Error de Petro con las vacunas coincide con su giro político contra Alejandro Gaviria

Error de Petro con las vacunas coincide con su giro político contra Alejandro Gaviria
Portada Petro vs Gaviria 030821.jpg

Desde el viernes, el candidato Gustavo Petro ha sido cuestionado por una publicación en Twitter en la que dice que “las vacunas no sirven para el virus covid-delta”, algo que ha sido desmentido por los estudios.

El tuit hace parte de una serie de mensajes en las últimas semanas enfocados en el tema de salud en los que, de paso, Petro ha compartido varias críticas contra el exministro de Salud de Juan Manuel Santos, Alejandro Gaviria, hoy rector de la Universidad de los Andes.

Aunque la atención el viernes se centró en el mensaje en el que habla de las vacunas, la publicación de Petro, por la que no se retractó, fue en realidad un hilo en el que terminó hablando de la Ley 100 y criticando la “salud mercantil y privatizada”.

La Ley 100 es uno de los temas con los que, directa e indirectamente, Petro ha venido cuestionando la gestión como ministro de Gaviria, a quien en los últimos meses varias voces le han pedido ser candidato presidencia.

Lo curioso es que, entre esas voces, estuvo la de la propia coalición de Petro, el Pacto Histórico.

Hace unos meses, Petro se reunió con Gaviria y le habló sobre la importancia de que el Partido Liberal lo apoyara en una eventual segunda vuelta. El senador Roy Barreras, quien también estuvo en la reunión, le pidió directamente a Gaviria que se animara a ser precandidato del Pacto Histórico, según confirmó La Silla con ambas partes.

En 2019, tras las acusaciones de violencia intrafamiliar y sexual contra Hollman Morris antes de la campaña a la alcaldía de Bogotá, Petro también le propuso a Gaviria que fuera el candidato de Colombia Humana.  Pero Gaviria rechazó el ofrecimiento.

Tras esta segunda oferta en la reunión con Petro y Roy, Gaviria le dijo a La Silla que “si me llegara a lanzar, no sería seguramente por el Pacto Histórico”. Y hasta la fecha no ha concretado esa aspiración.

Con ese contexto, el giro en redes de Petro —en el que se enmarca su error frente a las vacunas— muestra que su estrategia frente al exministro pasó de la mano tendida a los cuestionamientos.

Gaviria, el tema de la semana

El nombre de Gaviria comenzó a sonar en las redes de Petro el martes pasado, cuando retuiteó un mensaje que señala que el hoy rector fue subdirector del Departamento Nacional de Planeación del expresidente Álvaro Uribe y ayudó con el plan de desarrollo que, según el autor de tuit, “marcó el inicio de una era oscura en Colombia”.

El mensaje fue publicado por José Daniel Rojas Medellín, miembro de la Colombia Humana de Gustavo Petro y quien participa en el comité programático de la campaña para el 2022. Rojas ha sido crítico de Gaviria públicamente desde antes, pero la semana pasada se enfocó especialmente en lanzar varios mensajes en ese sentido.

Comenzó retomando una entrevista de noviembre del año pasado en la que la representante verde Juanita Goebertus dijo que “ojalá podamos tener a Alejandro Gaviria para el 2022”. 

Rojas le dijo a La Silla que no vio que el mensaje era de noviembre pasado y pensó que se trataba de un acercamiento reciente entre Gaviria y el sector de la Alianza Verde de Angélica Lozano y Goebertus, que apuesta por la Coalición de la Esperanza, otro bloque de centroizquierda en el que están Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Juan Fernando Cristo, Humberto De la Calle, y Juan Manuel Galán.

El debate interno en Colombia Humana sobre Gaviria viene desde que Petro fue alcalde de Bogotá hace 8 años. “Hemos tenido reuniones con Gustavo en su oficina respecto a acercamientos que ha tenido con personajes como Alejandro Gaviria. Le hemos dicho que estamos en desacuerdo porque creemos que representa las ideas del neoliberalismo”, dijo Rojas. 

Agregó que no han hablado internamente en Colombia Humana sobre la posición frente a Gaviria, pero que con su retuit “Petro nos da la razón en las discusiones que hemos tenido, algo que antes no había hecho”.

Fue solo la primera señal del cambio de Petro frente a Gaviria.

Casi cada día de la semana pasada el líder de Colombia Humana compartió publicaciones que cuestionan al exministro de Salud. El miércoles retuiteó un mensaje de la médica Carolina Corcho, a quien Petro consideró como parte de su gabinete si ganaba en 2018, en el que dice que Gaviria podría ser “un duro candidato de las EPS a la Presidencia”.

Tanto Corcho como Rojas señalaron en más mensajes que, como ministro, Gaviria mantuvo el modelo de la Ley 100 para el sistema de salud. El exministro, en efecto, dijo en su momento que consideraba que la ley tenía logros como la protección financiera para los ciudadanos, mejora en indicadores de salud pública, aunque también le hizo críticas y lideró reformas para ponerle tope a los precios de los medicamentos.

En medio de ese ambiente, el viernes Petro publicó su tuit sobre las vacunas. Antes, ese mismo día, lanzó una crítica contra la alcaldía de Bogotá por el aumento de la pobreza y terminó, de nuevo, hablando de la Ley 100. 

Luego vino el estallido en redes por la información falsa sobre las vacunas. Y, en paralelo, otras voces de Colombia Humana se sumaron a las críticas a Alejandro Gaviria. Entre ellos Andrés Charry, precandidato a la Cámara por Bogotá, quien publicó el sábado un titular de 2016 de La W Radio que dice que Gaviria, entonces ministro, negaba los efectos negativos del asbesto en la salud.

El exministro respondió que era un titular engañoso y publicó una intervención de 2015 en la que dice: “Sí a la prohibición, pero con un plazo ordenado y una transición de 3 o 5 años”.

Charry le dijo a La Silla que hace parte del sector que es escéptico frente a Gaviria. “Ha sido fundamental en el establecimiento de políticas uribistas. Hasta ahora no se han conocido sus propuestas para sectores decisivos como la salud, la educación y las pensiones, pero sí conocemos es su paso por gobiernos de derecha”, dijo. 

Petro no compartió el tuit de Charry ni otros que el fin de semana debatieron cuál fue la posición del ministro frente a la prohibición de este material de construcción, que terminó siendo prohibido en 2019 por sus efectos cancerígenos a largo plazo

El lunes, sin embargo, Petro retomó un titular de RCN sobre el tema y, sin mencionar a Gaviria, dijo: “En mi gobierno no se permitirá la construcción con asbesto”.

Durante el fin de semana el líder de Colombia Humana mantuvo su tendencia de los días anteriores de replicar las críticas a Gaviria. 

Pese a eso, ayer dijo que “Colombia Humana no se ha expresado alrededor de una posible campaña de Alejandro Gaviria” y que “un diálogo entre el liberalismo y el progresismo, como le propuse al doctor Gaviria, versará sobre cómo superar el neoliberalismo”.

Dos fuentes cercanas a Colombia Humana, que pidieron no ser citadas con su nombre para hablar con más libertad, coincidieron en que el cambio de Petro responde a la sospecha de que Gaviria anunciará pronto su candidatura presidencial, pero sin unirse al Pacto Histórico. 

En la campaña saben que Gaviria entraría a disputarle el progresismo a Petro, particularmente entre los jóvenes y los sectores más liberales de centroizquierda. Y le ayudaría a la consulta de la Coalición de la Esperanza si se va con ella.

El giro también coincide con el acercamiento de Petro con el senador liberal Luis Fernando Velasco.

Petro fue protagonista del lanzamiento hace dos semanas de la precandidatura de Velasco, quien representa una línea contraria a la dirección del Partido Liberal en cabeza del expresidente César Gaviria, que le está insistiendo a Gaviria que lance su candidatura dentro del liberalismo
Velasco es una de las figuras que están en contra de Alejandro Gaviria como posible candidato liberal. 

Tras el lanzamiento de su candidatura, le dijo a La Silla que el rector "tendrá que explicar por qué no quiso cambiar el sistema de salud cuando fue ministro de Santos".

A medida que más voces cercanas a Petro coinciden en el rechazo a Gaviria, el líder de la Colombia Humana comienza a centrarse en el tema de la salud. Solo que después del error con las vacunas ese terreno comienza a resultarle más costoso que a su eventual rival.

Compartir