La prueba de los lazos de Kiko en el Cesar

Imagen
portadakiko(0).jpg

Cielo Gnecco Cerchar, madre del gobiernador del Cesar, y Kiko Gómez Cerchar en una fiesta en agosto pasado cuya temática fue mexicana.

Hace dos meses, La Silla reveló cómo el oscuro panorama que padece La Guajira amenaza con reeditarse en el Cesar con el cumplimiento del sueño mafioso del "Magdalena Grande", un proyecto criminal que consiste en poner políticos en el Magdalena, el Cesar y La Guajira para crear un gran bloque regional que proteja las rutas del narcotráfico. Y contamos la afinidad del hoy capturado gobernador guajiro Kiko Gómez con sus parientes: la familia Gnecco Cerchar que gobierna en el Cesar.

La foto que publicamos hoy es la prueba de los estrechos lazos entre Kiko y Cielo Gnecco Cerchar, la primera dama del Cesar, madre del gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco y hermana del asesinado Jorge Gnecco Cerchar, el hombre que se ideó el sueño del "Magdalena Grande".

La imagen fue tomada el pasado 17 de agosto en el cumpleaños de Cielo Gnecco, una mega parranda que se realizó en Las Marías, la casa de recreo de los Gnecco, y de la que se habló por días en Valledupar debido a que estuvo amenizada por los más importantes y exclusivos cantantes vallenatos y porque el whisky y la buena comida "llovieron". Ahí fue invitado de honor Kiko Gómez, quien esa noche se quedó a dormir en Valledupar para acompañar hasta el final a su prima Cielo.

Una fuente que pudo entrar a la fiesta le contó a La Silla detalles del festejo en el que Kiko y los Gnecco reafirmaron su estrecha amistad. Tan importante fue considerada la presencia de Kiko que, desde la tarima, el cantante Jorge Oñate le hizo un saludo al Gobernador y luego, según la fuente con la que hablamos, agregó: "Y me le manda un abrazo a nuestro amigo común, el perrero de los 'malcriaos', al piso".

Perrero en algunas partes de la Costa hace alusión a la vara con la que se le pega a los animales para domarlos. "El perrero de los 'malcriaos' " es la expresión con la que muchos en el Cesar y La Guajira conocen a Marquitos Figueroa, el presunto capo del narcotráfico y del contrabando de gasolina que iba a ser capturado el mismo día que Kiko Gómez. Jorge Oñate lo menciona en una de sus canciones:

En la misma canción, llamada 'Descarga de besos', Oñate también saluda a Kiko y a Tito Figueroa, quien sería Milton Alejandro Figueroa, sobrino de Marquitos.

Esa noche en la fiesta de cumpleaños de Cielo Gnecco no estuvo Figueroa. Pero en cambio sí estuvieron personajes prestantes de la región como los alcaldes de Chiriguaná, La Jagua, El Paso, Codazzi y Becerril (municipios del eje minero del Cesar), quienes departieron con las cabezas del Cesar y La Guajira al son de los acordeones.

Acaso haya sido esa la última gran parranda de Kiko Gómez antes de ser capturado, también en una parranda que llevaba dos días en su natal Barrancas, al sur de La Guajira.

Contexto

Compartir
0