Pero sigue siendo 'La Gata'

Imagen

Condenada a 40 años de prisión por homicidio, apareció hace poco en el noticiero de RCN delgada -casi en los huesos- respirando mal, desde la cama de un hospital, declarando que era inocente, que la habían acabado y que estaba dispuesta a prender el ventilador y decir a qué políticos había ayudado. Enilce López Romero (la empresaria más conocida como ‘La Gata’) trataba de inspirar lástima. Pero a las pocas horas se conoció la escandalosa noticia de que, a pesar de las advertencias de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia, le habían vuelto a entregar el negocio del chance en Sucre. Eso demostró que a ‘La Gata’ le quedan más vidas de las que ella quiere hacer creer. 

Condenada a 40 años de prisión por homicidio, apareció hace poco en el noticiero de RCN delgada -casi en los huesos- respirando mal, desde la cama de un hospital, declarando que era inocente, que la habían acabado y que estaba dispuesta a prender el ventilador y decir a qué políticos había ayudado. Enilce López Romero (la empresaria más conocida como ‘La Gata’) trataba de inspirar lástima.

Pero a las pocas horas se conoció la escandalosa noticia de que, a pesar de las advertencias de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia, le habían vuelto a entregar el negocio del chance en Sucre.

Eso demostró que a ‘La Gata’ le quedan más vidas de las que ella quiere hacer creer. “El corazón de su imperio es el chance. Esa es la máquina económica que le permite seguir aceitando su máquina política y armada”, le explicó al respecto a La Silla la investigadora Claudia López, experta en parapolítica.  

Sin embargo, aunque vital, el chance no es lo único que le queda a ‘La Gata’. Estos son los detalles de su poderoso imperio.

 

El Chance

Enilce de Jesús López Romero, más conocida como ‘La Gata’, hoy no aparece en la composición accionaria de ninguna de las cuatro empresas que han sido suyas y que son dueñas del jugoso negocio del chance en igual número de departamentos de la Costa. “Ella ha vendido y cedido todo”, dicen en la Secretaría de Transparencia de Presidencia en donde están jugados por impedir que su imperio siga avanzando. Sin embargo, algunos de los nombres que aparecen en las listas de socios de estos concesionarios son tan obvios que se deduce de inmediato la presencia de ‘La Gata’ allí.

Comenzando por los hijos de la empresaria: Héctor Julio Alfonso López (senador por el PIN), Wendy Vanessa Alfonso López y José Julio Alfonso López, quienes al lado de su padre, Héctor Julio Alfonso, aparecen como accionistas de la empresa Unicat que tendrá la concesión del chance en Bolívar hasta 2014 y es considerada como la empresa “madre”, pues también aparece como socia en otros concesionarios del chance de la familia.

Además, el chance de ‘La Gata’ está en Sucre, Magdalena y Córdoba con las empresas Aposucre, Aposmar e Invetnia, en donde de nuevo aparecen como accionistas Héctor Julio y José Luis Alfonso López. Otro accionista de Aposucre es Jesús María Villalobos, conocido como ‘El Perro Villalobos’, empresario de apuestas permanentes y socio histórico de ‘La Gata’.

Una prueba adicional de que estas empresas todas pertenecen al mismo imperio es, por ejemplo, el nombre de Joaquín García Hernández, representante legal de Aposucre y a la vez accionista y miembro de la junta directiva en Unicat y miembro suplente de la junta directiva de Aposmar. En Unicat en la lista de accionistas también aparece el nombre de Santos Enrique López Romero, quien coincide en los dos apellidos con ‘La Gata’.

En el registro de intereses privados firmado de su puño y letra y entregado al Congreso, el Senador Héctor Julio se declaró socio en total de: Aposmar, Invetnia, Unicat, Aposucre y Uniapuestas (que tiene el chance en el Atlántico)

Cada una de las cuatro empresas relacionadas con ‘La Gata’ tiene alrededor de 25 accionistas, debido a que son sociedades anónimas y la ley exige para éstas al menos 22 socios. Según la Secretaría de Transparencia de Presidencia, el resto de socios -con nombres menos conocidos- son todas personas allegadas a la familia de Enilce López. “Hemos podido identificar a dos empleados de ella, a una de las personas que la cuida en la clínica y a uno de sus conductores como accionistas”, dice uno de los asesores de la Secretaría.

Todas las concesiones del chance duran cinco años. Así es que aunque, por ahora, en Sucre está suspendida la venta del chance, de continuar con el contrato estos socios tendrían el negocio durante cinco años pues se lo acaban de ganar. En el Magdalena se los dieron el diciembre pasado, y empezaron a correr en marzo de este año. En Córdoba el año pasado. Y en Bolívar se les acaba en marzo del año entrante.

Como el chance es la única concesión inversa (es decir, que el Estado no le paga al concesionario sino que es el concesionario el que le paga al Estado por administrar un negocio) no es fácil calcular las ganancias. Mucho menos considerando las cifras desconocidas del chance ilegal, el que no aparece en las cifras oficiales de las empresas.

 

Otros negocios y propiedades

En Magangué es vox pópuli que ‘La Gata’ y su familia son dueños de grandes extensiones de tierra y del hotel ‘Valle de Tenza’, llamado así en honor a la región de Boyacá en la que nació el esposo de Enilce López.

Luis Fernando Caro, un paramilitar que está en el programa de protección a testigos de la Fiscalía, declaró en 2008.html que en ese hotel se alojaban los paramilitares que llegaban a Magangué invitados por ‘La Gata’, como lo contó en su momento la revista Cambio.

En un informe, El Espectador reveló datos recogidos por agentes antidrogas de la DEA sobre los bienes de ‘La Gata’ y sus hijos. Allí se relacionan, además de ese hotel, otro hotel llamado El Quimo y las fincas El Garzal, Villa Lía, Villa Enilce, La Habana y El Gato, además de carros de alta gama.

 

Alcaldías y Gobernaciones

Aunque frente a un micrófono pocos gobernantes (por no decir ninguno) aceptan conocer a ‘La Gata’, Enilce López ha sido uno de los personajes a la sombra más influyentes de la política en la Costa Atlántica.

Según la Corporación Nuevo Arco Iris, en las más recientes elecciones regionales ‘La Gata’ respaldó a Julio César Guerra Tulena (gobernador de Sucre, departamento en donde Aposucre acaba de ganar la concesión del chance).

Su hijo Héctor Julio, el Senador, apoyó al actual gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, y de hecho en época de elecciones en La Silla contamos que en Magangué (la zona de mayor influencia de ‘La Gata’) se decía que el candidato que ella apoyaba era Gossaín, aunque él ha negado siempre conocer a la empresaria.

Según el portal Verdad Abierta, ‘La Gata’ también está relacionada con el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, quien según Arco Iris fue apoyado por Benjamín Calderón, socio del chance en el Cesar y amigo de Enilce López.

Por separado, dos fuentes que conocen la región le dijeron a La Silla que ‘La Gata’ tendría influencia en cualquier alcaldía que haya ganado el PIN o Afrovides en Bolívar, Córdoba y Sucre. “Es teniendo varios alcaldes que puede apretar a los gobernadores, no puede perderlos”, le explicó a La Silla la investigadora Claudia López.

Sin embargo, es difícil atribuirle a ella todo el poder en esas alcaldías de la Costa, sobre todo en Sucre, debido a que en parte lo ha ido perdiendo frente a caciques que emergen como el congresista Yahir Acuña. Según la revista Semana, Acuña es el nuevo cacique de Sucre. Hace apenas dos años, era señalado de ser el ahijado político de ‘La Gata’ y del condenado exgobernador y exembajador parapolítico Salvador Arana (un asunto que el legislador siempre ha negado) y se dice que de un tiempo para acá se “independizó”.

 

En el Congreso

‘La Gata’ tiene a su hijo Héctor Alfonso López de senador y además cuenta con los avales que el PIN le pueda dar a sus eventuales candidatos en la regiones.

Prueba del apoyo del PIN a ‘La Gata’ es una reciente carta, cuyo contenido conoció La Silla Vacía, en la que ese partido le escribe al presidente Juan Manuel Santos para quejarse de la persecución que, según la colectividad, está montando el secretario de Transparencia Rafael Merchán en contra de Héctor Julio Alfonso López. Rafael Merchán demandó ante el Consejo de Estado la investidura del hijo de ‘La Gata’ por supuestamente estar violando el régimen de inhabilidades al ser legislador y al tiempo contratar con el Estado como socio dominante en Aposucre.

También se ha dicho que ‘La Gata’ es muy cercana a la senadora de Cambio Radical, Daira Galvis, quien fue su abogada. Héctor Julio Alfonso apoyó recientemente a la candidata de Galvis a la Alcaldía de Cartagena (María del Socorro Bustamante) y se decía que Enilce López también la apoyaba. Ese último punto, sin embargo, fue siempre negado por Galvis y Bustamante.

 

También puedes leer

Compartir
0