El reto de los verdes

Imagen


El reto de los verdes


El día de la consulta Verde no se sabía quién estaba más feliz. Si Antanas Mockus, que ganó, o Luis Eduardo Garzón y Enrique Peñalosa, quienes reconocieron el triunfo de Mockus y de su nuevo Partido.
Fotos: WiKi Ciudadana

Gilma Jiménez, con su referendo contra los violadores, logró estar entre las cinco votaciones más grandes del Congreso. Fotos: Laura Rico
John Sudarsky (arriba) y Jorge Londoño lograron el segundo y cuarto renglón de la lista al Senado. El intelectual y el político.
Todos los que se deprimen con que el PIN haya sacado tantas curules, se consuelan con el triunfo de los verdes.

Es considerado una proeza por casi todos los analistas que el Partido Verde, creado por los ex alcaldes Antanas Mockus, Enrique Peñalosa, Luis Eduardo Garzón y los antiguos fundadores del partido Opción Centro, haya sacado cinco curules al Senado y dos -o quizás tres- cámaras en Bogotá y una en Boyacá. Y encima de eso, que la consulta del nuevo partido vaya a lograr un millón y medio de votos (cuando la Registraduría termine de contarlos).

¿Cuál fue la fórmula del éxito?


Los del Partido Verde consideran que fue una suma de varias cosas.

Por un lado, el haberse juntado con el antiguo Partido Opción Centro, que aportó una pequeña maquinaria del ex gobernador de Boyacá Jorge Londoño y una infraestructura política.

Londoño, que era el segundo renglón al Senado, había obtenido en el 2003, 117.909 votos para la gobernación boyacense por el movimiento Nuevo Liberalismo, 40 mil más de los que sacó esta vez para el Senado. Londoño fue premiado como Segundo Mejor Gobernador por la ONG Colombia Líder, y en general, su mandato es recordado de manera positiva en su departamento.

En Bogotá, Opción Centro también tenía una pequeña estructura, pero nada comparable a la popularidad de los alcaldes y de personas como Gilma Jiménez y Alfonso Prada, que como concejales lograron armar en la capital.

Opción Centro obtuvo en las pasadas elecciones a la Cámara por Bogotá 3.595 votos, lo que no le permitió pasar el umbral pero si quedarse con la curul para minorías políticas. Y para el Concejo de Bogotá obtuvo 6.673 votos. Pero esos votos, se multiplicaron por diez en esta consulta.

Los votos de Gilma Jiménez, que fue una de las candidatas 'revelación' de esta contienda también superaron con creces lo que ella había obtenido en su última carrera al Concejo de Bogotá, cuando ganó 15.765 votos, mientras que en esta ocasión sacó 188.416, casi el doble de los que le apostaba el partido. Su intensa campaña a favor del referendo para establecer la cadena perpetua a los violadores de niños, sin duda, contribuyó a elevar su reconocimiento personal y a convocar a una cantidad de personas que vieron en ella una causa con la cual identificarse.

Felix Valera logró ser el tercero más votado en la lista al Senado de los Verdes, siendo esta la primera vez que se lanzaba a un cargo público. Valera necesitó del apoyo de varios ex alcaldes y concejales en el Cesar para conseguir en ese departamento 25,230 votos de los 32,879 que obtuvo en total. El gobernador Christian Moreno, también había sido elegido por Opción Centro, y eso sin duda le ayudó.  Entre sus apoyos, están el ex candidato a la alcaldía de Valledupar por Cambio Radical, Eloy “Chichi” Quintero, los ex alcaldes José Meneses y Alexander Toro, así como concejales de Valledupar, La Gloria, San Martín, Rio de Oro, San Alberto y la Paz.

La gran sorpresa para todos en el partido fue la votación del empresario John Sudarsky, dueño de la empresa de colchones Spring, y uno de los grandes expertos en el tema de capital social. Amigo personal de Antanas desde hace años, le venía colaborando con su movimiento de Visionarios, pero es la primera vez que incursiona en política. Lo hizo con un solo tema: lograr un sistema electoral confiable. Y su votación representa la apuesta de un sector intelectual y progresista bogotano.

El quinto candidato verde más votado al Senado, Wilfrido Uzuriaga, entró con menos de 15 mil votos. Aunque fue arrastrado por Gilma, Wilfrido fue alcalde de Yondó, Antioquia, donde ganó la Alcaldía con 2.149 votos. Es un afrocolombiano, elegido Mejor Alcalde en 2006, por su propuesta de banco de los pobres. Él es nuevo en el Partido y cuando entró varios en la campaña jamás habían oído hablar de él.


El orígen de los votos


Aunque no es fácil saber de dónde salieron tantos votos en la consulta verde, dado que tuvo tres veces más votos que los cinco senadores electos, lo que ganó fue el arrastre y el mensaje que lograron dar los ex alcaldes.

El mensaje de representar una nueva alternativa política, basada en la discusión de ideas, en construir sobre lo construido, y no en la lucha mezquina por imponerse sobre el otro, caló en un sector de la población. Varios testigos de votación y jurados consultados por La Silla Vacía dicen que los que más pedían el tarjetón verde eran jóvenes que votaban por primera vez. Y de hecho, en el Partido Verde, consideran que su votación salió en gran parte del segmento 18-25 años.

Y aunque a la mayoría de analistas les sorprendió la fuerza de los verdes, a personas que venían mirando las encuestas con detenimiento, no tanto. Héctor Riveros, quién les está ayudando con la estrategia política, dice que las encuestas mostraban que los tres ex alcaldes juntos sumaban una intención de voto cercana al 10 por ciento, y que lo que habría que explicarse es el 4 por ciento restante que se reflejó en las urnas.

"Creo que un porcentaje de indecisos se decidieron dada la dinámica creada por la campaña y el prestigio de los tres ex alcaldes", explica Riveros.

El reto ahora es cómo consolidar ese caudal electoral y multiplicarlo. No será fácil. Sergio Fajardo competirá con ellos por los votos de los jóvenes y de personas que se consideran independientes y que quieren una nueva alternativa. Dado el mal desempeño de la Selección Colombia en las elecciones legislativas, donde Compromiso Ciudadano no logró ni una curul, los verdes tienen una ventana de oportunidad de aprovechar la sensación de derrota que opaca en este momento la campaña de Fajardo. Pero que no durará mucho, dado el intenso trabajo de construcción de redes y la cantidad de voluntarios jóvenes que ha logrado inspirar el candidato paisa.

Y aún si Mockus logra ganarle a Fajardo en la próxima encuesta y posicionarse como el candidato independiente, tiene que ganar por lo menos 20 puntos más en las encuestas para llegar a la primera vuelta y seguramente solo lo logrará si consigue establecer alianzas con los liberales y con el Polo antes de volver a las urnas. El paso inmediato es la designación de la fórmula vicepresidencial, que anunciarán posiblemente al final de la semana.
Compartir
0