Los verdes quieren Colciencias ¿Les dará gusto Santos?

Imagen

En medio de la crisis política que produjo la Reforma a la Justicia, la renuncia de Jaime Restrepo Cuartas a la dirección de Colciencias pasó relativamente desapercibida. Pero no para el Partido Verde, que podría tener ahora su primer cargo de alto nivel en el Gobierno.

El Partido Verde ha hecho saber que le gustaría asumir la política de Ciencia y Tecnología y lo ha repetido a raíz de la renuncia de Restrepo Cuartas. Y desde ya han puesto a sonar dos posibles candidatos.

El primero es Carlos Fonseca, ex viceministro de Ambiente de Eduardo Verano de La Rosa, quien fue gobernador del Atlántico hasta el año pasado. Fonseca es cercano a Lucho Garzón y hace algunos meses también sonó como posible reemplazo de Juan Manuel Ospina en el Incoder. Fonseca ya trabajó en Colciencias, como director de Fomento a la Investigación, ha sido profesor e investigador de varias universidades y fue director del Ideam. Actualmente también es uno de los más de 90 aspirantes a dirigir la CAR.

Jaime Restrepo Cuartas renunció a la dirección de Colciencias. En sus pronunciamientos a los medios, he señalado que el gobierno de Santos le ha dado poca importancia a la entidad.

Foto: Laura Rico Piñeres  - La Silla Vacía

'Lucho' Garzón, presidente del Partido Verde, ha señalado el interés de los verndes en manejar Colciencias.

Foto: Laura Rico Piñeres - La Silla Vacía

El ex ministro de Ambiente Carlos Fonseca es una carta del Partido Verde para la dirección de Colciencias.

Foto: http://historico.unperiodico.unal.edu.co

También suena Rafael Orduz, quien fue gerente de la ETB y ex senador y cercano a Antanas Mockus. Orduz viene de la academia (tiene doctorado y hasta hace poco fue decano de Ingeniería de la Universidad Sergio Arboleda), tiene experiencia en el sector público y manejo político. Además, fue director de Ciencia y Tecnología en Planeación Nacional. Sin embargo, Orduz le dijo a La Silla Vacía que no tiene ningún interés en dirigir Colciencias.

Más allá de esos dos nombres, queda claro que después de la desdibujada del partido al aliarse con Uribe en Bogotá en las pasadas elecciones, el Partido Verde quiere retomar sus banderas originales de Ciencia y Tecnología. Las mismas que Sergio Fajardo también ha asumido como prioridad en su gobernación en Antioquia.

El problema es que después de la debacle de la Reforma a la Justicia y con la necesidad de Santos de ‘recomponer’ las relaciones con los partidos, no es claro que ese cargo vaya a ser para los verdes. Principalmente, porque no los necesita.

Los verdes tienen una bancada pequeña de cinco senadores y tres representantes, y a pesar de no tener participación en el gobierno siempre lo han apoyado hasta ahora, incluso desde antes de entrar a la Unidad Nacional. 

Más urgente para Santos sería asegurar que La U no se debilite por el surgimiento del Puro Centro Democrático, por lo que la aspiración de ‘Lucho’ puede resultar en nada.

Según El Mundo, el gobierno le habría ofrecido  la dirección de Colciencias a Luis Pérez Gutiérrez, el ex alcalde de Medellín que fue rector de la Universidad de Antioquia, gerenció la campaña presidencial de Santos en ese departamento y perdió contra Anibal Gaviria la alcaldía de Medellín el año pasado en medio de fuertes denuncias de lado y lado.

En el sonajero también está Yaneth Giha, la viceministra del Grupo Empresarial de Seguridad y Defensa, que maneja el conglomerado de empresas del sector defensa. Giha ha trabajado en Planeación Nacional, en el Ministerio de Educación y fue directora de Innovación de la Cámara de Comercio de Bogotá.

La otra que suena es la Alta Consejera Presidencial, María Lorena Gutiérrez, quien conoce la academia desde adentro pues fue Decana de Administración de Los Andes y también sabe de gestión. De hecho, se ha convertido en la mano derecha de Santos en este tema en Palacio (una razón para que el Presidente no la quiera sacar de allí).

Estas dos mujeres son cercanas a Santos y por eso existe la posibilidad de que el Presidente deje la locomotora de la innovación en sus manos. Pero esto solo será posible si, como dijo en la reunión de desahogo después de la debacle de la Reforma a la Justicia, no opta por complacer a la clase política sino a los ciudadanos, ya que ninguna de las dos sería cuota de ningún partido.

La Silla Vacía no pudo comprobar si el Gobierno ya hizo una oferta concreta, pero el rumor sobre otros nombres muestra que los verdes no son los únicos interesados en Colciencias ¿Por qué el interés en esa entidad?

El interés en Colciencias

Colciencias tradicionalmente ha sido una entidad pequeña, con poca influencia política. Los recursos que ha canalizado son para investigación y los académicos y científicos no son precisamente un bastión político. Pero esa realidad cambió en los últimos meses.

Por una parte, como contó La Silla Vacía, Colciencias está ahora en una posición estratégica para definir en qué se va a gastar el 10 por ciento de las regalías del país, que ahora entrarán al Fondo de Innovación y Tecnología encargado de incentivar la ciencia y la tecnología en las regiones.

La decisión de qué proyectos van a recibir finalmente los recursos del fondo está en cabeza de unos comités tripartitos, los OCAD, en los que Colciencias participa pero tiene apenas uno de los 12 miembros y la secretaría técnica. Sin embargo, esa participación le da un espacio de interlocución permanente con los políticos regionales.

Además, la voz de Colciencias será importante -o por lo menos debería serlo por ser la cabeza del sector de ciencia y tecnología- para definir los proyectos de Ciencia y Tecnología en los que se van a gastar estos recursos de regalías, que para este año son de 800 mil millones de pesos.

El chicharrón

A pesar del atractivo político de esa dirección, quien asuma el cargo tendrá que lidiar con varios chicharrones que podrían desestimular a los candidatos más serios.

Como lo explicó esta semana el saliente director de Colciencias, el Ministerio de Hacienda planea reducir el presupuesto de Colciencias, lo que llevaría, entre otras cosas, a reducir o incluso eliminar el programa de formación de investigadores. Restrepo Cuartas también dijo que otras entidades, como Planeación Nacional, han tomado decisiones que ha debido tomar Colciencias. Y acusó al gobierno de Santos de no estar realmente interesado en crear una locomotora de la innovación.

Además, la reestructuración de la entidad, que durante el gobierno de Uribe se convirtió en Departamento Administrativo, está pendiente: existe un estudio ya listo que se hizo con dineros del BID y que se demoró porque a mitad de camino apareció la reforma a las regalías. Pero, según la Alta Consejera para el Buen Gobierno, María Lorena Gutiérrez, ya pronto saldrán los decretos que permitirán que Colciencias sea mejor fijando políticas, tenga más herramientas para coordinar el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, y reduzca la tramitología.

En ese contexto, es posible que candidatos de corte más académico como Orduz prefieran no montarse en la vacaloca de una entidad ignorada por el gobierno, con una reestructuración incompleta y con poco presupuesto.

Aunque también existe una contracara. Con los decretos de reestructuración a la puerta del horno, el próximo director puede terminar con un papel más protagónico en la política de innovación, ciencia y tecnología, asumiendo un perfil casi de ministro, e interactuando con políticos y emprendedores locales.

Todo eso hace que la dirección de Colciencias sea un cargo nada despreciable y sería una oportunidad para que los Verdes demostraran que, como el Partido Liberal en el Ministerio de Trabajo o Cambio Radical en el de Vivienda, pueden liderar una política pública - y, como ellos, cobrar resultados si los obtienen. Pero, con el mapa político como está, es posible que otros partidos más importantes en el Congreso para Santos, como los conservadores o la U, se queden con ese fortín.

Compartir
0