Miguel Uribe radicará ponencia negativa al POT de Petro

Imagen
portadamuribe(0).jpg

Por considerar que tiene vicios de ilegalidad, entre otros argumentos, y que no es conveniente para la ciudad, el concejal liberal Miguel Uribe Turbay radicará esta tarde ponencia negativa al proyecto para actualizar el POT (Plan de Ordenamiento Territorial) que presentó el alcalde Gustavo Petro. Con esto se le enreda a Petro una de sus iniciativas más clave, pues se trata de la hoja de ruta que en materia de expansión debe seguir la ciudad en las próximas décadas.

Por considerar que tiene vicios de ilegalidad, entre otros argumentos, y que no es conveniente para la ciudad, el concejal liberal Miguel Uribe Turbay radicará esta tarde ponencia negativa al proyecto para actualizar el POT (Plan de Ordenamiento Territorial) que presentó el alcalde Gustavo Petro. Con esto se le enreda a Petro una de sus iniciativas más clave, pues se trata de la hoja de ruta que en materia de expansión debe seguir la ciudad en las próximas décadas.

Como había contado La Silla, esta ponencia era el gran debut del prímiparo concejal, pues por sorteo quedó en el grupo de ponentes con dos concejales progresistas. Como era obvio que los progresistas apoyarían sin mayores peros el POT del Alcalde (sus ponencias son positivas con algunas modificaciones), Uribe tenía el reto de dar la mirada más crítica al proyecto y de darle el suficiente peso a los argumentos que resulten contrarios a éste.

Para ello, el liberal se reunió con 19 expertos, nueve gremios, 12 ediles y cinco comunidades, y al final en un mes le quedó un documento de más de 300 páginas. Entre las personas a las que consultó están sus amigos y excandidatos a la Alcaldía por el Polo y Partido Liberal, respectivamente, Aurelio Suárez y David Luna, la exdirectora de Planeación Carmenza Saldías y el exalcalde Enrique Peñalosa.

Entre los artículos del proyecto cuestionados por Uribe están el 221, 226 y 232, en los que las zonas de los conjuntos privados -según su interpretación- se incluyen como parte del espacio público. Antes Uribe también había criticado un artículo ambiguo de la iniciativa que hablaba de la ubicación de los prostíbulos, pero el alcalde Petro aclaró que los prostíbulos no irán a centros comerciales, como se alcanzó a decir.

La Silla conoció los seis argumentos más importantes de Miguel Uribe para negar el POT y entre ellos están: se modifica por completo el POT existente creando un nuevo POT, lo cual tendría que tener un trámite distinto; la administración se "autodelega" funciones fuera de su competencia (le quita al Concejo la competencia para determinar los suelos ambientales, por ejemplo) y no hay estudios ni técnicos ni jurídicos para la modificación.

Para sustentar su afirmación, el concejal en su ponencia señala que a lo largo del articulado del proyecto se establece la obligación de realizar estudios técnicos, científicos, económicos y jurídicos para tomar las decisiones territoriales, pero él cree que precisamente esos estudios debieron hacerse antes de estructurar la iniciativa.

Uno de los vicios de procedimientos que señala Uribe en su ponencia sería que, de acuerdo a la Ley 388 del 97, la modificación excepcional a normas urbanísticas en el POT deben cumplir con una serie de pasos que garanticen la participación ciudadana, pero como la administración "ha publicado tres articulados diferentes en los últimos seis meses" se ha dificultado el seguimiento a la iniciativa.

Por último, los puntos importantes de la ponencia dicen que los vicios en el trámite y la autodelegación de funciones podrían abrirle la puerta a investigaciones por faltas disciplinarias y hasta por el delito de prevaricato por acción. La reacción del Gobierno Petro a esto seguramente se dará pronto.

Esta ponencia será seguramente apoyada por las mayorías contrarias a Petro en el Concejo. Desde la administración sin embargo defienden la iniciativa y, en cualquier caso, el alcalde tiene la posibilidad de sacar el POT por decreto, pero sólo si pasan 90 días sin que se manifieste el Concejo. Solo que en este caso se perdería una de las discusiones más importantes sobre el nuevo modelo de ciudad que propone Petro.

Compartir
0