El primer traspiés de las carreteras 4G

Imagen
vargas-lleras(0).jpg

Por primera vez un proyecto de 4G se queda sin interesados

Esta mañana la ANI hizo la audiencia para recibir las ofertas de los interesados en construir la doble calzada entre Pamplona y Cúcuta. Y por primera vez desde que empezó el programa de licitaciones de cuarta generación (conocido como 4G), nadie hizo una oferta, lo que abre un interrogante sobre la principal apuesta de inversión e infraestructura del Gobierno.

 

Esa carretera, que es fundamental para mejorar la conexión entre Cúcuta y la frontera con Venezuela y el resto del país, era el complemento de la doble calzada entre Bucaramanga y Pamplona que se ganaron los Solarte a través de la empresa CSS hace 10 días.

Según dos fuentes del sector, el proyecto no era financieramente viable, y por eso ninguna de las constructoras que han estado detrás de esos proyectos se presentó. Según una de ellas, las vigencias futuras que se comprometía a poner el Estado se quedaron cortas por unos 300 mil millones de pesos.

Por el lado de la ANI, la idea es revisar el proyecto para sacarlo adelante.Pero todo indica que definitivamente ya se acabó la plata para hacer carreteras de 4G, tanto porque el sector financiero colombiano ya tiene poco margen para seguir prestando, como porque la capacidad del Estado para poner vigencias futuras (es decir, plata que saldrá del presupuesto futuro) como la de prestar (comprando bonos de los constructores o a través de la Financiera para el Desarrollo Nacional) está al límite.

Ahora la pregunta es si el problema es puntual, solo de esta carretera, o si con esa falta de dinero los 20 proyectos que ya se licitaron van a ejecutarse sin líos, algo fundamental para la economía del país y para el futuro político de todo el Gobierno y especialmente del vicepresidente Germán Vargas, que está encargado de ellas.

Compartir