresario Pedro Alí, quien recoge firmas para aspirar a la Alcaldía en las regionales de este octubre.

Alí es visto en un sector de la Magangué política como la carta del clan gato en esa contienda. No sólo por contar con esos dos pesos pesados de la línea directa de “la señora” (como llaman algunos a La Gata), sino por su vieja cercanía con esa casa.

Tres fuentes, una de ellas un miembro importante del grupo de los gatos, le dijeron a La Silla por separado que el aspirante fue uno de los mayores impulsores de la entrada a la política de Enilce López.

Era 2003 y entonces Pedro Alí ocupaba una silla de concejal por el Partido Liberal y lideraba, junto a su suegro el excongresista Farid Arana Delgadillo, quien fue condenado por peculado a fines de los 80, uno de los movimientos políticos más fuertes de Magangué. Desde allí fue promovida la candidatura de Jorge Luis Alfonso López, el hijo de La Gata, a la Alcaldía.

Con ese cargo comenzó el reinado de los López que, en Magangué, fue interrumpido abruptamente hace cuatro años cuando contra todos los pronósticos el independiente Marcelo Torres le ganó la Alcaldía a Giovanni Meza, la ficha de los gatos. El triunfo de Marcelo, avalado por el Partido Verde, sobre la hegemonía de La Gata fue uno de los hechos políticos más importantes de esas regionales en todo el país.

Hace un año en un editorial, el periódico local El Comunicador recordó que Farid Arana Delgadillo fue “el artífice para que los gatos se ganaran (por primera vez) la Alcaldía de Magangué”.

El comentario fue una crítica a propósito de la inauguración de un mega coliseo cubierto que construyó la Gobernación en la ciudad, el cual fue bautizado con el nombre de ese exrepresentante.

El exalcalde Alfredo Posada ya recibió el aval de la ASI. 
Ubaldo Enrique Meza, el candidato del grupo de Marcelo Torres.

Aunque reconoce que su grupo sí votó por Jorge Luis Alfonso en 2003, Alí le dijo a La Silla que no es cierto que él haya sido clave para lanzar al exmandatario, que en cualquier caso en una ocasión posterior apoyó a la familia Arana (rival de La Gata) y que su actual candidatura es independiente. Evidencia de que no es la carta de los gatos, asegura, es que hace cuatro años aspiró a la Alcaldía en contra de Giovanni Meza.

En esa ocasión, Marcelo Torres aseguró en medios que si bien Meza era apoyado por Enilce López, Pedro Alí tenía el respaldo de Jorge Luis Alfonso, el hijo de ésta.

La situación fue vista en su momento como un supuesto intento de gana-gana de los López al jugar dos cartas. Alí, sin embargo, lo negó categóricamente.

El empresario y economista de ascendencia siria tiene una próspera empresa que contrata con los operadores de gas y agua de Sucre, llamada Construmag. Dice que, lejos del tema Gata, su idea es darle a la Alcaldía de Magangué un toque de gerente, “como Álex Char (exalcalde de Barranquilla), que tomó las riendas y logró sacar a Barranquilla adelante”.

Voces desde su grupo contraatacan señalando que los “gatos” están en las campañas de las otras dos opciones fuertes en Magangué: la del exalcalde avalado por la ASI Alfredo Posada y la del exrector de la Universidad del Atlántico Ubaldo Enrique Meza (aspirante verde, del grupo del alcalde Marcelo Torres).

Alfredo Posada viene de ser asesor del despacho del ministro de Salud Alejandro Gaviria y antes ocupó cargos en el Ministerio de Hacienda, en la Auditoría General, en la Agencia Nacional de Minería y en la Supersalud, entre otros. En 1995 fue alcalde de Magangué por el Partido Liberal.

Un concejal que acompaña a Alí y pidió no ser citado nos contó que a Posada lo respalda su pariente Javier Posada, ex secretario de Educación del gobernador Juan Carlos Gossaín, a quien señalan de haber recibido ese puesto por ser cuota de La Gata.

El exfuncionario renunció a esa administración en medio de un escándalo por la revelación de la grabación de una conversación entre él y Giovanni Meza, en la que aparecen hablando de una repartija de contratos en esa Secretaría y de “la señora”.

El candidato Posada nos confirmó que el exsecretario sí lo acompaña debido a su relación familiar, pero que entre sus principales escuderos están los Arana: una de las familias de políticos tradicionales más importantes de Magangué, rivales históricos de La Gata. Del seno del clan Arana salió el exalcalde Anuar Arana, cuyo mandato en 2009 dejó sin piso el Consejo de Estado por encontrar que incurrió en una inhabilidad al haber contratado con el Estado antes de su elección. La llegada de los gatos al poder le quitó espacio a este clan.

Tanto Posada como su contradictor Pedro Alí tienen el mismo candidato a la Gobernación: el ex director de deportes de Bolívar Dumek Turbay, candidato liberal de la cuerda del Gobernador Gossaín.

El fantasma de Enilce López es mencionado, incluso, en la campaña del candidato del grupo de Marcelo Torres: Ubaldo Enrique Meza, quien aspira al aval verde. Eso porque en diciembre pasado su aspiración recibió el respaldo de varios concejales, entre ellos Mónica Marsiglia, quien tuvo cercanía a los gatos y apoyó a la Asamblea a la hermana de La Gata (la diputada Emilia López).

Meza, sin embargo, representa al gobierno que destronó a los López, aunque ese mandato ha recibido críticas -como lo contó La Silla el año pasado- por no haber sido capaz de sacar a todos los gatos de la Administración ni de quitarles el negocio del aseo.

El economista y docente ha sido el asesor número uno de Marcelo Torres en los temas de educación.

En su caso y en el de Posada, parecen pesar más las fuerzas anti gato que las relaciones con vinculados a la otrora mandamás de Magangué, con cuyo reino llegó a tener que ver casi todo el mundo en este pueblo de 200 mil habitantes y 42 corregimientos.

Precisamente ahí, en los corregimientos, es donde más se siente la campaña por ahora. Campaña en la que también juegan la liberal Luz Estela ‘la Chachi’ Sierra y el aspirante verde Nilo Guerra.

Seis de las ocho personas que consultamos para esta historia nos dijeron que ya se está empezando a mover la tradicional compra de líderes. “El grupo de Pedro Alí es el que más está repartiendo plata”, nos dijo una persona que le constó de primera mano porque tiene un pariente que es líder.

También puedes leer

Compartir
0