Para darle pelea a Char, Petro se alía con gamonales

Silla Caribe
petrocontrachar(0).jpg

La Colombia Humana se montó al bus de una casa tradicional excharista en Soledad, cuya campaña al Congreso el año pasado se hizo con compra de votos.

Un revuelo en medios nacionales causó este lunes la noticia de que el movimiento del senador y excandidato presidencial Gustavo Petro lanzará al hijo de éste, Nicolás Petro, a la Gobernación del Atlántico para intentar darle la pelea al superpoderoso clan Char de Barranquilla. 

Que Nicolás Petro aspiraría en estas regionales ya se conocía (hace un mes lo habíamos contado en La Silla Caribe), aunque inicialmente su apuesta iba a ser la Asamblea, asunto del que desistió debido a que generó molestias entre los petristas locales que ya tenían armada una lista y sentían la eventual inclusión de Petro hijo como una imposición desde Bogotá.

La candidatura del delfín de Petro a esa Gobernación se enfrenta a la particularidad de la aplanadora charista, que logró armar alrededor de su candidata, la exministra Elsa Noguera, una suerte de 'pacto nacional' de todos los partidos tradicionales para respaldarla, pero prácticamente asegura que Nicolás será diputado porque desde estas elecciones quien quede de segundo a las gobernaciones llegará a la Asamblea (lo mismo ocurre en alcaldías y concejos).

Pero hay un sitio puntual del Atlántico en el que el petrismo ya comenzó a disputarle el poder a los Char: Soledad, el municipio más importante del departamento (después del Distrito de Barranquilla), en donde el charismo se dividió.

Soledad tiene tanta fuerza electoral que pone un representante a la Cámara y, por ejemplo, es ahí que hoy Elsa Noguera inscribirá su candidatura en medio de una parranda carnavalera.

Allí el movimiento de Petro, la Colombia Humana, decidió respaldar la candidatura a la Alcaldía que lleva el grupo del alcalde Joao Herrera para enfrentar a los Char.

Herrera milita en Cambio Radical y es un excharista cuya casa política compró votos en las legislativas del año pasado para llevar a la Cámara al actual representante -también de Cambio Radical- José Amar, como lo revelamos en La Silla Caribe en esa ocasión con fotos.

Así se cocinó la candidatura del delfín de Petro

A finales de junio se supo en Barranquilla que el abogado Nicolás Petro sería candidato a la Asamblea del Atlántico.

La idea era que Nicolás pudiera capitalizar en el departamento los buenos resultados que su padre sacó el año pasado e impulsar una coalición compuesta por Alianza Verde, el Polo, el movimiento Mais y la Colombia Humana.

Sin embargo, su llegada causó malestar en esta convergencia, pues las discusiones para armar la lista conjunta venían dándose desde octubre y ya tenían armado el listado de nombres.

La Silla Caribe habló hace unas semanas con varios de los integrantes de la coalición que nos contaron que, principalmente, rechazaban la candidatura de Nicolás Petro porque, según ellos, no tiene trabajo político en el departamento, no viene manejando el mensaje de unidad dentro de la coalición y generó un conflicto interno al interior de la Colombia Humana.

Incluso tuvimos acceso a una carta en donde varios de los integrantes piden que Nicolás Petro “se sume a este proceso (la convergencia de alternativos para lanzar una lista única a la Asamblea) no como candidato, sino como impulsador más de la unidad y apoye el desarrollo y feliz culminación de esta gran labor”.

Esto finalmente terminó en que el Polo y los verdes se fueron de la coalición y decidieron armar una lista aparte.

Para finales de la semana pasada ninguna de las listas estaba armada y los llamados sectores alternativos corrían el riesgo de quedarse sin candidatos a la Asamblea.

De acuerdo a lo que nos contaron dos miembros de la Colombia Humana, esto, sumado al hecho de que los verdes no terminaban de definir su candidato a la Gobernación, hizo que desde los sectores de la coalición le pidieran el sábado pasado a Nicolás Petro ser candidato a la Gobernación.

Petro lo discutió el domingo con su familia y esa noche aceptó la candidatura, entendiendo que, además, tiene cerca el puesto en la Asamblea gracias al Estatuto de la Oposición.

Esto hizo que los verdes y el Polo volvieran a la convergencia y que esta semana retomaran las reuniones para definir una lista conjunta a la Asamblea.

Pero mientras en ese escenario terminan de curarse las grietas, en Soledad la Colombia Humana ya está firme y unida alrededor de un nombre para la Alcaldía.

La alianza de Petro con políticos tradicionales (y compradores de votos)

Mientras, como lo hemos contado, para la Alcaldía de Barranquilla y la Gobernación las elecciones de octubre parecen cantadas, en Soledad se vive hoy la pelea política más candente de las regionales en el departamento.

Todo por cuenta de la pelea entre la casa política local que llegó a la Alcaldía gracias a los Char y ese clan, que ha puesto los alcaldes en la última década.

Según una fuente conocedora del detalle, el distanciamiento empezó porque el grupo del alcalde Joao Herrera pedía más autonomía para manejar la Administración, mientras el charismo quería controlarles todo.

Los Herrera y los Char han sido cercanos al punto en que no sólo ganaron la Alcaldía de Soledad en cabeza de Joao Herrera hace cuatro años, sino que el año pasado de legislativas se asociaron para llevar a la Cámara a José Amar.

El hijo del alcalde Herrera, Joao Herrera Jr, ha sido además alto funcionario de la Alcaldía de Barranquilla, en cabeza del mandatario Álex Char, el jefe de los Char.

Una de las primeras evidencias públicas del rompimiento Herrera-Char se dio en marzo de este año, cuando el periódico El Heraldo publicó una inesperada investigación del poder por dentro de los Herrera, que detalla cómo supuestamente el Alcalde, su hijo y su esposa se reparten las secretarías de Soledad como si fuera su empresa privada.

Como ese medio es afín a los Char (uno de sus dueños es el candidato de los Char a la Alcaldía de Barranquilla y le han dado varias ayuditas desde el cubrimiento, como lo hemos contado), los conocedores de la situación entendieron enseguida el asunto como una suerte de mensaje a la casa Herrera. 

Luego de eso, los Char se han movido. Por ejemplo, quitándoles a los Herrera su concejal más votado: Santiago Arias, quien abandonó a los soledeños y ahora hacer parte únicamente del charismo, como candidato a la Asamblea.   

Hoy, los Herrera le disputan al poderoso clan la Alcaldía de Soledad con su candidata Beatriz Barraza, quien va con aval del Mais.

Los Char, por su lado, llevan como carta en ese municipio al exconcejal William Torres.

Es en este punto que entra a jugar el petrismo, que decidió respaldar a Barraza, según nos confirmó el propio Nicolás Petro. 

El asunto se decidió la semana pasada en una asamblea en la que se reunieron los candidatos al Concejo de la Colombia Humana.

Aunque aún no es claro si Barraza llevará formalmente el aval de la Unión Patriótica, que desde ayer se llama Colombia Humana-UP, esa decisión la tomará el directorio nacional en Bogotá esta semana. 

Sin embargo, Nicolás Petro nos aseguró que, “con o sin aval”, la Colombia Humana la apoyaría.

Con esto, el petrismo queda montado al bus de los políticos tradicionales excharistas, cuyo Representante a la Cámara hizo una campaña en la que se compraron votos, como lo reportamos en nuestro twitterazo en vivo el día de las elecciones a Congreso.

La idea del apoyo del petrismo a los Herrera es emular los buenos resultados que en Soledad alcanzó Petro en las presidenciales: en primera vuelta, 59 mil votos y, en segunda, 73 mil, que son más que lo que sacó Joao Herrera para convertirse en Alcalde hace cuatro años.

Aunque las elecciones regionales funcionan diferente a las presidenciales y los votos no son transferibles, la unión entre los Herrera y el petrismo tiene desde ya a los Char en alerta y en modo campaña.

Sus candidatos (Noguera y Torres) ya empezaron a montarse en tarimas y hoy recorrerán Soledad al ritmo de la musica carnavalera del Checo Acosta.

Así, a tres días de que comience oficialmente la campaña, el golpe más duro que le pega el petrismo a los Char en su propia casa no es en la Gobernación del Atlántico, sino en Soledad en donde ayudarán a que un clan político tradicional se mantenga en el poder.

Compartir