“¿En campaña no puedo opinar?”: Duque sobre sus críticas a propuestas de Petro

“¿En campaña no puedo opinar?”: Duque sobre sus críticas a propuestas de Petro
Duque-portada1.jpg

Foto: Juan Carlos Hernández, La Silla Vacía.

Iván Duque, de 45 años, está a menos de cuatro meses de dejar la Casa de Nariño. En esta entrevista con La Silla Vacía, Duque habla de política, de su rol durante esta campaña, de los resultados de las elecciones legislativas y del operativo militar de Putumayo.

El exsenador del Centro Democrático defiende su activa participación en la campaña electoral, en la que ha criticado constantemente las propuestas del candidato de oposición, Gustavo Petro. Duque se mantiene firme en su versión de que las 11 personas que murieron en Putumayo eran miembros de un grupo armado, y dice que no aspira a tener un cargo directivo en su partido cuando sea expresidente. 

¿Sus críticas a las propuesta de Petro son participación en política?

Durante esta campaña usted ha advertido sobre los peligros de las las tres pes, a partir de un libro de Moisés Naím que habla del populismo, la polarización y la posverdad. Pero es bastante evidente que está hablando de Gustavo Petro.

Pues puede ser que usted ya le encontró afinidad. 

Es evidente porque en el mismo contexto usted critica las propuestas del candidato. Petro habla de reforma pensional y usted habla de reforma pensional, Petro habla de reforma al Esmad y usted contesta sobre la reforma al Esmad. Petro habla del Icetex, usted contesta al Icetex. ¿Eso no es una participación abierta en política?

Creo que es legítimo, según el artículo 20 de nuestra Constitución sobre la libertad de expresión, que yo hable de las tres amenazas a la democracia que Naim plantea en tres P. Eso nadie me lo puede limitar. Adicionalmente, quien quiera encontrar semejanzas o discrepancias con lo que dice Naím, pues bienvenido sea el debate.

Ahora, como Presidente de la República, yo no participo en nada que tenga que ver con un proceso electoral en favor de ningún candidato. Pero cuando se presentan propuestas, del que sea, y me preguntan periodistas acuciosos, pues explicó qué opino sin referirme al candidato, pero sí a la propuesta.

La propuesta de acabar con el Esmad, eso no es una propuesta de hoy. Hay muchas personas que han intentado hacerla y mi respuesta ha sido igual. Siempre cuando las personas han hablado de nacionalizar los fondos de pensión lo vengo haciendo desde hace más de 20 años, cuando he tenido que lidiar con esas propuestas.

Pero estamos en plena campaña. 

¿En campaña no puedo opinar? Los debates de política pública son debates que atañen a toda la sociedad.

Usted está atacando a un candidato que va ir a las elecciones.

Yo no estoy atacando a ningún candidato, estoy dando mi opinión personal, amparada en la Constitución. Si mañana me preguntan ¿usted está de acuerdo que Colombia deje de explorarse petróleo? Voy a decir que no estoy de acuerdo porque me parece además absurdo y lesivo para nuestro país. 

Pero eso es una distinción ficticia.

No lo es. Eso es encasillar cosas que yo no he dicho en mis opiniones. Yo no me he referido a ningún candidato, pero cuando hay propuestas que considero lesivas, siempre opinaré.

¿No está borrando una tradición que habían tenido sus antecesores, que, más o menos, se habían cuidado de dar opiniones que se pudieran interpretar como apoyo a algún candidato?

O sea, ¿es la primera vez que un presidente opina sobre propuestas? Yo creo que es bueno rebobinar la cinta de lo que ha pasado históricamente. Yo hice muchas propuestas en campaña que de pronto no le gustaban a los ministros del Gobierno anterior y, sin mencionar mi candidatura, decían que no estaban de acuerdo cuando se les preguntaba. Yo no le veo nada de malo a eso, porque esa es la democracia, el debate de las ideas.

Pero aquí no podemos empezar a jugar con que es que ahora hay que limitar la expresión.

Para eso están los contrincantes del candidato. Usted no le tiene que ayudar a Federico Gutiérrez. 

Es que yo no le estoy ayudando a Federico, y si están diciendo eso, están partiendo de una premisa falsa. Eso no es verdad. 

Le pregunto entonces sobre el perdón social de Petro, una propuesta que habla de reconciliar a algunas personas que están condenadas por corrupción o narcotráfico, algo similar a la amnistía general que propuso el expresidente Uribe. 

Me alegra que usted me haga la pregunta bajo ese paraguas, porque inclusive cuando se habló de amnistías generalizadas, yo me pronuncié e inmediatamente dije que yo estaba en desacuerdo.

Parto de la base de que cuando hay personas que están condenadas por delitos que, entre otras cosas, nosotros hemos endurecido su sanción y acabamos con la casa por cárcel, pues nada que tenga que ver con perdones para esos delitos estoy de acuerdo. Y lo he hecho frente a propuestas que puedan venir de aquí, de allá o de cualquier otro.

En el contexto en el que al Pacto Histórico se le pierden 500.000 votos y que al mismo tiempo hay un presidente vocal en contra de las propuestas del candidato ¿Usted no siente que eso puede contribuir a la desconfianza?

Están mezclando dos cosas y me parece que esa mezcla no es procedente. Una cosa es lo que tiene que ver con un certamen electoral donde hay un control de la autoridad electoral, que son ellos los que tienen que responder por esas cosas que no debieron ocurrir y que a todas luces representan unos errores graves.

Nosotros citamos la Comisión de Garantías Electorales para que al país el señor registrador y el Consejo Nacional Electoral respondan. Con la información que se conoce hoy, y después de haberse surtido el proceso de escrutinio, quedó en evidencia que hubo unas fallas en el sistema de transmisión frente a un porcentaje de votos de un millón de votos, que no es una cifra menor.

En esos principios se pronunciaron los partidos, también nos hemos pronunciado nosotros. Pero lo hemos hecho siempre con estricto apego y respeto a la institucionalidad. Por eso hablar de fraude nunca fue una forma procedente.

Y con respecto a si yo opino sobre un libro en el que se describen las tres amenazas a la democracia contemporánea nunca estaré vinculando el nombre de ningún candidato.

¿Apoya la idea de nombrar un registrador Ad Hoc que está impulsando el Centro Democrático?

En este momento el Ministerio Público está haciendo una tarea. Se han hecho debates de control político con unos interrogantes que deben ser contestados. Adicionalmente, hemos citado una segunda reunión de la Comisión de Garantías Electorales para que lo que pasó el 13 de marzo no vuelva a ocurrir. Esperamos que esto se dé en el marco institucional. El registrador y el Consejo Nacional Electoral tienen que acabar de contestar todos los interrogantes que al respecto hizo el Ministerio Público. Y eso tiene que hacerse de manera casi inmediata.

¿Murieron civiles en el operativo militar en Putumayo?

Sobre el operativo en Putumayo, donde la comunidad de la vereda Alto Remanso dice que murieron civiles en un operativo del Ejército, usted anunció en sus redes sociales la “neutralización de 11 integrantes de las disidencias de las Farc y la captura de cuatro criminales más en Puerto Leguizamo”. ¿Quiere corregir algo de esa información inicial? 

En redes sociales estamos periódicamente reportando la información que nos llega a nosotros de la capacidad operacional de la Fuerza Pública en el territorio. La información que se transmitió es la información que tenía, no solamente con los fundamentos de inteligencia, sino que tenía todo el análisis previo y acompañamiento por parte de la Fiscalía.

Obviamente aquí se ha suscitado una controversia porque algunas personas han aludido que cayeron personas que no eran integrantes de la estructura. Lo que yo he dicho, para garantizar la total imparcialidad de la forma en la que se ha procesado la información, es que sea la Fiscalía la que tenga la última palabra. ¿Por qué? Porque hay una certeza grande de la estructura que estaba allí en la condición operacional. 

El operativo fue iniciado por el Ejército.

Primero con precisión, siguiendo todos los protocolos de derechos humanos. La información que la Fuerza Pública ha compartido es que algunos miembros de ese grupo armado reaccionaron. Hubo disparos indiscriminados por parte de ellos. Por eso tiene que darse un cotejo forense, un cotejo de balística. 

Pero la Fiscalía ya adelantó, por ejemplo, que nunca hubo capturas. 

Yo no he difundido ninguna información que no haya sido corroborada. En el caso de lo que se denominó capturas: ahí hay que tener en cuenta que la Fuerza Pública capturó algunas personas y en el punto que tiene que ver con el protocolo, que es la entrega de esas personas a la Fiscalía, hubo alguna parte procedimental que no se adelantó, razón por la cual la Fiscalía dijo que no son técnicamente capturas.

En el operativo se supone que iban detrás de alias Bruno, de la disidencia de los Comandos de Frontera. ¿Dónde está? 

Yo creo que es importante que tengamos en cuenta que en esos operativos siempre se va o frente a cabecillas o integrantes de los frentes. Esta no es la primera vez que ocurre eso. Puede ser que en las horas adicionales algunos de ellos hayan salido o no estén o aparezcan otros nuevos. 

Esto va ahora a una moción de censura contra su ministro de Defensa, otra vez. ¿El Gobierno está tranquilo entrando a este debate político? 

El ministro Molano siempre le ha dado la cara al país, como se la han dado todos los comandantes de la Fuerza Pública. Entonces, frente a esto, no hay nada que ocultar. Iremos una vez más a mostrar cómo nuestra Fuerza Pública actúa con profesionalismo y actúa con el compromiso de proteger la vida, honra bienes, derechos y libertades de los ciudadanos. 

¿Cómo cambió la forma de hacer política en esta presidencia?

Usted llegó a la presidencia buscando cambiar la forma de hacer política. Al final de su mandato termina usted con una coalición parecida a la que tuvo el ex presidente Juan Manuel Santos, ¿qué cree que cambió usted en esa relación con el Congreso?

Si usted se da cuenta, mi Gobierno empieza conformando una coalición. El Partido Conservador, el Centro Democrático, el Partido Mira, Colombia Justa y Libres. Esos partidos respondían al principio que nosotros queríamos la solvencia técnica y el que hemos desarrollado a lo largo de nuestro gobierno, la solvencia técnica y conocimiento de los temas más allá de la filiación.

Entre otras cosas, hubo muy buen número de personas del gobierno que eran independientes y también miembros del gabinete que habían votado por el No y otros por el Sí, porque nosotros queríamos dar ese mensaje.

Pero yo valoro que hemos logrado tener una muy buena capacidad de concertar sobre políticas públicas en las que todos los partidos están sumando. De hecho, le cuento una cosa interesante, que poco se ha hablado sobre esto. La Ley de Acción Climática, que fue aprobada en diciembre, fue aprobada por unanimidad en Senado y en Cámara.

La Silla Vacía hizo una investigación y encontró que había un direccionamiento político sobre donde se construían centros de Sacúdete en su Gobierno. Que eran, como lo fueron en el Gobierno Santos, una forma de dar mermelada. 

En eso, primero, yo creo que se está partiendo de una premisa falsa y es la premisa de que usted cree que los centros Sacudete se asignan en función del partido político de los alcaldes. Vayan a las comunidades y pregunten si los niños que están patinando son conservadores o liberales, o verdes o del Pacto o de donde sea..

El 70 por ciento de los Sacúdete que tuvieron intermediación de congresistas, fueron a congresistas conservadores o del Centro Democrático.

¿Cuántos alcaldes del Centro Democrático hay en el país? 196 y nosotros llevamos en este momento por una adjudicación de más de 600 centros Sacúdete.

Mire, los Centros de Integración Ciudadana fueron muy buenos y se han mejorado cuando se incorporaron a la estrategia Sacúdete, porque es una estrategia que tenía tres elementos para inspirar a los jóvenes y transformarlos. Esa metodología ha sido validada por la Ocde, que hace ocho días sacó un reporte donde válida la estrategia Sacúdete para ser referente en el mundo. 

¿Qué cambió usted en la política? 

Yo creo que se hicieron muchos intentos y muchas cosas se lograron. Me sentí siempre muy contento de haber cumplido varias promesas. Una, tener por primera vez la mujer vicepresidenta en nuestra historia. Segundo, tener un gabinete paritario. Tercero, ver lo que hace poquito mostraba el departamento administrativo de la Función Pública, hoy, cerca del 46 por ciento de todos los grandes cargos directivos de la Administración Nacional están encabezados por mujeres. Trajimos una nueva generación a múltiples a múltiples carteras.

Y algo que me parece también muy importante, es tener sobre todo la capacidad de concertar. Este ha sido un gobierno que ha buscado la concertación en el Congreso en múltiples temas, con independientes y también con otros partidos. Y yo creo que uno de los momentos más sublimes es haber logrado una ley de Acción Climática. 

En ese esfuerzo de concertación nunca se reunió con la oposición ¿Por qué esa distancia? 

Yo fui senador de oposición, sí, pero fui senador de proposición. Nunca llevé ningún ataque al plano personal y siempre llevé propuestas en el Congreso.

Si usted se da cuenta en estos años aquí se han apoyado iniciativas de ley de partidos de oposición cuando permiten que haya una construcción colectiva. Le voy a decir: el Estatuto de Ciudades Capitales, el nuevo Estatuto Municipal, la Ley de Regiones. Lo que hicimos con la Ley de Vivienda, lo que se hizo la Ley de Delitos Ambientales, innumerables normas donde logramos la concertación y el apoyo. No en todos los artículos, en una muy buena parte. 

Pero fue tan poca la concertación que logró que a usted le tocó lidiar con las protestas sociales más grandes de este siglo. Unas protestas que desbordaron la capacidad de interlocución política que se daba en el Congreso y saltaron a la calle. 

Lo que pasa es que a veces la memoria nuestra es corta. Hace tan solo 6 o 7 años también había paros agrarios y paros de camioneros y veíamos muchísimas manifestaciones de esa naturaleza. Esos fenómenos son propios también de nuestra nación, tristemente. 

Pero usted mismo ha dicho que ese fue el momento más duro de su presidencia. 

El momento no más duro, el más exigente por una cosa, porque es que una cosa es la protesta pacífica y otra cosa fueron los bloqueos que tenían la intencionalidad de destruir el aparato económico de la nación y buscar una provocación sangrienta hacia una reacción de la Fuerza Pública. Y todo eso. En esa complejidad se logró sortear.

Y logramos, además, después de un momento que fue difícil y donde no lo hicimos bien al comunicar la primera reforma fiscal, logramos concertar la otra reforma fiscal. La que más recursos le ha traído a la Nación y que hoy ha permitido también ampliar la red de protección social al punto más alto en nuestra historia. 

¿Cómo interpretar los resultados de las elecciones legislativas que castigaron a su partido tan duramente? ¿Fueron un referendo de su Gobierno?

Siempre hay formas de leer esos resultados. Por un lado, miremos el resultado integral: Partido Conservador, el Centro Democrático, La U, Mira, y Colombia Justa y Libre, que han sido partidos de gobierno, mantuvieron también unas mayorías que son claras en el Congreso.

Obviamente, cuando usted me pregunta por el Centro Democrático, pues hay que tener en cuenta que durante dos elecciones tuvo una figura muy importante en la política colombiana, como fue la de Álvaro Uribe. Había que asumir que el no tener esa figura en la lista iba a traer unas repercusiones.

Obviamente yo quisiera que a mi partido le hubiera ido mejor, pero me parece que es también una nueva forma de adaptación. Y ahora el partido que tiene vocación en el tiempo y vocación de seguir contribuyendo, pues tendrá también que reinventar mucho de su vida. 

Y pronto el Centro Democrático va a tener dos expresidentes de la República activos en política.

Yo salgo el 7 de agosto a las 3 de la tarde de la Presidencia y recuperaré el tiempo familiar. Estaré también pensando en la constitución de una fundación orientada a los temas de acción climática, formación de liderazgo y seguiremos aportando al país con opiniones.

Tengo por el partido solamente cariño, lealtad y aprecio. No estoy buscando responsabilidades en el partido. Lo que sí espero es siempre seguir aportando con mis ideas, no solamente para el país, sino también en lo que puedan contribuir para fortalecer esa institucionalidad política. 

Publicaciones

Compartir