Las dos cartas secretas de Ocampo en la negociación de la tributaria

Las dos cartas secretas de Ocampo en la negociación de la tributaria
JoseAntonioOcampo.jpg

La Silla Vacía conoció el plan interno que tiene el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, para negociar la reforma tributaria en el Congreso. El plan, que Ocampo ha compartido solo con un puñado de colaboradores, establece cuáles son los parámetros de negociación del Gobierno de Gustavo Petro. 

La estrategia incluye rebajar impuestos a las empresas y, por otro lado, apretar el cinturón en el impuesto al patrimonio para equilibrar los recortes.

Sobre las posibles concesiones no hay un cálculo explícito de cómo puede afectar el recaudo de 25 billones de pesos iniciales que se planteó la reforma. Hasta el momento de la publicación de esta nota, el ministerio de Hacienda no ha respondido las preguntas enviadas por La Silla Vacía al respecto.

Hay campo para bajar el impuesto de renta a las empresas

Por el lado de las empresas, una de las concesiones clave sería la de bajar la tarifa del impuesto de renta para las empresas, que según el proyecto inicial de tributaria seguiría en 35%, y sobre la cual Ocampo no ha mostrado hasta ahora ninguna flexibilidad.

Pero en el plan que trazaron en el Minhacienda, esa tarifa podría bajar a 30% de manera gradual en los próximos cinco años, siempre y cuando siga en pie la eliminación de los beneficios tributarios que tienen algunos sectores.

Además, se abriría la puerta a una tarifa de renta diferencial, dependiendo del tamaño de la empresa, haciéndolo más bajo para las pequeñas y medianas. Se trata de un pedido que había llegado desde varios frentes, pero sobre todo desde el gremio de las micro, pequeñas y medianas empresas (Acopi).

A esta posible gabela para los empresarios, que asumieron el mayor peso de la pasada tributaria del exministro José Manuel Restrepo, se suman las que ya anunció públicamente el ministro Ocampo esta semana sobre dividendos y ganancias ocasionales.

Según Ocampo, la tarifa efectiva para el impuesto a los dividendos para personas naturales quedaría entre 0% y 20%, y no en 39% como se había planteado. “Se dará un descuento por el dividendo recibido del 19%, que es la persona de $10 millones mensuales. A partir de ahí comienza el impuesto con la unificación de ingresos hasta 20%", explicó.

El impuesto al patrimonio podría tener un umbral más bajo

Si estas concesiones se hacen, junto con otras que ya han anunciado públicamente, la consecuencia para la tributaria es que el monto esperado de 25 billones de pesos baje, por lo que Ocampo piensa plantear, entre otras cosas, que más personas paguen impuesto al patrimonio.

En el proyecto radicado, la propuesta es que personas que tengan un patrimonio igual o superior a los 3.000 millones de pesos, aproximadamente, paguen cierta tarifa de impuestos que varía según ese patrimonio.

En el plan para negociar de Ocampo, el límite de los 3.000 millones podría bajar hasta 1.000, lo que haría que muchas más personas paguen el impuesto al patrimonio.


Las dos cartas secretas de Ocampo en la negociación de la tributaria
recaudo tributaria.png

Fuente: Exposición de motivos de la reforma tributaria presentada el 8 de agosto de 2022

Hay que tener en cuenta que la cifra del patrimonio es el resultado de restar las deudas que tiene la persona. Además, se puede deducir cierto valor por propiedades inmobiliarias que se declaren como vivienda, equivalente a 456 millones de pesos (12.000 UVT), monto que podría subir a 500 millones de pesos para el 2023.

En las cuentas iniciales de la reforma, por este impuesto al patrimonio el país podría recibir alrededor de 2,7 billones de pesos en 2023, lo que podría subir en caso de que cambien los umbrales de este tributo.

Con estas cartas del impuesto al patrimonio y el de renta empresarial, el MinHacienda tiene listo el garrote y una zanahoria para seguir con la negociación en el Congreso.  

Publicaciones

Compartir