Pronóstico reservado en la puja de Quintero en la Cámara de Comercio de Medellín

Pronóstico reservado en la puja de Quintero en la Cámara de Comercio de Medellín
Edgar291122.jpg

La Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Medellín va a renovar 8 de sus 12 puestos. Las elecciones, programadas para el jueves, han pasado de ser un evento anodino de empresarios a un intenso campo de batalla política. Y el primero en saltar al terreno fue el alcalde Daniel Quintero, quien señaló que uno de los candidatos fue víctima de un atentado sicarial “después de presiones por no ser del GEA”. 

La víctima, Jhon F. Zuluaga, quien actualmente se recupera de cuatro heridas de bala, era la cabeza de la plancha que representa a los comerciantes del centro de Medellín. Los comerciantes del “Hueco”. Quintero, además de solidarizarse y acusar al GEA, invitó a los empresarios inscritos en la Cámara a votar por ellos, la lista 3. Una estratagema para atacar al alto empresariado antioqueño y promover con su discurso la economía más vinculada al mundo popular, como la del centro de Medellín.

Pero el interés de Quintero no es sólo ideológico. Por lo menos 2 de las 7 listas que compiten tienen vínculos con el grupo político del alcalde. Y en paralelo ha puesto a sonar a su exsecretario de Desarrollo Económico, Alejandro Arias, como uno de los nombres del presidente Gustavo Petro para los restantes 4 puestos que tiene el Gobierno Nacional en la Junta.

Se trata, entonces, de un pulso de poder real que Quintero le ha propuesto al alto empresariado. Sin embargo, es uno en el que puede estar, de nuevo , infringiendo las reglas de la política y, aún más, en las que lleva las de perder frente al empresariado más tradicional.

Las listas vinculadas con Quintero

La lista de los comerciantes del centro es impulsada por Enrique Gómez, gerente de la marca de ropa Babalú y vicepresidente de la Cámara Colombiana de la Confección (CCC).

Gómez hace parte de la Junta Directiva de ProMedellín, el tanque de pensamiento alineado con Quintero. Fue el primer empresario en hacer declaraciones públicas como miembro de la organización y ha estado en las reuniones con empresarios cercanos al quinterismo, como la que hicieron con el embajador Armando Benedetti.

Pero Gómez también completa 8 años en la Junta Directiva de la Cámara de Comercio y representa a un sector que tradicionalmente ha tenido uno o dos puestos en la institución. “Si me preguntan si me llevo bien con el alcalde, yo respondo que me llevo bien con todo el mundo. Los gremios trabajamos con los gobernantes. Ese es mi rol para ayudar al sector”, le dijo Gómez a La Silla.

En los últimos días Gómez y otros comerciantes que apoyan esta lista se han desmarcado del apoyo de Quintero y de su hipótesis infundada sobre el móvil del atentado a Jhon F. Zuluaga. Gómez lo calificó como “un hecho aislado” y Duber Ledesma, director ejecutivo de Centro Unido, dijo que Zuluaga les garantizó que el atentado no estaba relacionado con las elecciones a la Cámara de Comercio.

La otra lista vinculada con Quintero es la lista 2, encabezada por el Grupo Cometa. Se trata de una agencia de eventos que entre 2020 y 2022 firmó 60 contratos con la Alcaldía que suman cerca de 13 mil millones de pesos, según información revelada por El Colombiano.

Además, para uno de los cuatro puestos del Gobierno nacional que Petro debe nombrar suena el ex secretario de Quintero, Alejandro Arias, que estuvo en el grupo de altos funcionarios que renunciaron entre septiembre y octubre a la Alcaldía. Arias es uno de los ex funcionarios que ya están trabajando para expandir el movimiento político del alcalde, Independientes, como Deninson Mendoza en Cali.

“Cuando era secretario y durante varias conversaciones con el Gobierno Nacional mi nombre empezó a ser considerado”, le dijo Arias a La Silla. El exfuncionario de Quintero dijo que envió, a través del Ministerio de Comercio, la documentación necesaria para ser postulado. “El decreto aún no ha salido. Y hay probabilidades de que no pase“, dijo.

Para Lina Vélez, presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio, el nombre de Arias no encaja en el perfil habitual de los nombres propuestos por gobiernos anteriores. “Ni siquiera aparece como un afiliado dentro del censo electoral. Es un exfuncionario público. No ha participado activamente como empresario”, dijo.

La intervención de Quintero en las elecciones no se agota en explotar estos vínculos políticos y contractuales. Una de sus principales estrategias ha sido lanzar su retórica anti-élite contra las directivas de la Cámara y la lista de los industriales cercanos al GEA. “Es la primera vez en muchos años que un alcalde se atraviesa para generar malestar de cara a unas elecciones“, le dijo a la Silla Gabriel Harry Hinestroza, actual presidente de la Junta Directiva y quien ha representado por 20 años a los cacaos antioqueños en la Cámara.

El enésimo ataque al alto empresariado paisa

La trayectoria de Harry Hinestroza, un empresario cercano al expresidente Álvaro Uribe y abiertamente defensor del Gobierno Duque, ha sido uno de los focos de los ataques de Quintero a la actual Junta Directiva de la Cámara.

En uno de sus concejos municipales, transmitidos por TeleMedellín, Quintero mencionó los vínculos de Harry con las convivir del Urabá antioqueño. Harry fue gerente de Agrochigüiros, una empresa bananera que según documentos de la Fiscalía aportó recursos para las cooperativas de seguridad, legalmente establecidas, que le sirvieron de fachada al paramilitarismo.

Hinestroza ha aceptado públicamente que su empresa, como otras en el Urabá, giraron recursos a estas cooperativas, pero no con el objetivo de financiar estructuras criminales. En la elección del próximo jueves él no presentará su nombre por la lista de los industriales, la número 1, que agrupa a compañías como Nutresa y a gremios como Camacol. Sin embargo, sí intervino en su armado y dejará sucesor.

El otro frente de ataque de Quintero ha sido el vínculo de la Cámara de Comercio con ‘Todos por Medellín’, la veeduría ciudadanía que agrupa a ciudadanos y organizaciones críticas de su alcaldía. La Cámara pertenece al Consejo Asesor de la veeduría. “Han estado detrás de la revocatoria”, dijo Quintero.

Para Lina Vélez, presidente ejecutiva de la Cámara, se trata simplemente del apoyo a una iniciativa ciudadana más que la institución apoya.

El voto censitario y los límites de la política en la Cámara

La capacidad real de Quintero para influir en las elecciones están limitadas por las normas que neutralizan la política en las Cámaras de Comercio. Una de ellas, la más importante, es el voto censitario. De las más de 100 mil empresas matriculadas en la Cámara de Comercio de Medellín, sólo 2.912 están habilitadas para votar.

Son aquellas que, además del registro mercantil, pagan una cuota como afiliados y lo han hecho de manera ininterrumpida durante los últimos dos años anteriores al 31 de marzo del 2022. Estas condiciones están diseñadas para evitar que empresas de papel se tomen los órganos directivos.

El pulso lanzado por Quintero también lo limita el porcentaje real de las empresas afiliadas que suelen participar: alrededor de 800, según los datos de las últimas elecciones. Y suelen ser votos que ya están amarrados a una de las listas que tradicionalmente se presentan, como la de Acopi o Fenalco. “La Junta Directiva de Fenalco apoya la lista número 5 por decisión mayoritaria. Es lamentable que el alcalde busque desprestigiar al sector privado”, le dijo a La Silla María José Bernal, directora ejecutiva de Fenalco en Antioquia.

Está, finalmente, la prohibición expresa de la ley para que funcionarios públicos hagan proselitismo en las elecciones a las cámaras de comercio. “El alcalde no sólo está interviniendo políticamente: está violando la ley”, dice Lina Vélez. Vélez, quien es cercana a los cacaos antioqueños y ha estado durante 20 años al frente de la institución, dice después de presiones por no ser del GEA que en todo caso no hay que subestimar la influencia que puede ejercer la Alcaldía a través de su contratación.

La conformación final de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio será una buena medida del tamaño de esa influencia. Lo es, también, el nombramiento de Arias en una de las sillas reservadas para el Gobierno. De fracasar, será un escenario más de la retórica anti-élite con la que Quintero polariza a Medellín y se alinea ideológicamente con la izquierda. ​

Únase a los Superamigos

El periodismo independiente que hace La Silla Vacía se financia, en parte, con contribuciones de nuestros lectores. Conviértase en SuperAmigo de La Silla, para que podamos seguir escribiendo sobre cómo se mueve el poder en Colombia. Adquiera su membresía aquí.

Compartir