La bandera de la migración

Video
armandoruiz-20112021.jpg

El arte también reflexiona sobre la migración. Armando Ruiz es colombo-venezolano y en su proyecto Bandera confronta las paradojas de este fenómeno.

Según Migración Colombia hay un poco más de un millón setecientos mil venezolanos en el país, de los cuales el 54 por ciento de ellos están en “condición irregular”. La migración es un fenómeno evidente en las calles y en las carreteras de Colombia. Familias caminando en busca de un futuro incierto siempre bajo la sombra de la desesperanza. Familias que han dejado atrás todo, cargando apenas lo indispensable a cuestas pensando en el día a día -el solo hecho de saber dónde pasarán la noche es ya un desafío- e intentando reconstruir sus vidas a pesar de las adversidades.

El proyecto Bandera del artista Armando Ruiz nos invita reflexionar sobre las paradojas de la migración. Este artista nació en Barranquilla y su madre es venezolana. Vivió casi 20 años en el país vecino -desde 1999 a 2017- justo en el momento en que se impuso el chavismo. Lo vivió en carne propia en Maracaibo donde descubrió su interés por el arte en la academia Julio Arraga y después en la Universidad del Zulia.

Ruiz se interesó por la violencia que veía en su entorno y que vivió también en su ciudad natal pero no solo la violencia representada en muerte sino también en la que ya se imponía desde las esferas políticas. Estar o no a favor de alguien era y es una estigmatización que genera discriminación, rechazo, odios. En la obra No matarás que realizó en esos años en Venezuela, un video registraba el mandamiento de la religión católica escrito con sangre humana. Las letras se van convirtiendo lentamente en un charco de sangre. De ahí se desprendió también otro proyecto de libros escritos con sangre.

Cuando regresó a Colombia en 2017 -año en participó en La feria del millón Caribe- empezó a inquietarse por el tema de ser migrante. Su proyecto Bandera incluye un video que registra una larga bandera pintada en los andenes rumbo a Villa del Rosario, por donde transitan los caminantes. La bandera aparece y desaparece invitando a reconocer los pasos de quienes apenas entran al país y ven ahí ese “símbolo” de su “nuevo territorio”. Las banderas de Venezuela y Colombia en la frontera pululan, en puestos callejeros, en las paredes, en las calles y Ruiz armó un gran archivo fotográfico de ellas.

Por otro lado, buena parte de los venezolanos que cruzan la frontera lo hacen con morrales que entregaba el gobierno a los estudiantes que asumían misiones de educación. Esos morrales que tienen los colores de la bandera de Venezuela se convirtieron en un elemento representativo de quienes caminan hacia un destino incierto. Allí guardan sus objetos personales, los pocos que traen, y es normal ver esos bolsos entre ellos. 

2-armandoruiz-20112021.jpg
3-armandoruiz-20112021.jpg
4-armandoruiz-20112021.jpg

Ruiz optó por intercambiar varios de esos bolsos, con unos nuevos, diferentes, para que los migrantes puedan seguir guardando sus cosas, y con la misma tela comenzó a construir una bandera. Una bandera que, como bien se sabe, tiene los colores de la de Colombia. Una bandera que podría ser la misma. Su intervención busca envolver con la misma bandera la estatua de Simón Bolívar -que fue donada en su momento por Venezuela- que domina el parque que lleva su nombre en Cúcuta. Esos retazos de bolsos se unen para resignificarse en un símbolo patrio que más allá de los lugares comunes tiene una historia de unión desde tiempos, justamente, de Bolívar. En esta bandera que busca envolver el monumento predomina el color rojo ya que en los morrales el rojo está muy presente pues alude a la revolución chavista pero también al mismo significado que nos enseñaron en el colegio y en los colegios de Venezuela: ahí está representada la sangre derramada por quienes lucharon por la libertad. Ahí la paradoja de que esa libertad ahora, en esa bandera de Ruiz, no es más que la representación de los pasos de miles de personas que huyen sin saberlo de los pensamientos de Bolívar -el libertador que inspiró al Chavismo- para terminar envolviendo la estatua del mismo. Un gesto simple, elemental, para recordar el fracaso. 

9-armandoruiz-20112021.jpg
7-armandoruiz-20112021.jpg
8-armandoruiz-20112021.jpg
5-armandoruiz-20112021.jpg
6-armandoruiz-20112021.jpg

No se pierda La feria del Millón en Medellín que se llevará a cabo del 2 al 4 de diciembre en Palermo Cultural; y La feria del millón Caribe en el Museo del Atlántico, el 9 y 10 de diciembre. Más información: www.feriadelmillon.com o en el correo: info@feriadelmillon.com

Compartir