Gobierno celebra pero aún faltan varios años para llegar a la Ocde

Imagen

Ayer el presidente Santos anunció en todos los medios “el ingreso de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde)”. “Colombia entra a la modernidad al ser invitada como miembro de la Ocde”, dijo el Ministro de Hacienda. “El país entró a las grandes ligas internacional al ser aceptado en la OCDE. Desde la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, se podrá combatir desde Colombia varios delitos trasnacionales como el cohecho y el organizado”, agregó la ministra de Justicia. Declaciones que fueron ampliamente reproducidas en los medios. Sin embargo, a Colombia todavía le faltan como mínimo dos o tres años para convertirse en miembro de este club de las buenas prácticas

El Presidente Santos dio a entender hoy que Colombia ingresaba a la Ocde. Pero la verdad es que el camino para ser admitidos a este club de buenas prácticas hasta ahora arranca.

Foto cortesía de Javier Casella - SIG.

Hoy el país se levantó con buenas noticias. El presidente Santos anunció en todos los medios “el ingreso de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde)”. “Colombia entra a la modernidad al ser invitada como miembro de la Ocde”, dijo el Ministro de Hacienda. “El país entró a las grandes ligas internacional al ser aceptado en la OCDE. Desde la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, se podrá combatir desde Colombia varios delitos trasnacionales como el cohecho y el organizado”, agregó la ministra de Justicia. Declaciones que fueron ampliamente reproducidas en los medios. Sin embargo, a Colombia todavía le faltan como mínimo dos o tres años para convertirse en miembro de este club de las buenas prácticas.

En realidad lo que se produjo ayer fue una invitación por parte de la Ocde para que el país recorra una hoja de ruta, que supone el cumplimiento de varias etapas y que tomará como mínimo dos años pero que podrían ser siete, para que la Ocde decida si admite o no a Colombia a este selecto grupo de países desarrollados.

La Ocde no invita a cualquiera a entrar a este proceso y por lo tanto, haber logrado esa invitación es de por sí importante porque envía la señal de que en el futuro seríamos “dignos” de ser aceptados. Pero de ahí a que ya seamos miembros como se ha dado a entender en los medios falta un trecho.

Es más acertada la metáfora que utilizó Santos en una entrevista radial sobre la admisión a la Universidad. A Colombia le faltarán varios exámenes antes de saber si contará con su grado. Hasta ahora dimos el primer paso.

La historia
Ángel Gurría, el secretario general de la Oecd, es amigo personal de Santos desde hace más de 30 años, cuando compartieron juntos en la Organización Internacional del Café en Londres. Foto: Cortesía de OCDE México.

En 2008, durante el gobierno de Uribe, Colombia entró a formar parte del Centro de Desarrollo de la Ocde, que es una especie de centro de asesoría a países en desarrollo que aspiran algún día a ser aceptados en la Ocde. Como parte de ese Centro, los países tienen acceso a diversos comités y van haciendo pinitos para ser luego invitados.

Por ejemplo, cuando Santos asumió el gobierno y manifestó formalmente que quería entrar a la Ocde, firmó la Convención Antisoborno que es una de las prácticas consideradas “buenas” por esta organización. También introdujo varios puntos importantes en la reforma tributaria, etc.

Con base en esos gestos, la Ocde decidió hoy invitar a Colombia y a Letonia para que inicien el proceso para ser aceptados. A Perú, Costa Rica y Lituania les dijeron que todavía tienen que hacer cola.

Santos dijo hoy que la decisión de la Ocde "es un reflejo de la transformación de Colombia y un espaldarazo a la tarea que venimos haciendo". Y también que “Colombia es el país, en la historia de esta organización, que menos ha tardado en lograr esta invitación. Lo logramos en 2 años y medio”.

La Silla no pudo verificar si su segunda afirmación es cierta. En todo caso, después de hablar con dos personas que conocieron el proceso por dentro, dijeron que fuera de la gestión de Catalina Crane y de María Lorena Gutiérrez para hacer lo que se necesitaba para ser invitados, también ayudó la relación personal que tiene Santos con José Ángel Gurría, el secretario de la Ocde.

Ambos fueron al mismo tiempo representantes de sus países ante la Organización Internacional del Café en Londres. Santos por Colombia y Gurría por México.  Luego se reencontraron cuando él era Secretario de Hacienda de México durante el gobierno de Ernesto Zedillo y Santos ocupaba el mismo cargo en el gobierno de Pastrana.

Lo difícil

Ahora comienza lo verdaderamente difícil para lograr ser aceptados. Es un proceso largo.

Chile, Estonia, Israel y Slovenia fueron admitidos como miembros de la organización en 2010, tres años después de haber sido invitados en 2007. Rusia sigue todavía esperando a que la acepten -aunque también fue invitada como lo fue hoy Colombia pero hace 6 años- pues no ha hecho las reformas que son estándar en la Ocde, entre otras, el que sus empresas estatales tengan un verdadero gobierno corporativo.

En la hoja de ruta planteada a los países invitados como Colombia hay compromisos sobre políticas de inversión; independencia de las agencias estadísticas como el Dane ( de hecho la semana pasada estuvo una comisión de la Ocde con los del Dane revisando las metodologías para recoger datos oficiales); estándares de información para entrar en los rankings mundiales, por ejemplo, en temas de nivel de matemáticas de los niños colombianos; y temas tributarios, entre otros.

Ser miembro de la Oecd equivale a tener "un sellito" de calidad como -guardadas las proporciones- el del ISO-9000. Le permite a los inversionistas saber que es un país serio donde hacer negocios: que puede confiar en los datos oficiales, que hay controles a la corrupción, que hay estabilidad jurídica; que hay un gobierno democrático.

Si el país logra adecuar sus procedimientos a estos estándares, entonces, ahí si, Colombia ingresaría a “un club de buenas prácticas donde están los países con mejores perspectivas y mejor desempeño”, como dijo el Presidente. La diferencia con lo dado a entender hoy en los comunicados oficiales es que primero nos toca hacerlo y luego celebrar nuestra admisión al club.

Compartir
0