Los guiños de Petro a los concejales en el Plan de Desarrollo

Imagen

El Plan de Desarrollo de Gustavo Petro se enfrentaba a un Concejo controlado por una coalición opositora, por lo que parecía difícil que fuera aprobado. Sin embargo, la Comisión del Plan votó abrumadoramente a su favor el sábado (de los 15 concejales, 12 lo apoyaron en su totalidad y otro, Jairo Cardozo del MIRA, votó a favor de la mayoría de los artículos) El concejal conservador Ómar Mejía Báez, uno de los más duros críticos del Plan, no solo lo criticó por presuntas ilegalidades. “Vislumbro favores políticos en el Plan”, dijo el viernes ¿Qué pasó?

Entre el miércoles y el viernes la plana mayor del Gobierno de Petro, capitaneada por el Secretario de Gobierno Guillermo Asprilla y el Secretario General Eduardo Noriega, estuvo en el Concejo. Los concejales habían propuesto modificaciones el Plan (que, por ley, sólo puede ser modificado por el alcalde), y esas propuestas eran lo que estaba sobre la mesa para negociar.

Asprilla y Noriega se reunieron con concejales, de forma individual y por bancadas, y buscaron acuerdos. Como se informó la semana pasada, la administración aceptó la mitad de las modificaciones que le propusieron, más de 600. Y con eso logró la arrolladora victoria, que además marca un cambio en las relaciones entre el Concejo y la Administración.

La Silla Vacía revisó las modificaciones que Petro incluyó en el Plan. Encontró que varias de ellas responden a los intereses de los grupos que, legítimamente, representan algunos concejales, y que muestran en qué puntos se acercó la administración a ellos. Los que más lograron incidir fueron los concejales de la bancada de Progresistas, como es natural dada su cercanía a la administración, pero en muchos casos como los de Borys MontesdeocaAngélica Lozano o Carlos Vicente de Roux, obtuvieron modificaciones en temas variados que no necesariamente se identifican con su electorado.

Esto fue lo que identificó:

LA TERCERA EDAD
(Jorge Lozada, de Cambio Radical):
Este concejal tiene apoyo entre las personas de la tercera edad. Por eso, la inclusión de los ancianos en los programas de atención integral de lucha contra la discriminación, la creación de un nuevo proyecto llamado “Las personas mayores, fuente de memoria y del saber” o la creación de casi 10 mil nuevos subsidios para mayores desprotegidos, son vistas como victorias de Lozada.
LAS MADRES COMUNITARIAS
(Nelly Patricia Mosquera,
de La U):
Esta concejal, junto con su padrino político, el representante a la Cámara Ángel Custodio Cabrera, tiene como fortín las madres comunitarias. Por eso, la meta de profesionalizar 200 madres comunitarias es una victoria de Mosquera 
LOS JÓVENES
(Diana Alejandra Rodríguez,
de Progresistas):
esta joven concejal, que tiene su fuerte en Kennedy, ha buscado posicionarse como portavoz de los jóvenes. Varias modificaciones al Plan reflejan sus inquietudes, como ella misma lo ha señalado, incluyendo una nueva estrategia de inclusión específicamente dirigida a los jóvenes..
LOS ANIMALISTAS
(Carlos Roberto Sáenz, de Progresistas y Clara Lucía Sandoval, de La U):
Aunque en el concejo se conformó una bancada animalista más amplia, estos dos concejales son los que más se han perfilado como defensores de los animales, que se ha venido convirtiendo en un grupo de interés cada vez más importante. Lograron incluir bastantes metas, desde aumento de programas de esterilización de perros y gatos hasta empoderar a las Juntas Locales Defensoras de Animales.
LA NIÑEZ
(Martha Ordóñez, La U):
aunque éste es un tema al que se refirieron varios concejales, Ordóñez ha agitado esa bandera desde hace varios años. La modificación del Plan en muchos puntos para fortalecer la política de infancia y, sobre todo, la inclusión de una sección entera dedicada a los niños, se puede anotar como victoria de Ordóñez. La Procuraduría, que intervino durante el trámite para apuntar que el Plan no estaba cumpliendo con los requisitos en esta materia, también fue un jugador clave.
LOS AMBIENTALISTAS
(Diego García, de Progresistas):
Aunque hay varios concejales con preocupaciones ambientales, García fue el que logró más modificaciones, sobre todo en lo relacionado con el agua. Logró que se incluyera un control estricto de la minería, metas de control de escombors y basuras y participación ciudadana en la definición del manejo de cuencas hidrográficas, entre otras.
LA CULTURA
(Venus Albeiro Silva, del Polo):
Silva tiene una gran fortaleza entre algunos grupos culturales, empezando por el teatro Chiminigagua. El Plan se modificó para incrementar un 20 por ciento el presupuesto de los festivales culturales declarados patrimonio.
LOS MAESTROS
(Álvaro Argote, Celio
Nieves y Orlando Santiesteban, del Polo):
Nieves y Argote tienen su fortín entre los maestros del Distrito, y Santiesteban entre educadores privados; de ahí su interés en la educación y en las condiciones de los maestros. Lograron que Petro aceptara parcialmente la ampliación de la meta de cobertura de educación superior (lo que quiere decir más trabajo para los maestros) y la ampliación de la planta y las directivas docentes. El Plan ahora incluye el compromiso de “incrementar los incentivos para el reconocimiento de la labor docente; apoyar el bienestar y la salud ocupacional de loa maestros” y los programas de bienestar para docentes, además de un preescolar de tres grados. Además, en medio del choque que tienen con el secretario de Educación Óscar Sánchez, cambios como el de reforzar la jornada única (que ahora se hará en 50 colegios, cuando antes se había reemplazado por una jornada extendida con contenidos no necesariamente académicos) son victorias de ellos y de otros concejales como Severo Correa, Miguel Uribe y Antonio Sanguino. Como el Polo tiene parte de su electorado en el Sumapaz y una preocupación particular por los campesinos, también lograron impulsar un mayor compromiso con los campesinos y las zonas rurales del Distrito.
LA FAMILIA
(José Arthur Bernal, de Cambio Radical, Marco Fidel Ramírez, del PIN, Clara Lucía Sandoval, de La U, Jairo Cardozo y Olga Victoria Rubio, del MIRA):
Estos concejales tienen en común que sus electores vienen de diferentes iglesias. Lograron incluir a la familia como un eje del proyecto de inclusión en el Plan; aunque este eje no tiene metas específicas relacionadas, lo que le habría dado más fuerza, su mención es un reconocimiento a estos concejales. También ganaron con la creación de una oficina para la libertad religiosa que debe defender las diferentes confesiones religiosas en la ciudad, pues crea un espacio de interlocución con el Distrito para sus inquietudes en asuntos como la posibilidad de tener lugares de culto en espacios no construidos para ello. Perdieron, sin embargo, en que el texto habla de “la diversidad de las familias”. El Mira también planteó otros asuntos, como la seguridad vial.
EL PARQUE DEL AGUA
(César García, de Cambio Radical):
el nuevo concejal reivindicó la inclusión de una nueva meta en el plan, la construcción de un “Parque del Agua” que sirva para enseñar la importancia del recurso hídrico. 
LA SALUD
(Edwar Arias, del Partido Verde):
Arias, quien es médico, tiene uno de sus fuertes en la salud. Logró que el gobierno incluyera metas de vacunación del virus del papiloma humano.
 

 

Compartir
0