La mano derecha de Vargas que llega a Cambio para alistar la campaña

Imagen
ani(0).jpg

Córdoba se desempe?ará como secretario general de Cambio Radical a partir de este lunes. Foto: ANI

Germán Córdoba tiene dos funciones en el Partido del Vicepresidente: hacerlo más visible y dirimir divisiones internas

Todo está listo para que este lunes Cambio Radical anuncie como nuevo secretario general a Germán Córdoba, uno de los hombres más cercanos al vicepresidente Germán Vargas Lleras, para alistar el partido para su campaña presidencial.

Así se lo dijeron a La Silla un senador y otro miembro del Partido, que contaron que la semana pasada su comité directivo (una especie de junta directiva que nombra a los funcionarios del Partido y aprueba el gasto anual, y que está compuesto por Enrique Vargas Lleras, Santiago Pardo y Jairo Serrano) le aceptó la renuncia a Antonio Álvarez Lleras, quien era secretario general desde la fundación de Cambio, hace 18 años.

Córdoba es una de las personas más cercanas a Germán Vargas, tanto así que el actual Vicepresidente lo ha tenido en puntos claves de su gestión: fue su secretario privado en el Ministerio del Interior en 2010 y su secretario general en el de Vivienda. Ahí estuvo al lado de Luis Felipe Henao hasta 2014, cuando pasó a ser vicepresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, cargo que ocupará hasta Navidad.

Esa cercanía con Vargas muestra que el Vicepresidente se está enfocando en fortalecer su Partido, cuando está a algunas semanas de renunciar para poder hacer campaña a la Presidencia.

Por eso, la primera función de Córdoba es alistar la colectividad para la campaña de Vargas. “Tenemos el mejor candidato, debemos tener el mejor Partido”, dijo a La Silla uno de los consultados.

Esto significa dos cosas. Una es fortalecer la estructura en las regiones, con comités regionales de juventudes y mujeres que sirvan para ambientar el aterrizaje de Vargas Lleras como candidato. La otra es mejorar el impacto en opinión, asegurándose de que Cambio suene más en redes sociales y medios de comunicación.

Además de fortalecer a la colectividad, Córdoba llega con la función de mejorar el clima interno y evitar roces como el que hay entre senadores y representantes, y que quedó expuesto cuando los primeros le pidieron al Consejo Nacional Electoral aceptar como copresidente al senador Bernabé Celis, para que el partido no lo manejara solo el representante Rodrigo Lara, algo que luego rechazó el comité directivo.

Como Córdoba ha tenido que atender a los congresistas desde que Vargas era Ministro del Interior, según un Senador consultado el nombramiento no molesta entre los congresistas porque lo conocen.

Como es visto como portavoz del jefe máximo de Cambio, su presencia puede evitar divisiones. “Cuando dice algo es porque el Vicepresidente lo avala”, explicó una fuente.

Igual en algunas semanas el hoy Vicepresidente dejará de necesitar portavoces y podrá arrancar su precampaña en forma.

Compartir