Los megacontratistas de Cúcuta en el arranque de 2019

Silla Santandereana
fotojet_1_7(0).jpg

Revisamos los 14 procesos de más de mil millones que César Rojas ha contratado en lo que va del año.

En lo que va del último año de su administración, César Rojas ha suscrito 14 contratos de más de mil millones.

La Silla revisó detalladamente cada uno de los procesos y encontró que, además de viejos conocidos, aparecen contratistas que iniciaron su carrera  a la par del periodo de Rojas.

Para esta historia no tuvimos en cuenta cuatro casos: los dos contratos en los que instituciones religiosas operan regularmente colegios, un convenio con la ESE Imsalud (por ser interadministrativo), y el de la alimentación escolar que está detallado en esta historia.

Estos son los diez ganadores de la megacontratación de Cúcuta en lo que va de 2019.

1

Unión Temporal Pavicucuta 2019

Contrato: Rehabilitación, recuperación y mantenimiento de malla vial de Cúcuta

Valor: $1.819 millones

Integrantes: 

Retromaquinas SA (5 por ciento de participación)

Ingeniería Oasis (95 por ciento de participación)

Quiénes son:

Retromaquinas es una empresa constructora conocida en Norte por ser de Pedro Barriga Peñaranda, quien fue señalado  por paramilitares desmovilizados como un colaborador activo de las AUC (La Silla no logró establecer si está investigado actualmente).  Es hermano del exsenador del viejo PIN Carlos Barriga, a quien la Corte Suprema está investigando por parapolítica.

El representante legal actual de Retromaquinas es Pedro Barriga Mogollón, hijo de Pedro. 

La socia de Barriga -Ingeniería Oasis- es una empresa creada en 2016, que solo se matriculó en la Cámara de Comercio hasta en enero de ese año, y está representada legalmente por Nelly Rueda Londoño. 

Según los registros del portal de contratación pública Secop, solo ha ejecutado recursos públicos con la Alcaldía de Cúcuta. 

En los documentos con los que Ingeniería Oasis acredita su experiencia en la Cámara de Comercio, solo aparecen los contratos que ha ejecutado con la Alcaldía y dos con privados. 

Uno de ellos es muy particular porque tiene que ver con una empresa directamente relacionada con el alcalde César Rojas Ayala. 

Fue suscrito  con la Constructora Oasis, una empresa creada en 2012 que es representada legalmente por Andrés Sarmiento Rojas y Carmen Alicia Rojas Ayala, sobrino y hermana del mandatario. 

Además, La Silla encontró que Nelly Rueda Londoño también es empleada en la constructora. 

Durante esta administración Ingeniería Oasis se ha ganado tres contratos más (dos por selección abreviada y otro por licitación) en consorcios con otras empresas que suman $3.387 millones.

Todos tienen en común que cerraron con una única oferta.

Cómo ganaron:  

Aunque se trataba de una licitación para pavimentación -objeto que es muy común y que por esa razón suele tener mucha competencia-, la de la Unión Temporal Pavicucuta fue la única que ofertó. El proceso no tuvo observaciones.    

 
2

Unión Temporal Pavimex Cúcuta 2019

Contrato: Pavimentación urbana

Valor: $27.272 millones

Integrantes: 

Trituradora La Roca y Construcciones

Construcciones y Pavimentos Viales Copavicol 

Quiénes son:

Las dos empresas son de Pedro Antonio Silva Ruiz, un megacontratista de la región. 

En octubre de 2017 Trituradora La Roca se puso sobre el radar porque la Fiscalía imputó al exgobernador Edgar Díaz Contreras (hoy senador por Cambio Radical) y al gobernador William Villamizar Laguado por un contrato por $4.003 millones que esa empresa ejecutó para reparchar vías en 2009  y que no se terminó de ejecutar pero se pagó completamente. 

Como contó La Silla en ese entonces, en el Norte político La Roca es conocida porque su crecimiento está ligado al ascenso político de Villamizar. 

Cómo ganaron:  

Este contrato el más grande que ha licitado la administración de César Rojas este año. A pesar de que la pavimentación es un objeto muy común que suele tener competencia, la propuesta de Silva fue la única y durante el proceso no hubo observaciones.

 
3

Consorcio Colegio Sede Simón Bolívar

Contrato: Construcción sede Simón Bolívar colegio Gremios Unidos 

Valor: $4.876 millones

Integrantes: 

Fabio Alberto Sánchez Garavito (35 por ciento)

Construcciones Clarent SAS (50 por ciento)

Egida Construccions (15 por ciento) 

Quiénes son: 

Construcciones Clarent y Egida Construcciones son representadas legalmente por los hermanos Ricardo Andrés y José Roberto Galvis Garay, respectivamente.

Ellos son hijos de los ingenieros Dora Nahir Garay Gutiérrez y José Álvaro Galvis Pinto, dos contratistas conocidos en el departamento.

Como contamos, ella es la interventora de la intersección de la redoma del terminal de Cúcuta, contrato que ganó compitiendo contra una propuesta fantasma. 

Por su parte Fabio Alberto Sánchez Garavito ha contratado desde 2012 en varios municipios del departamento, por montos entre los 50 y los 700 millones de pesos. Según el portal de contratación pública, se encarga de la construcción de cocinas y baños en zonas rurales, alcantarillado, entre otras obras civiles similares. 

Cómo ganaron: 

La única observación que tuvo el proceso fue hecha por Sánchez Garavito, uno de los ganadores del contrato, quien pidió modificar los índices financieros y la Alcaldía aceptó. 

Al cierre llegaron dos propuestas, una presentada por el Consorcio Colegio Sede Simón Bolívar y la Constructora Matices P&B ltda, pero la segunda no estuvo en la puja porque los contratos que acreditó para la experiencia no cumplían con las condiciones de la Alcaldía.

Esa práctica suele ser usada por administraciones para dar apariencia de pluralidad de propuestas y disminuir el indicador del único oferente, que es una de las principales alertas de potencial corrupción en la contratación pública.

 
4

Unión Temporal Escenarios Deportivos

Contrato: Mejoramiento y adecuación de escenarios deportivos 

Valor: $7.919 millones

Integrantes: 

Ingpra SAS (30 por ciento de participación)

Carlos Alberto Contreras Vargas (10 por ciento de participación) 

José Lombardo Becerra Ardila (60 por ciento de participación) 

Quiénes son:

Ingpra SAS es una empresa representada legalmente por el ingeniero civil Fabián Alberto Prato Duarte. 

Según la información publicada en el portal de contratación estatal, Prato arrancó como contratista en las alcaldías de San Cayetano, Lourdes y Cáchira haciendo obras de mantenimiento y algunas interventorías, que oscilaron entre $5 y hasta $80 millones. 

Hasta noviembre de 2015 el único contrato grande que aparece registrado a su nombre y en sociedad con otra empresa, fue por $.1200 millones para pavimentar una calle en Salazar de las Palmas, municipio del que es oriundo el alcalde de Cúcuta, César Rojas. 

Sin embargo, desde 2016 Prato da un salto y empieza a figurar en la contratación gruesa de la Alcaldía de Cúcuta. 

Lo hizo a nombre propio y como representante legal de Ingpra, empresa que se creó en febrero de 2016, es decir, a dos meses de que arrancara la administración de César Rojas.

En agosto de 2016 Prato, a nombre propio, se ganó la licitación para hacer “los estudios y diseños de lugares de esparcimiento en la parte superior del Cerro de las Cruces” por $1.394 millones. Participó en consorcio con otra empresa -Constructores y Arquitectos Asociados- pero él tuvo el 95 por ciento de la participación. La suya fue la única oferta. 

En  2017 empezó a contratar con Ingpra, a la que consorció nuevamente con Constructores y Arquitectos Asociados, pero tuvo el 95 por ciento de participación. 

Así se ganó dos selecciones abreviadas que sumaron $1.588 millones y que fueron para ejecutar el mantenimiento de zonas públicas y para la segunda etapa del equipamiento urbano del Cerro Nazareno.

En 2018, Ingpra se ganó otras tres selecciones abreviadas para embellecimiento de zonas públicas y de esas solo en una participó como parte de un consorcio. Las tres sumaron $1.832 millones. 

Ese mismo año, se quedó con la licitación para la construcción y adecuación del Colegio Inem por $1.000 millones. 

El otro miembro de la Unión Temporal Escenarios Deportivos es Carlos Alberto Contreras Vargas, contratista de obras civiles que desde 2012 ejecuta obras de baja cuantía mayoritariamente en el municipio de Chinácota.

Contreras así como Prato entró a la contratación de Cúcuta en 2016 y hasta ahora se ha ganado por lo menos cuatro contratos más que suman $2.392 millones, para construir y adecuar zonas verdes y una interventoría a la construcción de una estación de Policía. 

Por su parte, Lombardo Becerra, quien tiene el 60 por ciento del consorcio, solo ha contratado con el Estado en 2014 y 2015 como representante legal de una junta de acción comunal veredal en el municipio de Bochalema, según los registros del Secop.

Los cinco contratos que tiene son para el mantenimiento de las vías de la vereda que representaba y no superan los $18 millones.

Cómo ganaron: 

La licitación cerró con único oferente. Dentro del proceso hubo un potencial oferente que denunció que había condiciones restrictivas como la solicitud de experiencia únicamente en mejoramiento de parques urbanos, cuando el contrato era para el mantenimiento de escenarios deportivos. 

También señaló que la Alcaldía pidió acreditar experiencia en actividades que “resultan excluyentes para los proponentes que aspiran a participar en el proceso”. 

La Alcaldía se mantuvo en esas condiciones, argumentando que esos requisitos garantizaban la idoneidad del contratista

 
5

Unión temporal San Bartolomé

Contrato: Remodelación Colegio San Bartolomé 

Valor: $2.999 millones

Integrantes: 

Ingpra SAS (90 por ciento de participación)

Germán Ricardo Vásquez Chinchilla (10 por ciento de participación)

Quiénes son: 

Cómo contamos en el contrato anterior, Ingpra se creó en febrero de 2016 y es representada legalmente por Fabián Alberto Prato Duarte. Durante la administración de César Rojas él se ha ganado cinco contratos que suman $4.420 millones. 

Por su parte, Germán Vásquez es un ingeniero civil que, al menos desde 2011, ha contratado en varios municipios de Norte obras civiles por valores entre los $50 y los $1.000 millones. 

En la administración de César Rojas en 2017 obtuvo tres contratos por mínima cuantía que sumaron $162 millones, cuyo objeto fue la interventoría técnica, administrativa y financiera de la construcción de centros de integración en tres barrios de Cúcuta.

De la contratación de mayor valor solo encontramos su participación en otros dos de 2018 que también ejecutó en consorcio con Ingpra: uno para la construcción del Colegio Inem por $1.000 millones y otro para la remodelación de la sede de Alto Viento del Colegio Camilo Torres por $550 millones. 

Cómo ganaron: 

La licitación cerró con una única oferta y tuvo una observación de un potencial oferente que denunció que las condiciones de experiencia eran restrictivas, porque exigían requisitos como haber ejecutado la construcción de gaviones (muros de contención) en colegios.

“(Con ese requisito) estaría atentando con la igualdad de condiciones y la transparencia de la contratación pública”, dijo en una comunicación dirigida a la Alcaldía.

La administración no aceptó la observación. 

 
6

Unión Temporal Escolar 2019

Contrato: Transporte escolar para zona rural y corredor humanitario de Cúcuta

Valor: $3.686 millones

Integrantes:

Avanzando Logística y Transporte Especial SAS 

Calidad Total SAS  (participación no fue publicada por la Alcaldía)

Quiénes son: 

Tanto la unión temporal como Avanzando Logística y Transporte Especial está representada legalmente por Alexandra Bonilla Jauregui.

Según el portal de contratación Secop, Bonilla empezó en el mundo de la contratación en 2015, como contratista de la Universidad Francisco de Paula Santander, prestando servicios de transporte para salidas de campo, cuyos valores oscilaron entre los $500 mil y $2 millones.

Sin embargo, en 2017 saltó a las grandes ligas de la contratación en la administración de César Rojas, con Avanzando Logística, empresa que creó en octubre de 2016. 

La Silla encontró que Bonilla le hizo campaña a César Rojas en 2015.

El primer gran contrato en el que participó fue una licitación por $1.380 millones para el transporte escolar en la zona rural de Cúcuta. 

Allí se consorció por primera vez con Calidad Total SAS, que fue el que puso la experiencia y tuvo el 95 por ciento de la participación. 

El mismo día que firmaron ese contrato (23 de enero de 2017) Avanzando Logística se quedó con otro por $571 millones para el transporte escolar en el corredor humanitario Puente Francisco de Paula Santander. 

Para ese proceso la empresa no tuvo que concursar porque la Alcaldía se lo entregó directamente bajo la figura de urgencia manifiesta.

Ese mismo año la Alcaldía sacó dos contratos más por $1.090 millones con el mismo objeto y, aunque sí los sometió a concurso, la única en ofertar fue la empresa de Bonilla. 

En ambos casos lo hizo en consorcio nuevamente con Calidad Total. Sin embargo, en este caso se invirtieron los porcentajes de participación y Avanzando tuvo el 90 por ciento.

Ese mismo año Avanzando se ganó otros ocho contratos en la Alcaldía. El más grande fue uno entregado por selección abreviada para el transporte de personal de la Alcaldía por $336 millones; los otros tuvieron que ver con días extra de prestación de servicios de transporte del personal y escolar en la zona rural, y oscilaron entre $7 y $73 millones. 

Luego, Avanzando se quedó con la licitación del transporte escolar de Cúcuta de la vigencia 2018 por $2.500 millones. Fue la única oferta y nuevamente estuvo en consorcio con Calidad Total pero con la mayoría de participación a su favor (90 por ciento). 

Calidad Total por su parte, es una megacontratista en la región que, como hemos contado, es conocida por ser parte del engranaje burocrático del condenado exalcalde Ramiro Suárez. (En el siguiente numeral detallamos su recorrido) 

Cómo ganaron: 

Durante el proceso cuatro posibles oferentes hicieron observaciones pero la mayoría solo se refirieron a errores de forma en la formulación de los pliegos y la Alcaldía los aceptó. 

Sin embargo, uno sí cuestionó que se puntuara la hoja de vida de los conductores en la evaluación por considerar que los perfiles debían presentarlos una vez se adjudicara el contrato. 

La Alcaldía no aceptó la petición y finalmente la licitación cerró con único oferente.

 
7

Calidad Total SAS

Contrato: Operador del servicio de aseo escolar

Valor: $8.000 millones

Quién es: 

Esa empresa se ha quedado con la contratación de aseadoras y parte del personal administrativo de los colegios en Cúcuta en 2016 ($16 mil millones) y en 2017 ($7 mil millones). 

Como ha contado La Silla, es conocida en Cúcuta por ser parte del engranaje burocrático del condenado exalcalde Ramiro Suárez. 

Actualmente es representada legalmente por Martha Castellanos Díaz; sin embargo, en Norte es conocida por ser de Hernando Lizarazo Ortiz, quien fue su representante legal hasta 2014. 

Lizarazo se mueve en la política local. En medio de la precampaña, ha compartido publicidad alusiva a la candidatura a la Alcaldía de Cúcuta de Martha María Reyes, quien como contamos es ahijada de Ramiro Suárez y cuenta con la maquinaria de la actual administración.

Lo mismo ha hecho con Yesenia Urbina, quien aspira a la Alcaldía de Villa del Rosario. Cómo contamos, Urbina se lanzó al Concejo de esa ciudad en 2011 y consiguió el aval Liberal gracias a que Lizarazo, quien era su jefe en Calidad Total, la recomendó. 

Cómo ganó: 

Al cierre de esta historia la Alcaldía aún no había adjudicado el contrato. Sin embargo, la única oferta fue la de Calidad Total y ya pasó la evaluación. 

 
8

Eagle American de Seguridad Limitada

Contrato: Servicio de vigilancia a las instalaciones de la Alcaldía

Valor: $2.217 millones

Quién es: 

Es representada legalmente por Julio César Casas y desde 2012 es una de las megacontratistas de ese servicio en Norte de Santander.

En la administración de César Rojas Ayala se ha ganado cinco contratos (cuatro licitaciones y una selección abreviada) que suman $8.300 millones. En tres de ellos ha sido único oferente, en otros dos ha competido con otra empresa de seguridad llamada Sevicol. 

Según un contratista y una fuente que conoce por dentro el grupo del exalcalde Ramiro Suárez (poder a la sombra de la Alcaldía de Cúcuta), Casas no está casado con ningún político en particular y en su lugar es amigo de la mayoría de la dirigencia política del departamento, por lo que tiene entrada en varias administraciones. 

Por ejemplo, tiene publicada una foto en su perfil de Facebook con el gobernador William Villamizar, en cuya administración se ha ganado cuatro contratos que suman $2.912 millones. 

Cómo ganó:

Durante la licitación dos potenciales oferentes denunciaron que había condiciones restrictivas, como la exigencia de una sede en Cúcuta con vigencia mayor a un año. 

“(Cambien ese requisito para que) el proceso tenga más transparencia y no sea siempre un único oferente como en los últimos procesos de vigilancia que la entidad ha ejecutado”, dijo uno de ellos. 

Otro aseguró: “Este requisito no permitió la pluralidad de oferentes, direccionando el proceso a empresas únicamente de la región.”. 

La Alcaldía rechazó esa observación diciendo que estaba ajustada a la ley. 

Se presentaron cuatro empresas, pero dos de ellas no entraron a la puja debido a que no subsanaron todos los documentos que les exigieron. 

Seguridad y Vigilancia Sevicol no entregó el formato único de hoja de vida y Protrevis Limitada adjuntó un certificado de representación legal que no especificaba que se encuentra en proceso de reorganización. 

Eagle compitió contra la Unión Temporal NT. Ese proponente llegó hasta la puja pero obtuvo baja calificación porque las hojas de vida que presentó, aunque cumplían con todo, no llevaban formato impreso, una de las exigencias de la administración. 

 
9

Unión Temporal Pavimentación Urbana

Contrato: Interventoría de pavimentación de vías urbanas

Valor: $2.727 millones

Integrantes: 

María Alejandra Picón García (74 por ciento de participación) 

Lidia Shirley Parra García (25 por ciento de participación)

César Augusto Obregón Rodríguez (1 por ciento de participación) 

Quiénes son:

María Alejandra Picón García es ingeniera civil y según el Secop solo ha contratado entre 2011 y 2014 en cinco oportunidades con las Alcaldías de Los Patios, Durania, El Carmen y El Zulia, para ejecutar obras de mantenimiento de espacio público por $4, $12, $15, $59 y $90 millones. 

Reapareció en la contratación pública en 2018, en la administración de César Rojas cuando se ganó en consorcio (con el 80 por ciento de participación) la interventoría de un contrato de protección de áreas estratégicas de Cúcuta por $130 millones y otro por $300 millones para el estudio y diseño de un proyecto de pavimentación urbana del municipio. En ambas fue la única oferente.

El segundo de esos contratos lo hizo en consorcio con César Obregón Rodríguez, un reconocido contratista en Norte de Santander, porque, según una fuente del gremio, es especialista en cimentaciones y esa actividad no es muy popular en Norte. 

Según la información publicada en el Secop, desde 2011 ha ejecutado contratos entre $100 y $3 mil millones relacionados con interventorías y estudios y diseños en el departamento.

Como contó La Silla, Obregón figuró en propuestas fallidas para dos interventorías de las megaobras de la Alcaldía en 2018. Lo llamativo de esas ofertas fue que tenían los mismos integrantes y los documentos que presentaron en ambos procesos tenían las mismas deficiencias y no fueron subsanadas. 

Por su parte, Lidia Shirley Parra García ha contratado en varios municipios de Norte ejecutando interventorías a obras de erosión, construcción de hogares infantiles y reparaciones viales entre los $20 y $490 millones.

Cómo ganaron:

En este proceso cinco potenciales oferentes hicieron 15 observaciones denunciando condiciones restrictivas. 

Señalaron que los índices financieros eran muy altos, así como se hicieron exigencias de requisitos muy específicos como, por ejemplo, que el director de la interventoría tuviera una maestría en planeación, o que la experiencia acreditada en consorcios o uniones temporales solo sería válida si la participación fue más del 70 por ciento. 

“Va contra la ley limitar estos porcentajes, pues no hay ningún sustento técnico que argumente la no validez de la experiencia”, dijo uno de ellos. 

“Lo único que hace (ese requisito) es poner en duda la transparencia de este proceso”, argumentó otro. 

La Alcaldía se mantuvo en todas las exigencias, y finalmente el proceso cerró con una única oferta.  

 
10

Seguros de vida Suramericana y La Previsora

Contrato: Seguros para los bienes de la administración

Valor:

Quiénes son: 

Este contrato por $1.294 millones fue dividido en tres grupos. La empresa Suramericana ganó dos que corresponden a las propiedades, planta y equipos de la Alcaldía por $441 millones y a la protección del personal por $305 millones. La Previsora ganó el tercero para asegurar el patrimonio de la administración por $548 millones. 

Cómo ganaron:

Cuatro potenciales oferentes hicieron observaciones requiriendo información o aclaraciones sobre el proceso. Solo dos de esos observantes advirtieron que dentro de los indicadores financieros, el índice de liquidez solicitado era muy alto. La Alcaldía no aceptó modificarlo argumentando que estaba ajustado a la ley.

 

 
Compartir