María Isabel Urrutia divide al petrismo tras su paso por Barranquilla

María Isabel Urrutia divide al petrismo tras su paso por Barranquilla
torresdeportes220822.jpg

De camisa amarilla de izquierda a derecha: la diputada de La U Karina Llanos Torres, el representante liberal Dolcey Torres, la ministra María Isabel Urrutia y el senador del Pacto Pedro Flórez.

Este sábado la ministra de Deporte María Isabel Urrutia visitó Barranquilla tras una invitación del senador del Pacto Histórico Pedro Flórez, que hace parte del clan familiar Torres. Este grupo, que entró al petrismo en campaña de la mano de su aliado, el hoy embajador en Venezuela Armando Benedetti, mostró su cercanía con la ministra y su capacidad para convocarla.

Durante la jornada, que duró alrededor de 12 horas, la ministra Urrutia estuvo acompañada de los integrantes del clan Torres que militan en partidos tradicionales e incluso se reunió con los mandatarios del cuestionado clan Char. En contraste, no fueron invitados otras figuras importantes del Pacto en el Atlántico: el hijo del presidente y diputado Nicolás Petro y el representante Agmeth Escaf, lo que causó molestias internas.

Urrutia prefirió a los charistas que al hijo de Petro

Urrutia, la primera deportista colombiana en ganar un oro en los olímpicos, fue congresista de las comunidades afros entre 2002 y 2010 y militó en el Polo Democrático. Su cercanía con el senador Flórez se conoció durante el proceso de empalme, en el que Urrutia era coordinadora del área de deportes.

El 15 de julio Urrutia invitó a Flórez a la comisión de empalme del Ministerio de Deportes para conocer el estado de los escenarios deportivos de cara a los Juegos Panamericanos en Barranquilla. Flórez la invitó a Barranquilla días después para hablar con deportistas y fue el nombramiento de Petro que más celebró en sus redes sociales.

María Isabel Urrutia divide al petrismo tras su paso por Barranquilla
1661206316786.jpg

María Isabel Urrutia divide al petrismo tras su paso por Barranquilla
1661206316839(0).jpg

Y cuando en Barranquilla se empezaba a comentar la cercanía de Flórez con la la ministra Urritia, este sábado la invitó a la ciudad. Fue una agenda de casi 12 horas a la que no fueron invitados otras figuras locales del Pacto Histórico.

Para más sorpresa, Flórez y la ministra se reunieron con los mandatarios de la casa Char, el alcalde Jaime Pumarejo y la gobernadora Elsa Noguera, en la Casa Catinchi, patrimonio arquitectónico de la ciudad. Eso generó disgusto en el petrismo porque los Char son un clan político con denuncias de corrupción y del que Petro ha sido férreo crítico.

En sus redes sociales, el senador Flórez se jacta de haber convocado a la ministra a esa reunión para hablar sobre la realización de los Juegos Panamericanos en Barranquilla para 2027.

Cuando se conoció la foto, el abogado petrista y ex precandidato a la Cámara Miguel Ángel del Río trinó una indirecta: “Con los Char no se negocia. Se les derrota”.

No fue una molestia aislada, tres fuentes importantes del Pacto Histórico en Barranquilla también le manifestaron su inconformismo a La Silla por la agenda de la ministra Urrutia en la ciudad. Prefirieron no ser citados porque no quieren generar una confrontación pública.

“No teníamos conocimiento de eso (de la visita de la ministra). Además, nos pareció de mal gusto, porque pareciera de una entrega a los Char”, dice la fuente del Pacto.

“Pedro Flórez la cagó. No es posible que la agenda sea más concertada con la Gobernación de los Char que con la propia gente del Pacto”, dice otra persona del Pacto.

Durante el resto de su visita en Barranquilla y en otros municipios del Atlántico, la ministra Urrutia no estuvo acompañada con la gente del petrismo, sino de los cabezas del clan Torres, que tiene integrantes en los partidos Liberal y La U.

Concretamente, rodeando a la ministra estaba el representante liberal Dolcey Torres y la diputada de La U Karina Llanos (esposa de Flórez). En cambio, ni el representante del Pacto Agmeth Escaf ni el diputado Nicolás Petro tenían información de la reunión.

Después de publicada esta historia, el diputado Petro lanzó una indirecta en Twitter: "No vamos a permitir que entreguen las banderas del Pacto a los de siempre". Y el representante Escaf comentó la historia: "Nos corresponde a los militantes de Colombia Humana y de los demás partidos y movimientos del Pacto Histórico fortalecer nuestras bases para poder enfrentarnos a los clanes poderosos del Atlántico y del Caribe en las elecciones de 2023". 

Otro que sí participó de la agenda de la ministra Urrutia fue el alcalde de Puerto Colombia, Willman Vargas, que hace parte del clan Torres. 

Apenas la semana pasada el alcalde Vargas presentó junto a la gobernadora Noguera el inicio de la construcción del Centro Gastronómico Internacional en Puerto Colombia.

Los Torres han sido aliados de los Char. En las elecciones locales de 2019 los Torres les hicieron campaña a los charistas Pumarejo y Noguera. Además, la diputada Llanos Torres hace parte de las mayorías de la gobernadora Noguera en la Asamblea y en campaña asistió a una reunión que convocó la casa Char por “Fico” Gutiérrez, aún cuando su esposo Pedro Flórez ya era senador electo del Pacto. 

Los Torres son megacontratistas del alumbrado público en el país y son expertos en combinar la política con los negocios. Sin antecedentes en el petrismo, Pedro Flórez ocupó el puesto nueve en la lista cerrada del Pacto Histórico en Senado porque su aliado Armando Benedetti -en juicio por corrupción- le cedió su cupo.

Flórez le dijo a La Silla que conoce a la ministra hace pocas semanas, que la visita a los mandatarios Pumarejo y Noguera fue institucional. Sobre la ausencia de otras figuras del petrismo dijo que: "A las reuniones no vamos siempre todos los del pacto, la ausencia o presencia de alguien en las reuniones no debe utilizarse para generar intrigas o cizaña que solo favorecen los proyectos individualistas y pretenden desarticular el Pacto Histórico". Hasta la publicación de esta historia la ministra Urritia no nos respondió. 

Mientras las movidas de los Torres causan molestias y generan miedos de una traición en el petrismo, para las elecciones locales quieren jugar fuerte. La exrepresentante de ese grupo Martha Villalba -en juicio por corrupción- está en el sonajero de candidatos a la Gobernación del Atlántico. 

Publicaciones

Compartir