Ospina le apuesta a una Cali con menos megaobras y más ambiental y tecnológica

Silla Pacífico
ospina_1(0).jpg

Foto: Alcaldía de Cali

Estas son las principales apuestas del alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.

La semana pasada el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, sometió el proyecto de su Plan de Desarrollo a consulta de la ciudadanía, antes de presentarlo al Concejo Municipal el próximo 30 de abril para que lo apruebe o lo hunda. 

Si bien no marca un giro profundo frente a la Administración de Maurice Armitage en aspectos como lo social, seguridad y empleo, sí hay cambios de dirección en temas estratégicos de la ciudad como movilidad, la relación con el medio ambiente, y sobre todo, en el ordenamiento territorial que Ospina espera transforme la ciudad. 

Temas como impulsar las nuevas tecnologías, el tren de cercanías, la economías naranja y el medio ambiente reflejan una Cali de Ospina más a tono con las agendas actuales.

Su Plan marca, sobre todo, un giro frente a su primera Alcaldía en 2008, en la que se enfocó en hacer sus 21 megaobras que iban a modernizar la ciudad quedando un poco relegado el tema social. 

Ospina dice que quiere una ciudad “compacta, conectada, integrada, ambientalmente sostenible y socialmente incluyente haciendo un uso racional del suelo”. 

Estos son los puntos claves del Plan:

1

Impulsará la renovación urbana

Una de las grandes apuestas de Ospina será la modificación del Plan de Ordenamiento Territorial actual que, según él, ha provocado un crecimiento desbordado y desordenado de la ciudad hacia el sur de Cali afectando la movilidad e incluso la prestación de servicios públicos. Con las modificaciones, el Alcalde quiere que se densifique la ciudad, así como frenar los proyectos de construcción en las afueras.

En este punto es clave su apuesta por la terminación del proyecto Ciudad Paraíso que pretende transformar el centro de la ciudad con la construcción de cinco mil viviendas, Estación Central del MIO, Centro Comercial y la sede de la Fiscalía. 

Eso marca una ruptura con Armitage pues él no modificó el POT, que existe desde 2014, y tampoco avanzó en el proyecto de Ciudad Paraíso. 

En el proyecto de renovación que sí coinciden los dos mandatarios es terminar con las obras de reforzamiento del dique del Jarillón del Río Cauca para evitar inundaciones y en la remodelación de ese espacio, que está en la periferia de la ciudad. 

 
2

La Cali Verde de Ospina

Un énfasis del Plan de desarrollo es la inversión de recursos en la construcción de ecoparques, la recuperación de ríos y la transición hacia energías limpias para contrarrestar el cambio climático y recuperar los ecosistemas. 

Por ejemplo, quiere ampliar el Ecoparque de Pance, recuperar la cuenca del Río Cali, construir un Parque Ambiental y Tecnológico en uno de los predios que logró que la Sociedad de Activos Especiales (SAE) no vendiera a particulares, y la recuperación del canal sur del río Cauca. 

Quizá una de sus apuestas más grandes también sea construir una Granja Solar para generar energía e impulsar el uso de paneles solares en las entidades públicas y en las casas.

Ospina ya demostró su intención de proteger el medio ambiente cuando suspendió a comienzos de febrero toda actividad minera en el Río Pance, y alertó sobre la contaminación que generan las plantas de tratamiento de algunos edificios de vivienda circundantes. 

Anunció que evitará la privatización de algunas zonas de la ribera del Río, y que combatirá las invasiones.  

“A los señores propietarios de la tierra, si son dueños de la tierra nadie se las va a quitar, pero no urbanicen más, no los vamos a dejar urbanizar más, quiero decir, eso”, señaló el Alcalde en su intervención en Pance. 

Una bandera que incluso ha apoyado el concejal del Centro Democrático, Roberto Rodríguez, que es de una orilla ideológica muy diferente. 

Esto también lo diferencia de Armitage; durante la pasada administración hubo dos proyectos urbanísticos que lo pusieron contra las cuerdas por el tema ambiental. 

Uno de ellos fue la terminal del MIO sobre el Humedal El Cortijo en el sur de Cali, obra que está parada por una demanda de habitantes de la zona por los posibles daños ambientales, pese a que la Administración siempre dijo que no habría más daños de los permitidos por la Autoridad Ambiental.

La otra fue la prolongación y ampliación de la calle 13, que pretendía atravesar el Humedal La Babilla en el sur de Cali y que también se cayó por oposición de los ambientalistas.

 

 
3

Descongestionar la ciudad

Para solucionar el problema de movilidad, Ospina se enfocará en terminar algunas obras clave como el Tramo 3 de la Troncal de Oriente del Mio en la Simón Bolívar y la prolongación de la Avenida Circunvalar que conecta el occidente con el sur de la ciudad, las dos terminales del MIO que faltan, 34 kilómetros de ciclo-infraestructura así como algunos frentes de las 21 megaobras que él propuso en su primera Alcaldía y aún no están terminadas. 

Sin embargo, a diferencia de Armitage, no se enfocará en hacer grandes obras de infraestructura en la zona más acomodada del Sur, porque considera que son poco estratégicas y que, además, Armitage dejó una deuda de 554 mil millones de pesos que Ospina deberá pagar hasta 2023, cuando termine su periodo, lo que le podría bajar la capacidad de endeudamiento.

En el tema de movilidad, el proyecto más ambicioso de Ospina junto a la Gobernación del Valle es el Tren de Cercanías que pretende conectar a Cali con sus municipios vecinos.

Como es un proyecto grande es probable que no alcance a cortar la cinta, como lo detallamos en esta historia.  Sin embargo, el proyecto sí ha ido avanzando pues ya tiene los estudios de prefactibilidad, más la plata para los estudios de factibilidad, por lo que es muy probable que Ospina alcance a dejar la licitación de la primera línea del Tren firmado.

 
4

Redoblar las obras en lo social

Ospina quiere dar un salto en el tema social para disminuir los índices de pobreza, desigualdad y discriminación y doblar las metas que dejó su antecesor Armitage cuya bandera principal fue la educación. 

Bajo el eslogan “Vida Colectiva, Incluyente y Solidaria”, Ospina le apuesta a garantizar los derechos con un enfoque de equidad de género, generacional y étnico, así como apostarle a reconciliar la ciudad entre sí, y con la administración pública.  

Para hacerlo propone, sin dar detalles, construir una Universidad Distrital para el oriente de la ciudad, donde viven familias de estratos 1, 2 y 3 en su gran mayoría desplazados de otras regiones del Pacífico; formar 14 mil gestores de paz para que medien en la resolución de conflictos; 2500 personas en cultura ciudadana, paz y convivencia; crear tres centros de conciliación en casas de la Justicia; capacitar a 10 mil adultos mayores para que orienten a las víctimas del conflicto armado en los mecanismos de reparación; que 196 mil personas tengan formación deportiva, así como aumentar la cobertura en salud del 64 al 80 por ciento, entre otras propuestas. 

También quiere tratar el problema de drogadicción como un tema de salud pública por medio de la construcción de un Centro de Prevención y Atención para el consumo, así como atender a los habitantes de calle en un Centro de Servicios Integrales.

 
5

La apuesta por la innovación y la economía naranja

Aunque coincide con Armitage en su apuesta por fomentar los emprendimientos y tratar de reducir el desempleo de la ciudad que es uno de los más altos del país, Ospina quiere implementar políticas en las que la cultura, el deporte, la tecnología, las comunicaciones, el turismo y la gastronomía, sean los campos que fomenten el empleo.  

Su intención es aprovechar el impulso de las ferias como el Petronio Álvarez, la Feria de Cali, los espectáculos de salsa y eventos como la Copa América y los Juegos Panamericanos, para generar riqueza a todo con la bandera del presidente Iván Duque. 

Así como construir un parque tecnológico, ampliar la conectividad a Internet con la empresa pública Emcali pasando de mil a 50 mil conectados a la red, y un Parque Pacífico donde esté unida la gastronomía del Pacífico y las artesanías. Esto en el marco de la transformación administrativa de Cali en un Distrito Especial. 

 
6

Ospina y su gobierno transparente

A diferencia de Armitage, Ospina quiere montarse en el tren del Gobierno Abierto. Esta política se hizo conocida en el país porque era la principal bandera del exgobernador verde de Nariño, Camilo Romero, que aunque fue premiada en varias partes fuera del país, en el departamento fue criticada porque se gastó la mayoría de sus cuatro años de gobierno preguntándole a la gente en qué quería invertir la plata, pero no alcanzó a ejecutarla.  

Ospina dice que quiere gobernar con la participación activa de los caleños.

Para eso impulsará  proyectos que le permitan a la gente proponer proyectos, participar de las decisiones de Gobierno y crear plataformas que permitan que la información de la Administración sea pública. 

Ya comenzó lanzando una plataforma digital en la que todas las personas pueden proponer y comentar su Plan de Desarrollo. 

 
Compartir
0