La estrategia del caracol de los Nule

Imagen

El martes el Superintendente de Sociedades tomó la decisión de liquidar dos de las empresas más grandes del Grupo Nule, con lo cual el emporio de los primos Nule tiene sus días contados. Sin embargo, todo parece indicar que los Nule ya no son –por lo menos oficialmente- los dueños del Grupo.

El martes el Superintendente de Sociedades tomó la decisión de liquidar dos de las empresas más grandes del Grupo Nule, con lo cual el emporio de los primos Nule tiene sus días contados. Sin embargo, todo parece indicar que los Nule ya no son –por lo menos oficialmente- los dueños del Grupo.

El grupo Nule está compuesto por varias empresas, ninguna de las cuales es la matriz. Las dos que tienen orden de liquidación son las más grandes: MNV y Gas Kapital. Y hay otras tres que se llaman Translogistics, Ponce de León y Bitácora. Además, los Nule tienen una participación en la sociedad anónima Concesión Bogotá-Girardot.

A través de Ponce de León controlan seis sociedades de servicios públicos, desde Bogotá hasta Cúcuta, bajo las siglas Aguas Kpital. La empresa Translogistics es la contratista de las obras de la 26 en Bogotá. Y MNV es dueña de la mitad de Kpital Energy, de Enertolima y de la empresa de energía de Pereira.

En julio, después de que estalló el escándalo del Cartel de la Contratación en Bogotá, la Superintendencia de Sociedades sacó una resolución que identificó a Miguel y a Manuel Nule Velilla y al primo Guido Nule Mariño como “controlantes conjuntos”. Eso, en términos mundanos, significa que para la Superintendencia y para efecto de cualquier responsabilidad los tres primos son considerados la matriz de todo el grupo constituido por 16 compañías (ver gráfico). Por lo tanto, son responsables subsidiarios de todas las deudas contraídas, según se explicó en un comunicado de la Supersociedades.

El 27 de agosto, por solicitud del Revisor Fiscal, se convocaron las asambleas generales de accionistas de las empresas. Los delegados de la Superintendencia trataron de asistir pero, primero, no los dejaron entrar, y cuando finalmente consiguieron la autorización, una señora les informó a los revisores fiscales y a los de la Superintendencia - ya que ninguno de los accionistas ni de los representantes legales de las empresas llegó - que los Nule ya no eran socios de la empresa (sigue abajo).

 

 

Ver en pantalla completa

 

 


Ante esta sorpresa, el lunes pasado la Superintendencia de Sociedades realizó una visita especial a las sociedades MNV y Gas Kpital para revisar el libro de accionistas y descubrió que éste había sido sustraído de la compañía sin ninguna explicación, según el mismo comunicado de la Supersociedades. También se dieron cuenta de que las empresas carecían de contabilidad desde marzo de 2010, y que había habido una cesación de la actividad contable y tributaria.

Pero para sumarle a la sorpresa, una abogada le informó a la Superintendencia que los Nule ya no eran accionistas de estas empresas y le entregó una carta con los datos de los nuevos socios.

En la nueva composición accionaria, la empresa Solutions and Infraestructure Technologies Colombia S.A.S. aparece como el dueño mayoritario de la empresa MNV y como un socio importante de Gas Kpital Gr.

Con la asesoría de la firma de abogados Brigard & Urrutia, Solutions and Infrastructure Technologies fue constituída con un capital suscrito de un millón de pesos y un capital pagado de cero pesos. No tiene junta directiva y tiene tan solo un gerente en propiedad llamado Alberto Hernández.

La Silla Vacía averiguó que Solutions and Infrastructure Technologies es una empresa creada exclusivamente con el propósito de administrar las empresas de los Nule por parte de dos fondos internacionales: Invertotal y Hansa Holdings LTD, que es una subsidiaria de Arco Capital Corporation.

Arco Capital Corporation es un fondo gringo e Invertotal es mexicano-americano. Según el comunicado de la empresa son “sociedades inversionistas internacionales con activos e inversiones que suman entre las dos más 500 millones de dólares en América Latina, Europa y Asia. Ambos fondos se especializan en financiar empresas en mercados emergentes y cuentan con la experiencia para tomar el control de empresas en dificultades para reorganizarlas en beneficio de todas las partes”.

En el mercado, este tipo de fondos se conocen como “fondos buitres” porque se especializan en prestar plata a empresas con dificultades a altas tasas de interés y si no logran pagar, se cobran la deuda como los chepitos más avesados.

Los Nule le debían a estos dos fondos alrededor de 80 mil millones de pesos desde el 2007. Según el comunicado de los fondos, ellos tomaron el control administrativo de la organización para “adelantar reuniones con los distintos acreedores y partes interesadas en busca de soluciones”.

Tocará ver cómo la liquidación del Grupo por parte de la Supersociedades afecta estas ‘soluciones’, sobre todo cuando si algo tienen los Nule son acreedores, comenzando por las ciudades y gobernaciones que les dieron anticipos para obras que no se han entregado. Y aún antes de eso, toca ver si cuando finalmente aparezca el libro de accionistas esta cesión de acciones aparece debidamente registrada.

Compartir
0