Fico logró el abrazo cristiano sin avalar el referendo contra el aborto

Fico logró el abrazo cristiano sin avalar el referendo contra el aborto
Ficocristo.jpg

El pastor César Castellanos oró por la campaña de Gutiérrez.

Ayer, el candidato presidencial Federico Gutiérrez consiguió el espaldarazo de importantes sectores religiosos del país. Lo logró sin comprometerse con posturas morales radicales y claves para estos sectores como una oposición total al aborto. 

La Silla estuvo en un evento privado en el que la poderosa Misión Carismática Internacional hizo oficial su apoyo a la campaña de Gutiérrez.

Fico aceptó ser moldeado por los Castellanos

Detrás de la tarima principal del centro de convenciones G12, donde están reunidas más 6 mil mujeres de la iglesia cristiana Misión Carismática Internacional (MCI), hay un mural a blanco y negro que dice: “Todos necesitamos ser moldeados por las manos del Creador”.

Es una frase del pastor de la MCI, César Castellanos, líder de esa congregación cristiana de unos 60 mil fieles y de una familia política cotizada en elecciones por su capacidad de movilizar votos.

La pastora Emma Castellanos, esposa de César, es actual senadora de Cambio Radical, y Sara Castellanos, hija, sacó 63 mil votos en las elecciones al Senado de marzo pasado y está esperando que los escrutinios le digan si alcanzó la curul 16 del partido Liberal.

Las 6 mil mujeres llegaron a participar de una convención nacional que se llama Coraje , que se centra en alabanzas, conversatorios y oraciones. Cada una de ellas pagó, en promedio, 100 mil pesos de inscripción.

Al acto inaugural de Coraje del miércoles en la noche, los Castellanos decidieron darle un espacio protagónico para cantarle el apoyo y darle la bendición al candidato presidencial Federico Gutiérrez. “Tenemos un invitado muy especial esta noche. ¿El que se va a enfrentar a quién? —preguntó la senadora Emma— a uno que fue alcalde de Bogotá”.

A Sara le correspondió la política menuda. La presentó con un contexto bíblico. “En la biblia hay una mujer que hizo historia, se llama Ester, e hizo historia porque hizo una petición. Y yo quiero hacerte una hoy, Fico, ya te la hice en privado y te la haré ahora frente a estas valiosas mujeres”, dijo la exconcejal de Bogotá.

Como en el pasaje de la biblia que citó, le dio largas a esa petición. “Nosotras somos mujeres temerosas de Dios, que defendemos la vida, y por eso creemos que vale la pena luchar por los que no tienen voz, y tú eres el presidente de la gente”, siguió.

Y luego, cuando contaba con toda la atención de Fico, la aterrizó: “El 84 por ciento de los colombianos no está de acuerdo con el aborto, el 84 por ciento de los colombianos quiere que se le reconozca el derecho a ese bebé que está por nacer. Yo estoy moviendo este referendo (contra la despenalización del aborto) y quiero que podamos tener el apoyo de un presidente para lograrlo”.

Centenares de mujeres se levantaron a aplaudir la petición. Era el turno de Fico para responder, y para comprometerse. No lo hizo. 

Fico logró el abrazo cristiano sin avalar el referendo contra el aborto
FicdosMCI.jpg

Fico le habló a más de 6 mil mujeres de la MCI

En su intervención, que duró poco más de 20 minutos, Gutiérrez habló de su vida, de su origen de clase media, de su esposa, Margarita, con quien lleva 16 años casado, de sus dos hijos, del compromiso con la familia, de su fe, de las propuestas que tiene para el país. Y de lo que él considera se juega en estas elecciones.

“Estoy acá para decirles que no podemos dar un salto al vacío, que no podemos seguir los ejemplos populistas de Perú, de Chile, de Nicaragua o Venezuela”.

Reiteró que lo que él representa no es una propuesta de izquierda o derecha, que lo que quiere es unir al país. Y que para lograrlo, necesita el apoyo en las urnas de todas las mujeres presentes, pero también de sus oraciones. “A 25 días de las elecciones les ruego que oren por mí, por mi familia, para que el Señor me de fortaleza y sabiduría”.

¿Y frente a lo del aborto? No lo mencionó.

“Es una conversación que debemos abordar con todos los sectores. Lo conveniente políticamente hubiera sido decirles lo que querían que les dijera, pero es una decisión que, como le comenté a Sara antes, debe tener una discusión más amplia”, le dijo Fico a La Silla al terminar el evento. No mencionó al Partido Liberal, pero haber avalado el referendo contra el aborto implicaría cruzar una de las líneas rojas del apoyo que le dio el expresidente César Gaviria sobre las libertades individuales y el respeto a las instituciones como la Corte Constitucional.

“Igual yo he dicho que la decisión de la Corte (despenalizar el aborto hasta la semana 24) me parece exagerado. Yo estaba de acuerdo con las tres causales como estaba antes”, añadió.

Aunque no logró el compromiso que quería, igual Sara le cantó el respaldo de toda la MCI. “Hoy, presidente, para mí es una alegría que cuentes con nosotros, nosotros cuando nos entregamos lo hacemos por completo, no a medias. Lo hacemos por amor, no porque nos den algo, es por amor a Colombia. Estaremos en primera y segunda vuelta con el presidente de la gente”.

La bendición por Fico y la protección contra sus opositores

Con esa frase, lo político llegó a su fin. Y comenzó lo religioso: el pastor César Castellanos oró por Fico. Y el exalcalde de Medellín mostró su fe. “Extiendan sus manos, por favor”, dijo el pastor.

“Padre, en este momento presentamos ante ti la vida de tu hijo Federico. Mira ese gran desafío, conquistar la Presidencia de Colombia. Mira también esas fuerzas adversas de oposición que operan en los aires. Atamos esas fuerzas adversas, satánicas, a tu sangre y decretamos que esas fuerzas satánicas quedarán ciegas y no verán la luz hasta que el Espíritu Santo lo determine. Padre, envía legiones de ángeles que le apoyen en el éxito de esta campaña presidencial para que tenga la más grande victoria en estas elecciones”, señaló.

Fico logró el abrazo cristiano sin avalar el referendo contra el aborto
ficomci55.jpg

Momento de oración por Fico

Tras un silencio de cinco segundos, Gutiérrez, visiblemente conmovido, habló: “César, mire, esto es un regalo de Dios. Me voy recargado, de buena energía, de fe, y les quiero agradecer. No es una casualidad que esté acá, todo es obra de Dios”, dijo Gutiérrez. “Dios tiene a Colombia para grandes cosas, yo solo soy un instrumento de Dios para hacer el bien. Me voy emocionado”, dijo.

La fe del voto religioso en Fico

La del MCI no fue la única manifestación del voto religioso que tuvo Fico ayer. En la tarde, en otro evento en el Cubo de Colsubsidio, las bases del Mira también hicieron público su respaldo. “Que Dios nos dé mucha sabiduría en este camino tan difícil, pero tan emocionante, y que nos dé fortaleza para luchar contra las adversidades. Me siento feliz con todos ustedes, somos un equipo, vamos a ganar la Presidencia de Colombia”, dijo Gutiérrez al aceptarlo.

Lejos de eventos masivos, en un escenario más privado, movimientos espontáneos de origen religioso están cerrando filas alrededor de Gutiérrez.

Desde hace unas tres semanas, grupos de hasta cien personas se están reuniendo virtualmente para rezar por la protección y el éxito de la campaña presidencial. Anoche, por ejemplo, sobre las 8:15 de la noche, mientras Fico estaba en el evento de la MCI, unas 75 personas estaban conectadas a través de la plataforma Line, similar a Whatsapp, para “ofrecer un Rosario por Fico y su familia”.

La Silla estuvo en esa sesión y comprobó el fervor religioso que despierta Gutiérrez.

Luz María Ortiz, una comerciante paisa que vive en Chía, Cundinamarca, abrió ese grupo en Line para “encomendar a la Virgen a Fico y que sea iluminado”. Arrancó con su familia y unos amigos, pero, dice, ha empezado a recibir las invitaciones de más personas dentro y fuera de Colombia.

“No es una cosa organizada, sí espontánea. Son personas que no tienen una condición política, pero sí que ven en Federico la persona para unir al país. Federico representa esa persona que quiere servir, que ve lo bueno de la gente. Y quienes oramos por él sentimos eso, y por eso lo ponemos en manos de Dios y la Virgen”, señala. 

Compartir