Petro se acerca a los Daes en su cortejo al empresariado

Petro se acerca a los Daes en su cortejo al empresariado

El pasado fin de semana el candidato presidencial por la Colombia Humana, Gustavo Petro, escribió un trino e hizo un video elogiando el éxito de la empresa Tecnoglass, una firma colombiana, que cotiza en Wall Street. La compañía es propiedad de los hermanos Daes, los supercontratistas de Barranquilla, cercanos al clan Char. 

El trino del candidato hacía referencia al campanazo que dieron los hermanos Daes en la apertura de operaciones de Nasdaq, una de las bolsas de valores en Nueva York donde cotiza la acción de su empresa dedicada a la fabricación de vidrios especiales para construcción. 

Tocar la campana es un honor reservado para las empresas que han tenido un muy buen comportamiento en ese mercado, como fue el caso de Tecnoglass, que en el segundo trimestre de este año tuvo una utilidad neta de 19,7 millones de dólares. Hoy tiene un valor de mercado de 1.070 millones de dólares.

La felicitación pública de Petro no fue fortuita. Es apenas una de las movidas que ha dado para acercarse, no solo a los empresarios barranquilleros, sino a otros líderes del sector privado. Esta intención marca una diferencia con su campaña pasada. 

Muestra un interés explícito por hacer puentes con un sector donde muchos ven a Petro con recelo, algunos incluso con terror, por sus posturas contra grandes empresas, como invitar a los colombianos durante el paro a no consumir productos de supermercados o gaseosas.
 

En el caso particular del acercamiento a los Daes coincide con su talante social y su conexión popular. Pero también riesgos, porque implica acercarse a los principales aliados y beneficiarios de uno de los grupos políticos que Petro ha criticado públicamente, los Char. 

Además, tiene el costo de unir su nombre a unos empresarios que cargan con la sombra de procesos judiciales por narcotráfico en los años noventa, que fueron cerrados hace más de una década.

Los coqueteos a los Daes

Para acercarse a empresarios Petro ha sumado a su equipo de campaña personas que le puedan servir de puente con ellos, como el senador Armando Benedetti, quien venía de hacer política tradicional en el partido de La U. 

“Yo sí puedo hacer eso porque yo tengo conexión con ellos, porque a mí no me ven tan extraño, tan alienígena de la izquierda”, dijo Benedetti a comienzos del año. 

Asimismo, la directora de Comunicaciones de Petro, María Antonia Pardo, viene del sector privado, es amiga personal de los Daes y la empresa de su mamá (Prefabricados Amelia Jiménez e Hijos) ha tenido contratos con A Construir.

A Construir es la principal empresa para contratación pública de los poderosos hermanos Daes, José Manuel ‘el Yuyo’ y Christian Daes, y ha sido la mayor contratista en la era Char en la Alcaldía de Barranquilla. 

Un viejo militante del petrismo en el Atlántico nos dijo: “Yo que soy un hombre reconocido en los sectores alternativos es difícil que le llegue a los Daes, por ejemplo, pero sí le puede llegar un Benedetti o Nany Pardo. Si nosotros repetimos la estrategia de 2018, sacaremos los votos de 2018 y no nos alcanzaría para llegar a la Presidencia”. 

Es en ese contexto, Petro ha intentado acercarse a los Daes, los poderosos empresarios de Barranquilla, cercanos al clan Char. 

A finales de mayo el candidato se reunió en privado con tres empresarios del mismo combo: Carlos Cure, exembajador de Colombia en Venezuela, y miembro de la junta directiva de Tecnoglass; Habib Char, hermano del exsenador Fuad Char; y Christian Daes, presidente de Tecnoglass.

La Silla contactó a tres de los asistentes, pero ninguno quiso hablar de la reunión. Sin embargo, tres fuentes del petrismo nos dijeron que en la reunión, Petro explicó su propuesta económica y aclaró las dudas que tenían los empresarios. 

La directora de Comunicaciones de Petro, María Antonia Pardo, nos dijo que “muchos empresarios creen que Petro los va a expropiar, por ejemplo. Es importante reunirse con todos los que sea posible para contrarrestar esos prejuicios infundados”.

“Detrás de bambalinas la campaña se está fortaleciendo mucho, no porque se hayan hecho acuerdos con estos tipos, sino porque quedaron contentos por haber conocido al tipo y la visión de país que tiene”, nos dijo otro petrista. 

Por otro lado, una persona cercana a Christian Daes nos comentó: “Yo le pregunté cómo fue la reunión y me dijo ‘había que escuchar qué es lo que tiene este man, si el man es un candidato uno tiene que escuchar todo’”. 

Más allá de la reunión, semanas antes de reunirse con Gustavo Petro, Daes se reunió con su hijo y diputado del Atlántico, Nicolás Petro, en sus oficinas en Tecnoglass. Allí se acordó la reunión con el candidato presidencial. 

Según una fuente del petrismo que lo sabe de primera mano, en esa reunión Daes se refirió a la declaración que él mismo hizo de que los empresarios “mandan huevo” por querer subir el salario mínimo solo 2 por ciento, y a lo ridículo que digan que Petro va a expropiar a las empresas. 

Le preguntamos a Christian Daes su versión de lo que pasó en esa reunión, pero no nos respondió. 

Populismo parecido

Petro coincide en varias de las políticas empresariales de Christian Daes. Por ejemplo, ambos tienen posiciones similares sobre el salario mínimo en Colombia, opinan que debe ser mayor. 

Incluso, durante la negociación del aumento del salario mínimo del año pasado Daes criticó la propuesta de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, de subirlo un 2 por ciento y no más. “Mandan huevo”, les dijo en un trino. 

Por esto el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, lo calificó de populista. 

Daes es un empresario que se ha hecho conocido en Barranquilla por su generosidad muy publicitada en medios de comunicación locales y nacionales. Hace cosas como dar trabajo a la gente que se lo pide por Twitter y su empresa Tecnoglass fue líder en ayudas sociales en 2020, según La República.

Esas acciones han sido resaltadas por el petrismo. Nicolás Petro lo aplaudió en sus redes sociales por repartir comida a las poblaciones vulnerables tras el confinamiento por el covid.

El propio Gustavo Petro elogió la medida de Daes, al inicio de la pandemia, de permitir el confinamiento a sus trabajadores de Tecnoglass y seguir pagando sus salarios. 

Aún no es claro el efecto que tienen los guiños del petrismo y las reuniones del candidato con Daes. Después del último trino de Petro aclamando a Tecnoglass, el empresario trinó:

Con lo que no se distancia de la Colombia Humana, pero tampoco se afilia a ella

Ojos cerrados ante el charismo de los Daes 

A nivel nacional, Petro ha sido uno de los principales críticos de la casa Char, el poder más importante del Caribe. Además de tener un emporio empresarial (que incluye a Olímpica, uno de los almacenes de cadena más grandes del país) los Char tienen bancada propia en el Congreso y su cabeza visible, el exalcalde Álex Char, está en el sonajero de posibles candidatos a la Presidencia. 

Entre otras cosas, Petro ha dicho que “el eje de la compra de votos pasa por Char” en el Caribe y por otros clanes. También ha dicho que “han convertido la política un chantaje multinivel” y señaló que Héctor Amaris, brazo derecho del exalcalde Alejandro Char, “recibe todos los sobornos que van a Char”.
 
Pese a esos cuestionamientos, ahora Petro busca acercarse a los Daes, cuya empresa A Construir es la mayor contratista de la era Char en la Alcaldía de Barranquilla, en un polémico sistema de contratación con particularidades únicas en el país que facilitan la circulación de todo tipo de dinero, como contamos

Los Daes, además, se han convertido en uno de los sostenes de la popularidad de los Char. A Barranquilla le regalaron el monumento La Ventana de Campeones, que incluye un busto del patriarca Fuad Char, papá de Álex Char.

Christian Daes también es cercano a la cuestionada ministra TIC, Karen Abudinen, que el propio Petro ha criticado por adjudicar un polémico contrato de un billón de pesos a contratistas cuestionados.

Abudinen es familiar de Christian Daes y se refiere a él como "tío”; y Daes ha sido elogioso con el desempeño público de la ministra. Además, su hermana, Joussette Abudinen, fue la encargada de pagar nómina y proveedores en Tecnoglass y directora administrativa de Alutrafic Led S.A.S, otra empresa de los Daes.

José Manuel “el Yuyo” y Christian Daes también tienen la sombra de haber estado vinculados en una investigación por presuntos vínculos con el Cartel de Cali. A ambos la justicia estadounidense les hizo una acusación penal, un indictment, como mencionamos en esta historia.  A Christian por tráfico de armas, y a José Manuel por narcotráfico. 

En la justicia federal de Estados Unidos la acusación penal se da luego de que la Fiscalía presenta su investigación a un jurado de ciudadanos, que deciden sobre si hay méritos suficientes para hacer la imputación de los delitos. La Fiscalía puede luego llevarlos a juicio, o llegar a un acuerdo, bien sea a cambio de una negociación o una declaración anticipada de culpabilidad. 

La acusación contra los Daes se hizo en un proceso en 1993, en el marco de un macroproceso que involucró a 59 personas vinculadas a la organización de los Rodríguez Orejulea. Su caso nunca llegó a los estrados judiciales y la Fiscalía pidió cerrarlos. A Christian en 1999 y a Yuyo en 2006, sin que aún se conozcan las razones detrás de la decisión. (Vea aquí el perfil completo del poder de los Daes

Pese a estos ruidos, los acercamientos le permitirían a Petro conseguir aliados en un sector al que le ha sido difícil llegar, y que necesita para su campaña.

La búsqueda de los empresarios de Petro

Al interior de la campaña de Petro es claro que necesitan que los empresarios le pierdan el miedo al candidato para poder ganar. Esto nos lo confirmaron dos fuentes enteradas del tema de manera extraoficial. 

Y el de Daes es solo uno de los encuentros que han promovido para lograr esa cercanía, como confirmó a La Silla Pardo, la directora de Comunicaciones de Petro.

Varios de esos episodios han sido públicos. El más reciente fue el Congreso Nacional de Empresarios, que organiza la Andi, en el que el gremio le dio a él y a otros 15 candidatos 20 minutos para hablar de su visión sobre la reactivación económica y del empleo.

En el encuentro, Petro dio un par de mensajes que pueden sintonizarse con los empresarios: habló de una apuesta por la industria y la agroindustria y de proteger con mayores aranceles a la producción nacional, una idea que ha solicitado un sector empresarial, en particular de confecciones, acero y alimentos. 

Habló también de salir de una economía basada en el narcotráfico, el carbón y el petróleo, de mayores impuestos a los dividendos y a tierras improductivas y de un banco estatal que le compita a los bancos comerciales.

“Nosotros sí tenemos un rechazo por sus posiciones del pasado (...) sectores del agro han sido atacados directamente por propuestas de él”, dijo a La Silla un líder gremial que escuchó su alocución en la Andi. Algo similar nos dijeron otros cuatro empresarios y líderes gremiales con los que hablamos.

Por la misma época en la que se reunía con Daes, en mayo de este año, Petro se reunió con varios empresarios y líderes judíos de organizaciones filantrópicas para contarles de sus propuestas. 

El encuentro lo organizó el dueño de Aviatur, Jean Claude Bessudo, quien es el presidente de la Federación de Comunidades Judías. Aliados políticos de Petro mostraron el encuentro como un apoyo empresarial a su candidatura en trinos como este.

Bessudo le dijo a La Silla que la reunión no la pidió la confederación, sino el equipo de Petro, y que de ninguna manera significa un respaldo de la comunidad a su campaña. Agregó que han hecho otros encuentros con otros candidatos como Federico Gutiérrez, Juan Carlos Echeverry, Jhon Milton Rodríguez y Eduardo Verano de la Rosa, para escuchar sus propuestas.

Esta es una gran diferencia frente al Petro de 2018, que no asistió al primer debate de la Andi, y que arrancó su presentación ante el Consejo Gremial Nacional con la frase: “Yo sé que ustedes no van a votar por mí”. 

El Petro 2022 busca que al menos un grupo del empresariado le dé su bendición, su plata y su voto.

 

Compartir
0