¿Falló la estrategia de los Nule?

Imagen
5611305058_00e242b80c_o_0(1).jpg

Esta mañana la Fiscal General de la Nación, Viviane Morales, anunció que el 5 de abril les imputará cargos a los primos Nule ante un juez. Además, afirmó que si no se presentan a esa audiencia, pedirá al juez que emita una orden de captura internacional con la Interpol. Es decir, los Nule o regresan a Colombia a enfrentar un proceso penal, o buscan cómo quedarse en el exterior y evadir una circular roja de la Interpol. Por ejemplo, podrían irse a vivir a uno de los pocos países donde no opera Interpol o buscar una jurisdicción que niegue una eventual solicitud de extradición. En cualquiera de estos dos escenarios, es claro que su estrategia para evadir la acción de la justicia está fracasando.


Esta mañana la Fiscal General de la Nación, Viviane Morales, anunció que el 5 de abril les imputará cargos a los primos Nule ante un juez. Además, afirmó que si no se presentan a esa audiencia, pedirá al juez que emita una orden de captura internacional con la Interpol. Es decir, los Nule o regresan a Colombia a enfrentar un proceso penal, o buscan cómo quedarse en el exterior y evadir una circular roja de la Interpol. Por ejemplo, podrían irse a vivir a uno de los pocos países donde no opera Interpol o buscar una jurisdicción que niegue una eventual solicitud de extradición. En cualquiera de estos dos escenarios, es claro que su estrategia para evadir la acción de la justicia está fracasando.

Los siguientes son las seis jugadas que han intentado hasta ahora, y que no les han resultado suficientes.

 

1.    Grabaron y filtraron
La primera noticia que tuvieron muchos colombianos sobre el ‘Cartel de la contratación’ fue la grabación entre Miguel Nule y Germán Olano que publicó Caracol Radio a mediados de 2010. En las semanas siguientes fueron apareciendo otros pedazos de esa y otras conversaciones que, como se sospechó entonces y se confirmó más tarde, habían sido grabadas por los Nule.

Con esas grabaciones, los Nule buscaban acallar a quienes habían sido sus cómplices y dirigir las miradas hacia éstos. Pero el escándalo creció muy rápidamente, especialmente porque un subcontratista, Alejandro Botero, decidió contar cómo los Nule pagaron comisiones para acceder a contratos distritales. Y con eso el tema se les salió de las manos.

2.    Aceleraron su quiebra

Como han demostrado los documentos que han salido a la luz, los Nule sabían que estaban quebrados. Pero, en lugar de declarar su quiebra a las autoridades, empezando por la Superintendencia de Sociedades, intentaron mantener su bancarrota en secreto y ordenar sus pagos de tal manera que les alcanzara para pagar a sus allegados. Además, para proteger su patrimonio por fuera del país.

Además, vendieron sus empresas a Solutions and Infrastructure Technologies, una compañía creada exclusivamente con el propósito de administrar las empresas de los Nule por parte de dos fondos 'buitres' internacionales: Invertotal y Hansa Holdings LTD, que es una subsidiaria de Arco Capital Corporation. Los Nule le debían a estos dos fondos alrededor de 80 mil millones de pesos desde el 2007. Según el comunicado de los fondos, ellos tomaron el control administrativo de la organización para “adelantar reuniones con los distintos acreedores y partes interesadas en busca de soluciones”.

Los Nule pretendían así dejar contentos a sus amigos más cercanos y a ciertos acreedores, además de pasar de agache ante la Superintendencia de Sociedades. Pero el nuevo Superintendente, Luis Guillermo Vélez, tan pronto se posesionó se metió en el tema, declaró a todas las empresas un grupo empresarial lo que facilitó establecer sus responsabilidades comerciales y declaró la quiebra y el caos contable de las empresas de los Nule.

3.    Se fueron del país y dijeron que habían sido amenazados
Cuando se regaron las historias del ‘Cartel de la Contratación’ y la Superintendencia de Sociedades intervino sus empresas, los Nule se fueron de Colombia. Miguel inicialmente a Panamá, Guido a Italia y Manuel a Miami. Después rindieron sus declaraciones a diferentes autoridades en Miami y en Panamá, y aprovecharon para declarar que habían salido porque habían sido víctimas de amenazas. Desde esos lugares han hablado con delegados de la Fiscalía, de la Corte Suprema y con la Procuraduría.

Al estar afuera, esperaban evitar, o por lo menos enredar, su captura. Sin duda, su salida puede complicar un arresto, porque se requiere la colaboración de autoridades de otros países. Y sus declaraciones de ser víctimas de amenazas les pueden servir para oponerse a una eventual extradición. Esta jugada aún está viva, aunque hoy Miguel Nule dijo que estarán presentes en la audiencia del 5 de abril.

4.    Pasaron a la ofensiva
Otra estrategia de los Nule fue acusar y deslegitimar a sus posibles cómplices, que podrían haber apelado al principio de oportunidad para dar información contra los Nule. Guido, por ejemplo, dijo que ellos sí le habían pagado al ex Contralor Distrital Miguel Ángel Moralesrussi, pero porque éste se lo estaba exigiendo a cambio de no tomar medidas contra ellos en el contrato de la calle 26. Es decir, ellos no habrían cometido un delito sino que habían sido extorsionados.

Esta jugada buscaba traicionar a sus supuestos cómplices antes de que estos los traicionaran a ellos y declararan en su contra para obtener menores sanciones. Esto obligó a la Fiscalía a investigar a los funcionarios a quienes, según el Procurador, les habían pagado y evitó que los otros tuvieran margen para negociar con la justicia a costa de ellos. Pero ni la opinión pública, en general, ni la Fiscalía, a juzgar por su decisión de hoy, les creyeron el cuento.

5.    Trataron de enlodar a periodistas
Desde que estalló el escándalo, los periodistas han sido uno de los mayores dolores de cabeza de los Nule. Medios como La W Radio o la Revista Dinero han indagado en diferentes aspectos de sus negocios y con ello han ayudado a la justicia.

En respuesta a esa actitud crítica durante el último año, en diciembre pasado Miguel Nule afirmó ante la Fiscalía que, a través del abogado Álvaro Dávila, ellos "controlaban la presión de varios medios de comunicación".

Mencionó que Dávila tenía negocios con la directora de noticias RCN Clara Elvira Ospina (quien ya pidió a Miguel Nule que rectificara); con Julio Sánchez Cristo, con Gonzalo Córdoba, ex director de El Espectador, y con el columnista Felipe Zuleta. Dijo, incluso, que Dávila "tiene cercanía" con Daniel Coronell y con Yamid Amat, además de Claudia Hoyos y de Camila Zuluaga.

Pero hasta el momento estas declaraciones, que se filtraron a los medios la semana pasada, no han tenido repercusiones. El cubrimiento contra los Nule se ha mantenido igual que antes.

6.    Buscaron el principio de oportundiad
Los Nule tuvieron varias reuniones con la Fiscalía en los últimos meses, en Miami y Panamá. En ellas, además de dar sus versiones sobre lo ocurrido, buscaron obtener beneficios por esa colaboración. El más importante de ellos, porque podría haberlos sacado de todos los problemas penales, era el principio de oportunidad. Es decir, que a cambio de ayudar a la Fiscalía, ésta se abstuviera de procesarlos.

Con el anuncio de hoy, es claro que a los Nule no se les aplicará el principio de oportunidad. Para la Fiscalía, los Nule habrían cometido por lo menos cinco delitos: peculado, fraude procesal, cohecho, concierto para delinquir y falsedad en documento público, cuyas penas superan los diez años de cárcel.

 

Compartir
0