Html
Hace dos semanas los Trillizos estaban en Manizales cuando un transeúnte quiso agredir a Lucho Garzón en la calle, le dijo que nunca votaría por él y empezó a subirle la voz. Enrique Peñalosa, que es 10 centímetros más alto que el ex alcalde de izquierda, salió en su defensa. Con tono firme regañó al transeúnte, se volteó y abrazó a su colega para consolarlo. Pero más adelante en el recorrido, Peñalosa fue la víctima del mismo agresor, quien estaba fuera de sus cabales.
Compartir
0