En Nariño los congresistas de la coalición de “Fico” quieren con Petro

En Nariño los congresistas de la coalición de “Fico” quieren con Petro
2portada-nico-05052022.jpg

Felipe Andrés Muñoz (representante Conservador), Gilberto Betancourt (representante Cambio Radical cuyo partido no ha definido su voto presidencial), Berner Zambrano (senador de La U), Guillermo García Realpe (senador Liberal) y Gustavo Estupiñán (representante Liberal)

De los 10 congresistas de la bancada nariñense, ocho hacen parte de partidos tradicionales como La U, el Conservador, el Liberal que ya han cantado su voto por Federico Gutiérrez. A pesar de ese apoyo colectivo a nivel nacional, en el departamento de Nariño la movida es distinta y al menos cinco de los congresistas tradicionales están apoyando o buscando cómo irse con la campaña de Gustavo Petro. 

Se trata de los senadores Berner Zambrano (La U), Guillermo García Realpe (Liberal) y los representantes Felipe Andrés Muñoz (Conservador), Gustavo Estupiñán (Liberal) y Gilberto Betancourt (Cambio Radical). El apoyo, que en algunos casos no se canta públicamente para evitar sanciones por doble militancia, se concretó en una reunión en Bogotá, donde el grupo de políticos, unidos alrededor de su apoyo al actual gobernador, Jhon Rojas, que es cercano al centro y a políticos tradicionales.

El apoyo se da en un departamento que, aunque tiende a votar por los tradicionales en las legislativas, vota por alternativos en las elecciones presidenciales y de Gobernación. Hace cuatro años, Gustavo Petro ganó en primera vuelta por más de 100 mil votos frente a Iván Duque y en segunda vuelta casi que dobló el resultado del hoy presidente con más de 366 mil votos.

La región antes que la nación

El gobernador Rojas une a parte de esos congresistas que hoy están con Petro. Zambrano de La U, Muñoz del Conservador y Betancourt de Cambio Radical hacen parte del grupo político variopinto que en 2019 apoyó al mandatario. Aunque en 2019 el ahora gobernador se enfrentó en las urnas con Luis Eladio Pérez, el candidato de Petro por la Colombia Humana, ahora se inclina hacia la izquierda que predomina en su departamento.

“Varios queremos preservar y mantener el grupo para que así como pusimos gobernador, podamos poner gobierno nacional y mantenernos unidos en las próximas elecciones regionales”, nos dijo Euler Martínez, exsecretario de Planeación de la gobernación de Jhon Rojas en Nariño y parte de ese grupo político del que sólo se apartó la representante Teresa Enríquez Rosero (La U) que hoy está con Federico Gutiérrez.

Las reuniones del grupo variado de políticos tradicionales que se formó en 2019 empezaron una semana después de las legislativas. Según cuenta Martínez fueron tres semanas de reuniones entre representantes de partidos o movimientos a las que asistieron entre 10 y 15 personas. En éstas discutieron los planes de gobierno de los candidatos, expusieron sus posturas y llegaron a tres conclusiones: que irían unidos, que apoyarían al candidato presidencial por el que la mayoría de los asistentes votara y que escucharían a sus bases.

Por eso, mientras discutían también realizaron un sondeo virtual, por medio de un formulario de Google enviado vía Whatsapp, para saber con quién se sentían representadas las estructuras políticas de cada congresista que hacía parte del equipo. Sólo en la del senador Zambrano se encuestaron unas 15 mil personas que en su mayoría se decantaron por el candidato Gustavo Petro.

Por su parte, en las reuniones las posiciones que salieron a relucir fueron la del descontento con el Gobierno de Iván Duque y la de apartarse de Federico Gutiérrez. Esta última porque el candidato tiene propuestas como el regreso de la aspersión aérea con glifosato que no es bien recibida en Nariño donde hay más de 30 mil hectáreas de cultivos de coca sembradas hasta 2020. Al final, todo terminó en la propuesta de llegar a la campaña de Petro con quien se reunieron en Bogotá el pasado 25 de abril.

En la reunión conversaron sobre proyectos para la región que los asistentes consideraban que debían priorizarse. Según Euler Martínez, aunque no hubo firma de ningún documento, el candidato del Pacto Histórico se comprometió a impulsarlos. Entre esos proyectos claves hablaron de la conectividad vial y la necesidad de acelerar la doble calzada Pasto - Ipiales y la de Alto Putumayo - Mocoa e incentivar la inversión para el desarrollo del campo y el sector agropecuario que es la principal economía del departamento. 

En Nariño los congresistas de la coalición de “Fico” quieren con Petro
petropoliticosnarino.jpeg

De izquierda a derecha: Francisco Cerón (exsecretario de la Gobierno de Nariño en la administración de Jhon Rojas), Marco Román Palacios (excandidato a la Cámara por Cambio Radical), Gustavo Petro (candidato presidencial), Eduardo Andrés Zuñiga (excandidato a la Cámara por Cambio Radical), Juan Carlos Mera (excandidato a la Cámara por el partido Liberal) y Euler Martínez (exsecretario de Planeación de Nariño en la gobernación de Jhon Rojas)

La foto es el resultado de esa reunión que, según una persona de la campaña del Pacto Histórico en Nariño, ha sido muy hermética. Lo único que se ha dicho públicamente de la misma es que no hubo acuerdos políticos, sólo la posición de impulsar a Nariño.

En la campaña de Petro retando la doble militancia

Aunque en la imagen sólo aparecen excandidatos al congreso y exfuncionarios de la gobernación de Nariño, una de las personas que estuvo en la reunión y otra que supo de la misma nos confirmaron que también asistieron los congresistas Zambrano, Muñoz y Betancourt. Pero no aparecieron en la imagen para evitar repercusiones por doble militancia.

Esa no es la única forma que buscan evitar una demanda y poder hacerle campaña de frente a Petro. Por ejemplo, el reelecto senador Zambrano está buscando reunirse con la directora de La U, Dilian Francisca Toro, para pedirle que lo deje en libertad. Esto a pesar de que Toro nos confirmó que esta semana el partido decidió que no darán objeción de conciencia. 

El congresista Zambrano ha dicho abiertamente que sus bases están con el Pacto Histórico, como lo afirmó en una entrevista radial a finales de abril: “El equipo de trabajo, después de mirar el querer de la mayoría de nuestra familia y el equipo de trabajo, tomó la determinación de acompañar al candidato Gustavo Petro. Eso fue después de analizar las propuestas”.

Zambrano no ha dicho que está o apoya la campaña de Petro porque no quiere caer en doble militancia y por eso quiere esperar la respuesta del partido. Eso a pesar de que tres fuentes nos contaron que en Nariño ya sienten que el senador está con esa campaña. La Silla supo que en caso de que Zambrano no logre que lo dejen en libertad tampoco le haría campaña a Federico Gutiérrez para no ir en contra de lo que dicen sus bases.

Lo mismo opina el representante Betancourt de Cambio Radical, que va a repetir periodo en el Congreso y cuya colectividad no ha cantado su apoyo presidencial. Advirtió que en caso de que el partido se adhiera a Federico Gutiérrez también pediría la libertad y en caso de no obtenerlo “me quedaría en ‘stand by’ (espera). Pero votaría por Petro. Si no tengo problema, respondería a lo que piden las bases” que, según nos explicó, es irse por el candidato de izquierda.

Hasta el momento de publicar esta historia no pudimos contactarnos con los representantes Felipe Andrés Muñoz del partido Conservador ni Gustavo Estupiñán del Liberal para saber si estaban gestionando libertad desde su partido. Sin embargo, hoy Blu Radio reveló que en el Conservador ya le abrieron una investigación por presunta doble militancia a Muñoz. En un comunicado de la colectividad, en la que no precisa nombres, el partido dice que “actuará sin contemplaciones” para sancionar la doble militancia incluyendo “demandas del partido ante los tribunales que lleven a la muerte política”.

Mientras algunos de los integrantes del bloque de tradicionales con Petro esperan una respuesta de sus partidos, otros esperan el cronograma de la campaña del Pacto que sale esta semana para saber cómo trabajarán en la misma según la decisión que tomen en esta. Si se integrarán con la campaña o si movilizarán votos por Petro al margen de la misma, es decir, si van juntos pero no revueltos.

Aún con eso, algunos integrantes del grupo no se han quedado quietos. Sólo el martes inauguraron la sede “Todos somos Pacto” que es aparte de las llamadas Casa Petro. Pero que, según Euler Martínez, será sede del grupo político para apoyar la campaña. A ese evento asistieron cerca de 2 mil personas.

La llegada del bloque de tradicionales a la campaña ha generado resistencia. “Acá la izquierda ha ganado en los últimos 20 años, pero no ha gobernado porque siempre tiene que hacer alianzas con los tradicionales.” nos dijo una persona de la campaña del Pacto Histórico en el departamento y aclaró que teme que se pierdan votos por el aterrizaje de esos políticos.

Pero la apuesta del Pacto en Nariño es lograr un mínimo de 500 mil votos para Gustavo Petro. Una superioridad que incluso desde la campaña de su contrincante, Federico Gutiérrez: “Acá la derrota es inminente” nos dijo un político que está con el candidato del Equipo por Colombia, que en Nariño ya perdió el apoyo de sus propios congresistas. 

Publicaciones

Compartir