Las cinco conclusiones del debate con la Centro Esperanza

centro-esperanza-portada-09122021.jpg

El debate anoche de los precandidatos del Acuerdo Centro Esperanza en televisión, como parte de nuestra alianza con Caracol Televisión, fue una oportunidad de conocer mejor qué piensan los aspirantes, cómo se distinguen entre sí y de entender de qué se trata esa coalición.

Estos son las cinco conclusiones de La Silla frente al debate:

Son un equipo cohesionado y competitivo

Así como en el debate del Pacto Histórico fue evidente que recogían la diversidad del país y que a la vez era evidente para todos ellos que Gustavo Petro era el candidato y los demás los teloneros, en esta conversación con la coalición Centro Esperanza la cohesión personal e ideológica entre ellos fue evidente. También que, aunque en las encuestas Sergio Fajardo les saca una ventaja significativa a los demás, todos están en la competencia.  

En las preguntas de Sí o No, a diferencia también del Pacto Histórico, había mucha más homogeneidad en las respuestas. Todos son claramente liberales y las diferencias están más en relación con el apoyo que estarían dispuestos a recibir de otros partidos (con Alejandro Gaviria siendo más pragmático) y con la política económica (siendo Gaviria, también, más liberal).

Le apuestan a replantear la política de drogas

En la conversación, quedó claro que todos creen que hay que replantear la política de drogas, tanto en lo que tiene que ver con el consumo (todos están de acuerdo con legalizar la marihuana recreativa) como con la sustitución de cultivos y el enfrentamiento de organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico.

Alejandro Gaviria propuso una “regulación inteligente” de las drogas y enfrentar las organizaciones criminales con la fuerza y la presencia efectiva del Estado en la periferia con oportunidades para la gente.

Juan Manuel Galán, por su lado, propuso legalizar el uso de la coca para fines medicinales y nutricionales, además de crear vías terciarias y titular la tierra de los campesinos.

Juan Fernando Cristo propuso un subsidio del Estado para sustituir cultivos y proteger el medio ambiente. Y Jorge Enrique Robledo dijo que “la primera estrategia antidrogas del plan Colombia fue un TLC con Estados Unidos” y que en esa medida había que replantearla.

Salvo Gaviria, le apuestan al proteccionismo

Jorge Enrique Robledo siempre ha enarbolado la defensa de la industria nacional y medidas arancelarias para proteger el empleo nacional de las importaciones. Es un discurso muy alineado con la izquierda (de hecho, Petro defiende ahora lo mismo). Ayer en el debate quedó claro que los demás candidatos, incluido Fajardo, están de acuerdo con él.

La única voz abiertamente disidente fue la de Alejandro Gaviria que dijo que ese proteccionismo a ultranza podría traer más pobreza y hambre. Fue el único que defendió el libre comercio.

Frente a la actitud anti-TLC de Robledo, los demás estaban de acuerdo o reviraron muy poco.

Son antipolíticos profesionales

Todos los candidatos de la coalición son políticos que llevan por lo menos una década en el escenario público. Algunos, como Robledo, Cristo y Fajardo, más de dos. 

Sin embargo, el discurso fajardista antipolítico es unánime ahora en la coalición, con algunos matices en el caso de Gaviria, que considera que para gobernar él sí haría “alianzas con la gente de centro derecha y la centro izquierda”. 

Aun así, si el sello de Petro es un cambio de modelo en lo económico, el de esta coalición es un cambio en la forma de hacer política. 

Incluso políticos como Cristo y Amaya —que le han jugado al clientelismo en el pasado desde el Gobierno Santos y Norte de Santander el primero, y desde la Gobernación de Boyacá el segundo— rechazaron las relaciones políticas tradicionales basadas en cuotas burocráticas o asignación de contratos para obtener leyes.

No quieren el apoyo de Uribe en segunda vuelta, y divididos frente al de Petro

En casi todas las preguntas de Sí o No había amplio consenso. También en la de si estarían dispuestos a recibir el apoyo de Álvaro Uribe en el eventual caso de pasar a segunda vuelta.

En cambio, frente a si recibirían el apoyo de Gustavo Petro en la misma situación, estaban divididos: Gaviria y Amaya dijeron que sí; Galán y Petro dijeron que no; y Robledo y Cristo prefirieron no responder.

Compartir