Petro lleva 15 años proponiendo formas de perdón para criminales

Petro lleva 15 años proponiendo formas de perdón para criminales
Gustavo Petro perdón social para montar.jpg

Gustavo Petro en un acto de campaña esta semana. Foto: Campaña Petro

En medio de las críticas por la visita de su hermano a la cárcel para hablar con condenados por corrupción, el candidato Gustavo Petro ha insistido en que su idea de “perdón social” no consiste en una amnistía. “En mi programa de gobierno no se contempla una reforma a la justicia basada en rebaja de penas para nadie”, dijo la semana pasada. “Ni en pesadilla se nos ocurre rebajar la pena a los corruptos”.

Pero durante los últimos 15 años Petro —quien fue militante del indultado M19— ha lanzado propuestas de ese estilo (beneficios como rebaja de penas a cambio de verdad y reparación a las víctimas) para gran parte de los actores criminales de Colombia: parapolíticos, exguerrilleros, miembros de las bandas criminales como las Autodefensas Gaitanistas (AGC). Incluso coincidió con el expresidente Álvaro Uribe, su principal rival político, en la idea que lanzó el año pasado de una “amnistía general” para actores del conflicto armado, y este año habló de la posibilidad de una "JEP para narcotraficantes". Algunas de sus propuestas han ido ligadas a un proceso constituyente.

Estas son:

2007: El “acuerdo nacional por la verdad” con los parapolíticos

El 17 de abril de 2007 Petro hizo su debate sobre parapolítica en Antioquia en el Senado. Durante más de dos horas mostró documentos reservados de la Fiscalía y declaraciones de testigos que involucraban a varios personajes con los paramilitares, entre ellos varios que luego terminaron en la cárcel, como el general del Ejército Rito Alejo del Río.

Petro dedicó el cierre de ese debate a hacer una propuesta: “¿Cómo no volvemos a repetir esta historia? Me atrevo a proponer esto al país: un acuerdo nacional por la verdad”, dijo, y proyectó una diapositiva con varios puntos que concluía con: “beneficios jurídicos generalizados a cambio de verdad. Perdón de la víctima y reconciliación con el victimario”.

La propuesta, según registró en su momento Semana, emocionó a algunos paramilitares. “No se habían enfriado todavía las sillas del Congreso cuando los paras ya se habían pronunciado, muy emocionados, a favor del acuerdo”.

2009: Una vejez tranquila para “La Gata”

Petro retomó su idea dos años después, cuando se perfilaba como candidato presidencial. Entonces se enfocó en lo que llamó una “reconciliación regional”, que consistía en hacer asambleas constituyentes en cada departamento “como mecanismo de democratización y de reconciliación de las víctimas con los victimarios”.

En julio de 2009 Petro le propuso a Enilce López, conocida como “La Gata” (la empresaria del chance acusada de vínculos con paramilitares y condenada por homicidio) que le garantizaría una vejez tranquila, “debajo de un palo de mangos, tomándose tranquila una cerveza bien fría rodeada de sus nietos”, a cambio de reparar a sus víctimas y parar sus actividades ilegales.

2013: Cambiar las penas de prisión por verdad de las Farc

La siguiente vez que Petro propuso una política de perdón fue en medio de la negociación entre el gobierno de Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Farc. En 2013, cuando Petro era alcalde de Bogotá, defendió un acuerdo basado en la verdad y que, a cambio, diera beneficios penales a los exguerrilleros.

“Solo un perdón histórico, de las víctimas, terrenal, revolucionario por lo excepcional y único al verdugo, puede llevarnos a la Paz”, dijo el 8 de abril, como una invitación a participar en la marcha a favor del acuerdo promovida por el gobierno de Santos.

Esta nueva defensa de Petro del perdón social retomaba algunas de sus ideas de un acuerdo fundamental: “Las naciones se fundan muchas veces por actos de perdón excepcional. Tan intensos, únicos y profundos como las revoluciones”, dijo entonces

En 2018, tras el acuerdo entre el Gobierno y las Farc, Petro defendió nuevamente que los excombatientes no pagaran penas de cárcel a cambio de decir la verdad. “La JEP cambia penas de prisión por verdad para todos los actores armados. Es la base de la reconciliación, pero algunos políticos no quieren que se sepa la verdad, ¿se imaginan quienes?”.

Y esa misma noción es la que está consignada en su programa de gobierno, pero esta vez con el ELN y con las bandas criminales.

2021: Petro y Uribe coinciden en una “amnistía general”

En agosto de 2021 el expresidente Álvaro Uribe, principal rival político de Petro, dijo en una reunión con la Comisión de la Verdad que “este país de pronto va a necesitar una amnistía general, casi que un borrón y cuenta nueva”.

Uribe no dio más detalles sobre su propuesta, y la justificó en lo que considera una desproporción entre las penas de los militares que han cometido delitos en el conflicto y las condenas de justicia transicional de los exguerrilleros de las Farc.

Aunque varios aliados de Petro criticaron al expresidente, Petro sorprendió al apoyar su propuesta. “Estoy de acuerdo con una amnistía general en Colombia. El perdón social e histórico es un momento casi irrepetible para las sociedades. Pero antes de una amnistía debe haber devolución de todos los bienes a los despojados y verdad completa”.

2022: "JEP para narcotraficantes" y negociación con ELN y bacrim

“En mi programa de gobierno no se contempla una reforma a la justicia basada en rebaja de penas para nadie”, dijo Petro en un video con el que intentó contener la polémica por la visita de su hermano a La Picota.

Pero el programa de Gobierno que Petro presentó oficialmente cuando se inscribió como candidato sí contempla una negociación con el ELN, “que recoja las lecciones aprendidas del Acuerdo Final de Paz con las Farc”, y que como en el caso de este puede requerir reformar la Constitución para implementar lo que se acuerde.

En su programa Petro propone, además, el “sometimiento judicial” de grupos criminales organizados, dedicados al narcotráfico, como el Clan del Golfo. La propuesta sigue la misma línea que la que le hizo a La Gata hace 13 años: “Con ellos se abrirán procesos de negociación judicial y sometimiento colectivo a la justicia sobre la base del desmonte de sus actividades, la obtención de verdad y la disposición de los recursos de sus actividades ilegales para políticas públicas”, dice el programa de Petro.

Antes de presentar el documento con sus propuestas, Petro ya había lanzado esta idea de sometimiento, y comparó los métodos alternativos de justicia con la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) del acuerdo con las Farc: "Procesos jurídicos de sometimiento colectivo a la justicia, que implica beneficios jurídicos a cambio de no repetición e la actividad narcotraficante. Podría usted llamarlo una JEP para el narcotráfico", dijo.

Publicaciones

Compartir