Familiar de políticos cuestionados, un candidato fuerte para la Auditoría

Imagen
portada_0(0).jpg

Pablo César Díaz Barrera, un abogado santandereano y uno de los primeros contratistas del actual Auditor, de quien es muy cercano, es uno de los aspirantes más fuertes a reemplazarlo. Además, Díaz es hijo del ex director de la DIAN Néstor Díaz Saavedra, quien en ese cargo no le cobró a los Nule sus deudas con el Estado; hermano del el ex diputado de Santander y ex alcalde de Floridablanca Néstor Fernando Díaz Barrera, cuya elección como alcalde fue anulada por el Consejo de Estado; y primo de Iván Díaz Mateus, congresista condenado por el escándalo de la ‘yidispolítica’

Mientras que al Auditor Jaime Ardila se le ha venido enredando la posibilidad de que salga a tiempo un proyecto de ley hecho a la medida de la posibilidad de lanzarse a la reelección, los inscritos para reemplazarlo empiezan a ganar importancia. Como contó nuestro blogger Carlos Suárez varios son muy cercanos a Ardila. Y uno de ellos tiene varias relaciones políticas que le podrían dar más fuerza en su aspiración.

Se trata de Pablo César Díaz Barrera, un abogado santandereano. Díaz fue uno de los primeros contratistas del actual Auditor, desde junio de 2011, y desde entonces también ha tenido contratos con otras entidades de control como las contralorías de Soacha y de Neiva. Antes trabajó en el departamento legal de la Secretaría de Ambiente de Bogotá.

Díaz es hijo del ex director de la DIAN Néstor Díaz Saavedra, quien en ese cargo no le cobró a los Nule sus deudas con el Estado. Díaz Saavedra era un funcionario de carrera de la DIAN que llegó a la dirección gracias a apoyos de políticos conservadores de Santander y era muy cercano a Álvaro Uribe.

La familia Díaz obtuvo un subsidio de Agro Ingreso Seguro a través de una compañía en la que estaban el padre y sus cuatro hijos, como reveló Daniel Coronell.

Otro de esos hijos, hermano del aspirante a la Auditoría, es el ex diputado de Santander y ex alcalde de Floridablanca Néstor Fernando Díaz Barrera, cuya elección como alcalde fue anulada por el Consejo de Estado. Los Díaz son conservadores y uribistas, y muy cercanos entre sí. Eso se manifiesta, por ejemplo, en que el año pasado un diario regional mencionó a Pablo César como posible candidato uribista al Senado para el 2014.

Díaz también es primo de Iván Díaz Mateus, congresista condenado por el escándalo de la ‘yidispolítica’ por el delito de concusión el carrusel de las notarías y quien perdió la investidura por haber sido elegido cuando su tío era director de la Dian. Díaz Mateus le heredó su curul a Lina María Barrera, su pareja y prima de la esposa del coronel retirado Hugo Aguilar, destituido por la Procuraduría y procesado por parapolítica.

Con estos poderosos contactos y el visto bueno del actual Auditor, que ya tenía casi lista su elección en el Consejo de Estado, Díaz Barrera es uno de los candidatos más fuertes a manejar la entidad que vigila a todas las contralorías del país y tendrá un presupuesto de 20 mil millones de pesos.

Compartir