Fecode quedó fortalecido tras el paro

Imagen
fecode2_0.jpg

A pesar de que esta mañana algunos medios como La W dijeron que el gran ganador del paro de maestros era el Gobierno por lo poco que tuvo que ceder la Ministra de Educación, Gina Parody, lo cierto es que tras 15 días de cese de actividades, Fecode, el sindicato de maestros más grande del país, quedó aún más fortalecido de lo que era.

A pesar de que esta mañana algunos medios como La W dijeron que el gran ganador del paro de maestros era el Gobierno por lo poco que tuvo que ceder la Ministra de Educación, Gina Parody, lo cierto es que tras 15 días de cese de actividades, Fecode, el sindicato de maestros más grande del país, quedó aún más fortalecido de lo que era.

Los acuerdos incluyen una nivelación salarial de 12 puntos porcentuales repartidos en los próximos cuatro años (dos de esos puntos ya se entregaron el año pasado y a principios de éste). Y la evaluación, el punto gordiano de la discusión como contó La Silla, se modificará para que no sea una prueba de competencias como quería inicialmente el Gobierno para garantizar una calidad mínima de educación para los niños.

Fecode se fortaleció así, aún a pesar de no haber concretado todo lo que pedían los maestros inicialmente:

1
Logró cambios en lo que más les importaba a los maestros: los ascensos

Una de las banderas que originó este paro es que para alrededor de 130 mil maestros que entraron a trabajar desde el 2002 y quedaron cobijados por la ley 1278, el requisito para ascender era aprobar con 80 puntos sobre 100 una prueba escrita de competencias.

Los maestros querían eliminar la prueba que según ellos estaba diseñada para rajar a los maestros (la primera vez que se aplicó solo pasó el 18 por ciento de los maestros que la tomaron). Y pedían que para ascender sólo tuvieran que acreditar años de experiencia, títulos académicos y papers publicados.

Aunque la evaluación como criterio para ascender se mantiene, los maestros lograron modificarla para que ahora sea una prueba de “diagnóstico formativo”. Es decir, un mecanismo de evaluación que no mida sus conocimientos sino su desempeño en la clase para determinar sus fortalezas y debilidades.

Aquí lo que se va a valorar “preponderantemente”, como dice el acuerdo, es un video de una clase que ellos graben y que presentan a sus pares evaluadores. Es decir, ellos pueden seleccionar su mejor carta de presentación.

Los criterios para evaluar esa clase que graben todavía están por definirse. El diseño de estos criterios se hará por una comisión tripartita integrada por el Ministerio de Educación, Fecode y facultades de educación reconocidas en el país. La Silla supo que en este punto el Ministerio busca que además de la evaluación de la clase, los maestros reciban una retroalimentación del rector del colegio, de los padres de familia y de los mismos estudiantes.

En cualquier caso, quien no pase esta evaluación, que en principio es anual, tendrá que volverla a presentar las veces que sean necesarias para pasarla.

2
Logró una "amnistía" para los maestros que no han podido ascender

Este logro de Fecode es clave para los maestros que están cobijados por el régimen del 2002 y eran los perjudicados con la prueba de evaluación por conocimientos que regía desde ese entonces.

De esos 130 mil maestros, 40 mil han presentado la evaluación de competencias más de una vez y no han podido ascender porque no la han aprobado.

En el acuerdo, el Gobierno se comprometió a presentar a Fecode en un plazo máximo de 30 días un decreto para “viabilizar jurídicamente” que los 40 mil maestros puedan ascender a través de otros mecanismos más blandos.

Por un lado, al igual que en el punto anterior, deberán presentar un video de una de sus clases para la evaluación de pares. Pero aún si así no pasan, podrán ascender si se inscriben y son certificados en unos cursos que tendrá que diseñar el Ministerio de Educación para atender y corregir las falencias que encuentre la evaluación de los maestros.

“Es una especie de amnistía que se realizará sólo esta vez, un punto que ellos (Fecode) introdujeron”, le dijo a La Silla un miembro del equipo negociador del Ministerio de Educación que prefirió guardar su nombre.

La primera evaluación de este tipo está agendada para la tercera semana de septiembre, cuando arranca un nuevo semestre académico.

La fuente del Ministerio le dijo a La Silla que ellos buscarán que para que los maestros reciban esa certificación, tendrán que presentar una evaluación que valore si pudieron corregir las falencias o no. Eso no quedó en los acuerdos, lo que seguramente llevará a una nueva pelea entre el Ministerio y los maestros.

3
Tras el paro, creció en número de afiliados

Tras una movilización de 15 días en todo el país y que logró paralizar varias ciudades, muchos maestros, sobre todo aquellos del nuevo régimen que aún no se habían afiliado a Fecode, decidieron sumarse a las filas del sindicato. Según una fuente sindicalista que estuvo en medio de la planeación del paro, en estas tres semanas se afiliaron 3.000 nuevos maestros, otros hablan de más.

Esto fortalece a Fecode por dos vías. Por un lado, más afiliados implica más recursos. Fecode es un sindicato que agrupa sindicatos. Cada uno de sus sindicatos afiliados recibe de cada maestro el 1 por ciento de su sueldo y a la vez, este le entrega a Fecode, el 0.2 por ciento de esos recursos. Según una fuente del Ministerio, eso suma mensualmente 3.200 millones de pesos.

Pero además, el poder de convocatoria y de movilización que demostró Fecode en este paro lo fortalece como un actor político fuerte que puede obligar al Gobierno a sentarse a negociar aún durante un paro, algo a lo que inicialmente se opuso la Ministra Gina Parody pero que terminó haciendo el pasado fin de semana.

Incluso en el punto en que a Fecode no le fue tan bien como esperaban, la nivelación salarial, el sindicato logró una reivindicación importante. Aunque arrancaron pidiendo 28 puntos porcentuales y aceptaron 12, lo que ofreció el Gobierno, este incremento que se dará en los próximos cuatro años implica que anualmente el Gobierno tendrá que desembolsar 1.6 billones de pesos para ajustar los salarios que como contó La Silla sí eran muy bajos.

4
Logró negociar con su junta unida

A pesar de que las fricciones entre los 15 miembros de la junta directiva de Fecode son ampliamente conocidas porque sus miembros provienen de movimientos políticos de distintas orientaciones políticas, este paro logró que se tomaran decisiones de manera unánime.

Como contó La Silla, el Gobierno estaba intentando buscar durante los primeros días de negociación a los miembros de la junta más moderados -y que son mayoría dentro de la junta- para encontrar un acuerdo. Sin embargo, desde el principio, Fecode mantuvo una postura de unidad que obligaba a que cualquier decisión que se tomara tuviera que ser consultada con el resto de los miembros. Eso dificultó y retrasó la negociación porque aunque son minoría, en la junta hay cinco miembros radicales que querían negociar el todo o nada.

En el pasado, como le explicó a La Silla el ex senador progresista y ex presidente de Fecode, Jorge Guevara, este tipo de negociaciones terminaban dividiendo a la junta por una decisión que se tomaba por mayoría.

En este paro pudo haber pasado lo mismo, lo que al final hubiera garantizado un acuerdo por una decisión que tomara la mayoría de miembros moderados, pero hubiera debilitado a la junta directiva de Fecode

En cambio, este paro tuvo hasta el final acuerdos que debían ser avalados por todos. Eso explica por qué solo hasta esta madrugada se firmaron los acuerdos que tras ser definidos entre la junta directiva de Fecode y el Ministerio, tuvieron que ser ratificados por la Asamblea Nacional de 73 miembros en pleno.

Compartir
0