La doble militancia amenaza a las grandes figuras del Pacto Histórico

La doble militancia amenaza a las grandes figuras del Pacto Histórico
Doblemilitanciapacto.jpg

El Consejo de Estado suspendió provisionalmente al senador boyacense César Pachón del Pacto Histórico por incurrir en doble militancia. En la decisión, el tribunal traza una línea jurídica sobre los alcances y limitaciones que tienen las coaliciones políticas, como la del Pacto Histórico. De consolidarse esa línea, con una decisión de fondo de la sala Quinta, pondría a tambalear la elección de otras figuras del petrismo como Gustavo Bolívar y Roy Barreras. 

El caso tensiona la aplicación de la ley electoral con el sentido común de la política. Por ejemplo, de avanzar la interpretación literal, Barreras, que estaba en el Pacto Histórico como miembro del partido ADA, podría terminar sin curul porque apoyó en la consulta presidencial del Pacto a Petro, de la Colombia Humana, y no al pastor Alfredo Saade, el candidato del ADA.

El caso de César Pachón

A Pachón lo suspendieron porque, dice el fallo de la medida cautelar, hizo campaña a la Cámara y la Presidencia por candidatos de partidos diferentes al suyo y que de eso hay pruebas en fotografías y videos.

Para aspirar al Senado por la lista del Pacto Histórico el ingeniero boyacense tuvo el aval del Movimiento Alternativo Indígena y Social, Mais. Pero en las elecciones de Cámara de Representantes de Boyacá, Pachón hizo fórmula con Pedro Suárez de la Colombia Humana, y no con José Giovany Pinzón Báez que tenía el aval del Mais.

Además, en la consulta presidencial del Pacto Histórico hizo campaña por Gustavo Petro, que tenía los avales de la Unión Patriótica y la Colombia Humana, y no por la candidata del Mais que fue Arelis Uriana Guariyu.

“Pasó por alto o desconoció que el MAIS avaló a un ciudadano específico para alcanzar una de la curules en la referida circunscripción”, dice la decisión. 

Pachón se defendió diciendo que en los tres casos - lista al Senado, Cámara de Boyacá y consulta presidencial- había de por medio un acuerdo de coalición política entre varios partidos que se llamó Pacto Histórico.

Sin embargo, el Consejo de Estado señaló que las reglas de doble militancia tienen alcances en las coaliciones. Comenzando por definir a quién puede apoyar un candidato inscrito en una coalición, como lo fue Pachón en la lista al Senado del Pacto.

“Si su intención se manifiesta en brindar apoyo, debe hacerlo: (i) en primer lugar a los candidatos de su partido de origen, y en caso de que no haya candidato para un cargo específico, (ii) puede apoyar a los candidatos de los demás integrantes de la coalición o de los partidos o movimientos políticos que se hayan adherido, siempre y cuando haya sido dejado libre para dar ese apoyo por parte del partido”.

Pachón al ser militante del Mais debía apoyar en primer lugar a la Cámara a su compañero de partido Pinzón Báez, advierte la sentencia.

Por un tecnicismo, el Consejo de Estado no conceptuó de fondo sobre el apoyo de Pachón a Gustavo Petro y no a Arelis Uriana Guariyu. Pero los puntos que trazó sobre la doble militancia en coaliciones abren ventanas para revisar casos similares que tocan las consultas presidenciales.

Teniendo en cuenta, además, que una sentencia de la Corte Constitucional de junio pasado -que confirmó la nulidad de la elección del gobernador de La Guajira, Nemesio Roy, por doble militancia en una coalición- le dio el aval a esa línea jurídica que viene planteando el Consejo de Estado.

Bajo ese argumento de doble militancia, pero enfocado al tema de consultas presidenciales, el mismo Consejo de Estado está evaluando otras demandas que piden anular las elecciones de los senadores Gustavo Bolívar, María José Pizarro, Roy Barreras, Paulino Riascos, Wilson Árias y Pedro Flórez, todos del corazón del petrismo. 

Bolívar y Pizarro, avalados por el Mais, pero de frente con Petro

Gustavo Bolívar y María José Pizarro ocuparon los dos primeros lugares de la lista al Senado del Pacto Histórico. A esos puestos llegaron avalados por el Mais, como Pachón. Bajo ese entendido, según las demandas que hay contra ellos, para la consulta presidencial debían apoyar a la candidata del Mais, Arelis Uriana Guariyu.

Pero los dos estuvieron de frente con la campaña de Gustavo Petro a través de sus redes sociales y en eventos públicos.

Gustavo Bolívar, por ejemplo, hizo un video en sus redes sociales el 6 de marzo en el que invitó a sus seguidores a pedir el tarjetón de la consulta del Pacto y votar por Gustavo Petro y no por Uriana.

Por su parte, Pizarro acompañó a Petro en varios eventos políticos. Y compartió videos de apoyo hacia él.

Roy y Paulino, avalados por el ADA no votaron por el pastor Saade

Roy Barreras y Paulino Riascos entraron a la lista al Senado avalados por la Alianza Democrática Amplia, ADA. Barreras en el quinto puesto y Riascos en el 19.

Para la consulta presidencial del Pacto, la ADA tuvo dos candidatos en el tarjetón: el pastor cristiano Alfredo Saade y el exgobernador de Nariño, Camilo Romero. Barreras y Riascos no hicieron campañas por ninguno de los dos, y sí por Gustavo Petro.

Acá, por ejemplo, el 12 de marzo, a un día de las elecciones, Barreras invitó a sus seguidores a votar por Petro.

Mientras que Riascos movió piezas publicitarias, como esta del 7 de febrero, presentando a Petro como su fórmula a la consulta presidencial. Eso, teniendo en cuenta, además, que en ese momento era el presidente del ADA. 

Frente a eso, Riascos se defiende diciendo que no estaba obligado a apoyar a Saade porque, a pesar del aval del ADA, él tenía la condición de precandidato y no de candidato. Y que no hay antecedentes jurídicos para aplicar doble militancia por apoyar a un precandidato de un partido diferente. 

Wilson Árias y Pedro Flórez, del Polo, pero sin Francia de frente

El Polo Democrático puso cuatro nombres en los primeros 20 puestos de la lista al Senado del Pacto. Hay demandas por doble militancia contra dos: Pedro Flórez, el número 9, y Wilson Árias, el número 15.

Quienes buscan anular sus elecciones señalan que Flórez y Árias incurrieron en doble militancia porque, al parecer, apoyaron en la consulta presidencial a Gustavo Petro y no a la candidata que eligió el Polo Democrático: Francia Márquez. 

Flórez, aliado del poderoso Clan Torres, por ejemplo, pidió el voto por Petro acá. 

Los señalamientos contra Árias son por publicaciones como estas: 

O su intervención en un evento en Cali donde presenta a Petro como el próximo presidente de Colombia.

La demanda contra Árias es la más avanzada. Al admitir el proceso el Consejo de Estado definió el rasero de cómo va a abordar este tipo de demandas por doble militancia por temas de coaliciones y consultas presidenciales.

De entrada lo que propone el Consejo es responder si Árias, al tener aval del Polo, debía apoyar la campaña presidencial de Francia Márquez. O si, por el contrario, podía respaldar la de Petro teniendo en cuenta que los dos partidos, Polo Democrático Alternativo y el Movimiento Colombia Humana, suscribieron un acuerdo de coalición para celebrar una consulta interpartidista.

En su defensa Árias dice que no hay pruebas de que apoyó a Petro. Que las imágenes y los videos en los que sale acompañando al líder de la Colombia Humana en eventos en Villavicencio, Cali o Pasto, hacían parte de sus labores como candidato al Senado.

“Estuvo dirigida a la defensa y promoción del programa unitario de la coalición que encarnaban todos los precandidatos presidenciales, incluido Gustavo Petro, quien además se avizoraba como el más opcionado en las encuestas para derrotar las candidaturas contrarias de cara a la Presidencia: las lideradas por Federico Gutiérrez y Rodolfo Hernández”, dijo.

Y que, en todo caso, de llegar a comprobar que sí incurrió en doble militancia no debería desencadenar en la anulación de su elección porque eso, añade, “afectaría sus derechos políticos e incumpliría con la Convención Americana de Derechos Humanos”.

Publicaciones

Únase a los Superamigos

El periodismo independiente que hace La Silla Vacía se financia, en parte, con contribuciones de nuestros lectores. Conviértase en SuperAmigo de La Silla, para que podamos seguir escribiendo sobre cómo se mueve el poder en Colombia. Adquiera su membresía aquí.

Compartir