El plebiscito se le atravesó a San Pacho (y viceversa)

Imagen
sanpachoquibdo(0).jpg

Balsada Franciscana por el río Atráto. foto tomada de Semana.com

Por poco el plebiscito arruina las fiestas de San Pacho y se queda sin votos en el Chocó. 

En Quibdó tiraron voladores para festejar la firma de los acuerdos de paz con las Farc el día que anunciaron el cierre de la negociación. Pero cuando supieron que su refrendación será el 2 de octubre se aguó la fiesta porque se cruza con la celebración de San Pacho.  

La fiesta interrumpida

Las Fiestas de San Pacho en Quibdó -declaradas en 2012 como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad- nacieron en la capital chocoana desde 1648 cuando el monje franciscano Fray Matías Abad inauguró la  Catedral San Francisco de Asís.

 

Las fiestas en homenaje al santo patrono de los quibdoseños tradicionalmente inicia el 20 de septiembre con una misa inaugural y un gran desfile de comparsas y bandas musicales que interpretan la chirimia (ritmo musical del Chocó). Luego, durante los siguientes 12 días, cada uno de los barrios tradicionales desarrolla una programación de 24 horas que combina lo religioso y lo pagano.

Finalmente, el  3 de octubre, se realiza una balsada con la imagen del Santo por el río Atrato y el desfile de carrozas con los disfraces de los barrios y las mejores comparsas; el 4 hay una multitudinaria procesión por las calles de Quibdó y el 5 es el cierre con la recogida de banderas símbolo de cada uno de los barrios que hacen parte de las fiestas.

Como la votación del plebiscito fue programada para el 2 de octubre, cuando se supo la fecha, la emoción con la paz se diluyó porque amenazaba los mejores días de San Pacho y los días en los que más turistas hay en la ciudad.

“La reacción de la gente fue bastante fuerte porque culturalmente están acostumbrados a la dinámica de la fiesta al punto que en Quibdó esos días todo gira entorno a ello y desacomodar su tradición es bastante traumático”, dijo Nilton Córdoba Manyoma, representante a la Cámara por el Chocó.

Después de ires y venires, y de una semana de trabajo, la Fundación Fiestas Franciscanas encontró la solución:

“En principio el dilema era si adelantar o atrasar las fiestas, desde la junta del barrio La Yesquita, propusimos que nos uniéramos en un día dos barrios y podamos celebrar bajo la hermandad que nos caracteriza, es la oportunidad de ensayar si podemos recortar las fiestas hacia futuro”, dijo a La Silla Argenis Lozano, la presidenta de la junta del barrio La Yesquita.

Ramón Cuesta Valencia, Presidente de la fundación que organiza San Pacho, le dijo a la Silla que con esta acomodación, “permitimos que los días 1 y 2 donde cesamos nuestra actividad San Pachera, para que Quibdó viva otra fiesta, la de refrendar los acuerdo de paz logrados con las Farc; y el día 3 se retoma nuestra programación original”. 

El Chocó, donde siete de cada diez chocoanos han sido víctimas declaradas del conflicto armado, tiene un ambiente favorable por el Sí. Sin embargo, a las campañas les preocupa que San Pacho no bendiga el plebiscito y que, por el contrario, aumente la tradicional abstención electoral.  

 

Compartir
0