El universo de puestos del Contralor (a cercanos suyos y de políticos)

Html
contralor_0.jpg

Marcela Becerra, La Silla Vacía

Seguimos tras el rastro de los altos nombramientos que ha hecho Felipe Córdoba y confirmamos que ha llenado el control fiscal de funcionarios ligados a políticos o partidos que lo eligieron.

Cuando comenzaban a extremarse las medidas en Colombia frente a la pandemia del coronavirus, el pasado 16 de marzo y bajo el argumento de que para evitar que le roben la plata al Estado la Contraloría necesita más funcionarios, el presidente Iván Duque firmó un decreto en el que autoriza al contralor general Carlos Felipe ‘Pipe’ Córdoba seguir ampliando su ya vulominosa planta de personal  de más de 4 mil cargos con 709 cargos nuevos, un asunto acorde a la reforma constitucional que el Congreso le aprobó al Contralor el año pasado y que lo convierte en un superpoderoso por las facultades que le entregan. 

En La Silla Vacía seguimos tras el rastro de los altos nombramientos de Córdoba, con esta nueva investigación que se suma a dos anteriores y ratifica que el Contralor, que llegó al puesto en septiembre de 2018 sin ningún vestido político en particular, ha llenado el control fiscal de funcionarios que tienen vasos comunicantes con políticos o partidos que lo ayudaron a elegir.

Córdoba sacó uno de los mejores puntajes de la prueba que hizo la Universidad Industrial de Santander, que era uno de los requisitos para quedar entre los 10 primeros sobre los que luego el Congreso en pleno (Cámara y Senado juntos) votó de forma secreta para elegir contralor.

Con el apoyo de las bancadas del Partido Liberal, de La U, de Cambio Radical de los conservadores, de los partidos cristianos, la gran mayoría de congresistas del uribismo y unos pocos de la oposición, logró 205 de los 251 votos que hubo en la elección.

Eso sucedió luego de un lobby que arrancó desde que era vicecontralor de Sandra Morelli, como nos lo dijo un congresista en los días de esa elección, y de que a pesar de tener apenas 40 años ha pasado por varios cargos públicos y campañas políticas desde 2002.

 

También encontramos que ha llevado a los niveles altos de la Contraloría a amigos suyos y a algunas personas que han trabajado o tienen algo que ver con su esposa Marcela Yepes, la superpoderosa directora ejecutiva de la Fiscalía, que tiene a su cargo 20 mil funcionarios de la Fiscalía; profesionales que en todo caso coinciden en tener trayectoria y estudios. 

Para armar su universo de puestos completo (aunque, por supuesto, podría hacer otras designaciones más adelante) y con información que obtuvimos vía derecho de petición, revisamos los 3024 nombramientos que hizo desde que llegó al cargo hasta fines de enero de este año, e indagamos puntualmente por los 261 del nivel directivo o asesorías a su despacho.

Funcionarios que tienen sueldos entre 9 y 12 millones de pesos mensuales, muchos de ellos con vínculos políticos y que tienen a cargo la vigilancia de los recursos que se están destinando para mitigar los efectos de la pandemia. 

Incluimos a nombrados por él, para establecer sus relaciones así ya no estén, y también a altos funcionarios que venían de antes de que Córdoba llegara y fueron ratificados por él.

Consultamos al Contralor y, en un sentido parecido a lo que nos había dicho para otro historia, respondió que a lo largo de su carrera ha conocido a mucha gente y que por eso los ha llevado a trabajar con él, y sobre la cercanía de algunos con políticos afirmó: “Me queda difícil saber si conocen o no a un congresista”. 

Estas son nuestras conclusiones. Al final puede revisar la base de datos completa con todos los perfiles:

1

Más de un centenar de amigos de políticos...

Desde que Córdoba llegó a su cargo, nombró o ratificó en altos cargos a 105 personas que tienen algún tipo de vínculo con congresistas que votaron por él o con políticos relacionados con los partidos que lo eligieron (el total revisado fue 261, entre directivos y asesores de su despacho).

 
2

...O amigos de partidos directamente

En total hay 116 altos funcionarios de Córdoba que tienen relaciones políticas. Hacemos la diferenciación porque, en algunos casos, se trata de gente que más que cercanía con un político, tienen vinculación directa a alguno de los partidos que eligieron y que se ven representados así:

 
3

Sus amigos también han obtenido espacios...

De los 261 nombramientos o ratificaciones en los que nos concentramos, encontramos 37 funcionarios relacionados con Córdoba o por amistad o porque estudiaron o trabajaron con él en alguno de los cargos que tuvo antes, un asunto que, en todo caso, no suena extraño pues es normal que un funcionario se rodee de gente que conoce.

En concreto hay:

 
4

...Y los de Marcela Yepes, su poderosa esposa

Encontramos que tres altos funcionarios de Córdoba trabajaron al tiempo en la Fiscalía con la superpoderosa directora ejecutiva del ente acusador, Marcela Yepes, quien es esposa del Contralor.

Se trata de:

  • Diego Esteban Ortiz, quien trabajó en la Fiscalía de 2015 a 2017 como subdirector nacional de gestión documental y hoy es director de Control Interno en la Contraloría.

  • Carlos Enrique Polanía Falla, quien era el subdirector de tecnologías de la información en la Fiscalía y hoy es director de la oficina de sistemas de la Contraloría. 

  • Y Julián Mauricio Ruiz, quien era Fiscal Delegado ante jueces penales y hoy es en la Contraloría director de la oficina jurídica.

También, encontramos otros tres nombramientos a profesionales con trayectoria y experiencia que coinciden en tener la condición de ser esposas de dos exfiscales generales y del actual Fiscal General, quienes son exjefes y el jefe actual de la esposa del Contralor y además la han apoyado a ella laboralmente, como lo contamos.  

Esas altas funcionarias son: Tania Hernández, esposa del exfiscal Luis Eduardo Montealegre; Claudia Ximena Motta, la esposa del exfiscal encargado Fabio Espitia; y Walfa Téllez, esposa del hoy Fiscal, Francisco Barbosa, a quien Córdoba conoce de hace años. 

Aunque Téllez conoce hace años al Contralor y es una académica del Externado experta en desarrollo territorial, no es secundario que, como contamos, Córdoba haya apoyado a Barbosa para que llegara a la Contraloria. Y tampoco que Fabio Espitia haya sido quien dejó a Yepes nombrada en la dirección adminsitrativa, cargo que tenía cuando era Fiscal Luis Eduardo Montealegre pero que había perdido con la llegada de Nestor Humberto Martínez.  

Dos fuentes, una que conoce hace años de cerca a la pareja y otra que trabajó con Córdoba, nos aseguraron que esto se debe a que Yepes le sugirió nombres al Contralor. 

Sobre esos funcionarios, Córdoba le dijo a La Silla Vacía que los conoció a través de su esposa, los considera excelentes profesionales y por eso los llevó a la Contraloría.

 
5

La mayoría tiene un nivel alto de estudios 

Una de las características que prácticamente todos los funcionarios de la Contraloría que revisamos comparten es que tienen o alguna especialización o maestría. No necesariamente en control fiscal, pero, justamente, la narrativa del Contralor ha sido que el ente fiscal tiene que contar también con especialistas en otras áreas del conocimiento, que puedan ayudar a detectar los puntos por donde se puede perder la plata.

 

Aquí la base de datos que armamos: 

Compartir
0