¿El ratón cuidando el queso? Aliado de Kiko Gómez, a cargo de la campaña anticontrabando

Imagen
kikoo_0(1).jpg

Precisamente en el año en que el programa anticontrabando de la Federación de Departamentos llega a La Guajira, el presidente de ese gremio llegó al cargo gracias al lobby de Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez Cerchar, el gobernador de La Guajira señalado de tener nexos con contrabandistas.

Precisamente en el año en que el programa anticontrabando de la Federación de Departamentos llega a La Guajira, el presidente de ese gremio llegó al cargo gracias al lobby de Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez Cerchar, el gobernador de La Guajira señalado de tener nexos con contrabandistas.

La historia es la siguiente. El año pasado en la Federación de Departamentos, que agrupa a todos los gobernadores del país, se había decidido que este año el presidente sería el gobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, como representante del bloque de los gobernadores del Caribe, a quien le tocaba el turno en la presidencia. Pero después, en una reunión de los gobernadores de esa región, hubo un cambio de última hora.

Gracias a un lobby intenso de ‘Kiko’ Gómez terminó siendo elegido el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, quien es aliado y pariente de Gómez vía la familia Gnecco Cerchar. Además, Gómez es del sur de La Guajira, una zona con intensos vínculos con el Cesar.

La Federación es un gremio con poca incidencia, salvo su proyecto bandera contra el contrabando. Después de que ganaron la demanda contra la Philip Morris por el contrabando de cigarrillos, que terminó en una millonaria conciliación, la multinacional aceptó pagar 200 millones de dólares a los departamentos. La plata está destinada a comprar una sede para la Federación y a un proyecto contra el contrabando, para el que contrataron al ex director del DAS Felipe Muñoz y a la ex fiscal general Viviane Morales, entre otros, para diseñarlo.

El proyecto se ha enfocado en crear políticas anticontrabando en los departamentos a través de la creación de oficinas dedicadas a esa lucha, que, especialmente tabaco y alcohol, es un desangre para las finanzas de las gobernaciones. El año pasado empezaron con varios departamentos, algunos de ellos con buenos resultados. De hecho el Cesar, con Monsalvo a la cabeza, ha sido uno de los más efectivos.

Este año la prioridad es entrar a La Guajira, quizás el departamento donde hay más contrabando abierto y donde hasta ahora la Federación no ha hecho nada.

La pregunta que se están haciendo algunos es qué van a hacer si tienen que lidiar con ‘Kiko’ Gómez, el padrino de Monsalvo en la entidad, y cuyos supuestos vínculos con el contrabando son dados por hecho incluso por la Dian, según reveló Semana.

Compartir