Los conservadores quieren a Francisco Estupiñán como sucesor de Minagricultura

Imagen
portada_41515_0_0(2).jpg

Aunque la última palabra sobre el reemplazo de Juan Camilo Restrepo la tiene Santos, seis personas del conservatismo y del sector agrario le confirmaron a La Silla que dentro del partido ya genera consenso el nombre de Francisco Estupiñán, el presidente del Banco Agrario y un funcionario que ha trabajado muy de cerca con Restrepo.

Ayer por la tarde se confirmó un rumor que venía sonando con insistencia desde marzo: el ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo saldrá del Gobierno dentro de algunas semanas.

Por ahora los conservadores respiran tranquilos, porque ya obtuvieron del presidente la garantía de que el ministerio seguirá en manos azules. Aunque la última palabra sobre el reemplazo de Restrepo la tiene Santos, seis personas del conservatismo y del sector agrario le confirmaron a La Silla que dentro del partido ya genera consenso el nombre de Francisco Estupiñán, el presidente del Banco Agrario y un funcionario que ha trabajado muy de cerca con Restrepo. Pero que no genera tantas resistencias en las toldas conservadoras como el ministro.

El presidente confirmó ayer la salida de Juan Camilo Restrepo del Ministerio de Agricultura después de dos meses de rumores. Foto: Juan Pablo Pino

A los conservadores les gustaría que Francisco Estupiñán, el presidente del Banco Agrario, sucediese a Juan Camilo Restrepo. Foto: La Opinión

El presidente Juan Manuel Santos enfrenta el reto de dejar contentos a los conservadores y al mismo tiempo encontrar un ministro de Agricultura que conozca el agro.

El nombre de Juan Lucas Restrepo, director de Corpoica, también ha sonado como posible reemplazo del ministro, aunque ha perdido fuerza. Foto: Juan Pablo Pino

La salida del ministro

Pese a que no era la primera vez que se rumoraba la salida de Juan Camilo Restrepo del gobierno, en los últimos meses su imagen sufrió un importante desgaste a raíz de los paros del sector agrario. En ese momento sectores tan disímiles como el uribismo y el Polo comenzaron a pedir su renuncia.

La Silla supo que Restrepo presentó su carta de renuncia a comienzos de abril, pero que Santos no la había aceptado hasta esta semana y le había pedido que no se fuera hasta que no terminara algunas tareas.

En parte porque, como contó La Silla, era altamente improbable que el Presidente le entregara su cabeza a los uribistas, que siempre consideraron su nombramiento como una de las primeras señales de ruptura entre el ex presidente Uribe y su sucesor.

Pero también porque, según confirmó La Silla, Restrepo ha aportado mucho al proceso de paz y ha sido el responsable de una de las políticas centrales del gobierno: la restitución de tierras despojadas a las víctimas del conflicto.

Hace unos días Restrepo comenzó a dar señales de que sus días en el edificio de la Avenida Jiménez estaban contados. “Yo creo que varias de las tareas que me encomendó el presidente Santos ya están o redondeándose o concluyendo”, dijo en una entrevista con La República este miércoles.

Detrás de su salida también hay un trasfondo político. A pesar de que Restrepo siempre ha sido fiel a su ideología conservadora, como funcionario ha tenido un perfil más bien independiente y esto no ha caído bien a muchos dentro del partido liderado por Efraín Cepeda.

Una parte importante del Partido siente que Restrepo -al igual que otros ministros de origen conservador como Mauricio CárdenasJuan Gabriel Uribe o Juan Carlos Echeverry- ni los representaba de verdad, ni les daba juego burocrático ad portas de una campaña electoral.

Todo esto en momentos en que el partido vive un intenso debate sobre cómo alinearse en torno a la reelección. Los más cercanos al ex presidente Uribe, como la senadora Liliana Rendón o el ex gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, buscan tender puentes con el Centro Democrático.

Otros sectores buscan una candidatura presidencial propia pero también cercana al uribismo, como las de Marta Lucía Ramírez o José Félix Lafaurie. Y finalmente un sector más cercano al gobierno busca ir con un candidato propio, como Echeverry o el mismo Restrepo, que pueda hacer una alianza con Santos en segunda vuelta.

El candidato conservador

 

La salida de Restrepo plantea un enorme desafío para Santos: debe mantener contentos a uno de sus aliados claves y alineados con la Unidad Nacional, pero al mismo tiempo necesita a alguien con experiencia en temas agrarios, dada la crisis que atraviesa el sector y la importancia que tiene en los diálogos con las Farc en La Habana .

Por lo pronto los conservadores ya aseguraron lo que más les angustiaba. La Silla supo que hace tres semanas se reunieron los principales líderes conservadores con Santos y éste les prometió que el partido mantendría la cartera.

Una semana después, los senadores azules se reunieron con el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas y con el secretario general de Presidencia, Juan Mesa, tras lo cual le retiraron el apoyo al ministro. Eso fue preparando el terreno para su salida definitiva.

Y también para ir pensando en el nombre que quieren sugerirle a Santos. El de Francisco Estupiñán surgió rápidamente como uno de consenso y los azules buscan enviarle señales de humo al presidente sugiriéndolo.

Dos figuras del conservatismo le dijeron a La Silla que aunque el presidente del Banco Agrario tiene un perfil más técnico que político, es una figura conciliadora que siempre les contesta el teléfono y se ha mostrado muy disponible para ayudar en donde haya incendios. Varios le atribuyeron un papel decisivo en conjurar paros como el de los cafeteros y el de los cacaoteros.

“Hay consenso muy a favor suyo tanto en el Senado como en la Cámara”, le dijo a La Silla un político conservador. “Con esta crisis del sector agrario, no se puede poner al frente del ministerio a alguien que tenga que arrancar de cero. Improvisar sólo generaría un trauma gravísimo en el sector”, dijo otra figura conservadora que reconoce que la preocupación de muchos azules por el ministerio no era exactamente por temas agrarios. Eso sí, las seis fuentes consultadas coinciden en que Estupiñán no tiene el perfil de prestarse al apetito burocrático de algunos sectores azules.

Pese a su paso por el brazo económico del Ministerio, Estupiñán Heredia no es precisamente una persona del sector agropecuario. La carrera de este economista de la Universidad Externado ha estado sobre todo en el sector financiero, habiéndose desempeñado como director general del Presupuesto Nacional y como presidente del Banco Granahorrar durante tres años, antes de su venta al BBVA. Su llegada al Banco Agrario se debió precisamente a Juan Camilo Restrepo, con quien es cercano desde que fue su viceministro de Hacienda durante el gobierno de Andrés Pastrana. Es además el papá de Nicolás Estupiñán, el viceministro de Transporte. 

En el sector agrario tienen una imagen favorable de él, aunque saben que no proviene del agro. “Es magnífico en temas financieros y de hacienda, pero no es una persona que sepa del manejo del campo”, dice una persona que conoce bien al sector y que preferiría una persona con mayor experiencia agropecuaria, pero que teme que llegue al ministerio alguién que le de un manejo político. Desde ese punto de vista el presidente del Banco Agrario sería bien recibido por el agro.

Con la promesa de mantener la cartera de agricultura en manos azules, Santos parecería garantizar la reparación de los puentes con uno de sus aliados claves en momentos en que arranca la campaña electoral. Un eventual nombramiento de Estupiñán podría servirle para jugar a tres bandas, generando tranquilidad entre los conservadores, en el ministro saliente y también dentro del sector. Falta ver si Santos les dará gusto a los azules nombrando al hombre que ellos quieren.

Compartir
0