Gustavo Petro, el último debate

Imagen
sin_titulo-47_0(1).jpg

 

 

 

 

Gustavo Petro, el senador del Polo, dio anoche su último debate sobre las persecuciones del gobierno a la oposicion, dentro del marco de las chuzadas. Fotos: Laura Rico Piñeres

 

 

 

Gustavo Petro, el senador del Polo, dio anoche su último debate sobre las persecuciones del gobierno a la oposicion, dentro del marco de las chuzadas. Fotos: Laura Rico Piñeres

 

Anoche el senador Gustavo Petro se despidió del Congreso. Con su última intervención sobre las interceptaciones ilegales del DAS, cerró un capítulo como senador destacado por sus debates de control político.

Durante su paso por el Congreso, Petro dirigió importantes debates en temas económicos y sociales. En 1999 pidió la moción de censura contra el ex ministro de Medio Ambiente Juan Mayr, por violar el derecho de consulta previa de las comunidades indígenas Uwa y Embera que habitaban en las zonas de exploración petrolera y en la represa de Urra I, respectivamente.

En 2001, desde la Cámara de Representantes, el senador del Polo cuestionó el mal manejo de unos fondos públicos de la Dian que durante el gobierno de Pastrana, fueron recaudados por los bancos Pacífico y Andino. En ese debate Petro denunció que algunos funcionarios del gobierno de Andrés Pastrana estaban sacando tajada de la plata recaudada por Pacífico y Andino.

El debate sobre las chuzadas del Das comenzó con la intervención del senador Avellaneda, del Polo. 
Aunque discreto, el senador Petro se saludó con varios colegas antes de coger el micrófono. Entre esos, el senador Robledo, del Polo, quien ha apoyado fuertemente la candidatura presidencial del Polo.
Felipe Muñoz, el director del Das, insistió en que el Das es una base de datos, y que el presidente Uribe no ha dado órdenes de hacer persecuciones individuales o grupales, sino de combatir el terrorismo.
El ministro Valencia Cossio dijo que los senadores del Polo decían verdades a medias que al final eran mentiras. 
Cuando Gustavo Petro se bajó del podio después de más de una hora de intervención, varios se acercaron a darle un abrazo o una palmadita.

Además de debates sobre servicios públicos y fallas del sistema de salud y la Ley 100, Petro también se metió con temas urbanos y ambientales como la expansión norte de Bogotá y la ocupación ilegal de los Cerros Orientales.

Pero fueron los debates del paramilitarismo los que lo consolidaron como el senador de la oposición. Durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe, Petro dió diferentes debates relacionados con el auge, asesinatos y posicionamiento político de los grupos paramilitares en Colombia.

Con base en documentos de la Fiscalía, dijo que en fincas de la familia del presidente Uribe se habían producido crímenes y que Uribe había apoyado las Convivir desde la gobernación de Antioquia.

En sus debates sobre el paramilitarismo en la Costa Atlántica, Petro señaló los vínculos del Gordo García con los paramilitares de Sucre. El caso del senador García, hoy condenado por parapolítica, es sólo uno de estos ejemplos.

"Mi pecado fue mostrar las vísceras del poder político de Colombia con la facción mas salvaje del narcotráfico que es el paramilitarismo", dijo ayer en su debate en relación con la parapolítica. Y después volvió al debate de hoy: las chuzadas.

El capítulo final

 

"Es el último debate que doy como ciudadano", dijo Petro cuando le prendieron el micrófono. Entre nostalgia y orgullo, intentó hablar poco de sí mismo y de su candidatura presidencial.

Empezó su debate de una hora con un repaso sobre lo que eran las chuzadas dando ejemplos concretos de casos ya conocidos como el del periodista Hollman Morris o la periodista Claudia Julieta Duque, ambos perseguidos por el DAS. También insistió en que la discusión sobre ‘las chuzadas’ superaba las interceptaciones telefónicas.

Dijo que con sus hostigamientos, torturas, amenazas y asesinatos, el gobierno estaba cometiendo violaciones generales y sistemáticas contra el Polo, y otros sectores sociales y políticos contrarios al uribismo. Por eso leyó el Estatuto de Roma y dijo que las persecuciones del gobierno se trataban de crímenes de lesa humanidad; crímenes que por su gravedad son imprescriptibles y pueden ser condenados por la justicia internacional.

También reveló que el DAS podría estar involucrado con el atentado que sufrió Germán Vargas Lleras en octubre de 2005. Según Petro, hubo irregularidades en el funcionamiento del esquema de seguridad del entonces Senador. Adicionalmente, en las gacetas del organismo de inteligencia se incluía el uso de explosivos como parte de la 'guerra política' y, entre los archivos encontrados por la Fiscalía, había fotografías sobre el hecho. (Escuchar a Vargas LLeras al respecto)

Cuando iba a terminar su debate, Petro enfatizó que este tema iba a ser más importante que la parapolítica. Dijo que era necesario investigar la responsabilidad del presidente Uribe como el autor detrás de las persecuciones, amenazas, asesinatos y torturas.

Sin embargo, Petro no logró probar su gran tesis sobre la conspiración política supuestamente dirigida por Álvaro Uribe. Aunque documentó su intervención y expuso en qué consistía la Operación Transmilenio contra periodistas y organizaciones de derechos humanos y la Operación Amazonas para acabar al Polo, el gobierno no cedió ante sus acusaciones.

 

 

 

La defensa del gobierno

 

 

 

El actual director del DAS Felipe Muñoz respondió las preguntas hechas por el senador Petro y dijo que todas las ilegalidades cometidas por el DAS tenían que investigarse y ser sancionadas. Mencionó que actualmente hay diez procesos penales abiertos y 40 personas involucradas. Luego de concederle este punto a Petro, empezó su defensa del gobierno y apeló a la tesis de la crisis estructural del DAS.

Muñoz alegó que el centro de inteligencia lleva involucrado en homicidios, interceptaciones, infiltraciones y actos terroristas desde 1984. Con ese argumento el director del DAS respondió la acusación de Petro que culpa al presidente Uribe del actual escándalo de las chuzadas.

Además, Muñoz repitió varias veces que el DAS es una base de datos que tiene información detallada y confidencial prácticamente de cualquier ciudadano, el asunto está en cómo se utiliza esa información.

El ministro Valencia Cossio también tuvo su hora para hablar y contradecir al senador Gustavo Petro. Al iniciar su intervención, dijo que Petro y el senador Luis Carlos Avellaneda decían verdades a medias que se convertían en mentiras. El problema fue que no se dirigió específicamente a muchos de los puntos tratados y mas bien aprovecho su hora del debate para defender la honra y gestión del presidente Álvaro Uribe.
 

 

Continuará

 

Tanto Muñoz como Valencia Cossio repitieron ante el micrófono que confiaban en la justicia colombiana y que era anti democrático y anti nacionalista apelar a tribunales internacionales para asuntos que puede resolver la justicia nacional. Ambos se referían a la amenaza de Petro que solo el tiempo confirmará: que la Corte Penal Internacional juzgará al presidente Uribe Vélez por supuestamente cometer crímenes de lesa humanidad.

Entre papeles y carpetas que lo rodeaban, Petro no pudo evitar mencionar las elecciones. Dentro del contexto de las persecuciones políticas, se burló irónicamente del Gobierno por no perseguir a Mockus que, según las encuestas, es la principal oposición del uribismo en estas elecciones.

"Mi senado que ya dejo, y mi gobierno que quiso aniquilarme", dijo Petro terminando su intervención.
 

 

Únase a los Superamigos

El periodismo independiente que hace La Silla Vacía se financia, en parte, con contribuciones de nuestros lectores. Conviértase en SuperAmigo de La Silla, para que podamos seguir escribiendo sobre cómo se mueve el poder en Colombia. Adquiera su membresía aquí.