Reuniones de Duque en 2021: Paro sin los del paro, reactivación y políticos

Reuniones de Duque en 2021: Paro sin los del paro, reactivación y políticos
agendaduque-portada-1.jpg

Tener un espacio privado o asistir a un evento público con el presidente es un lujo de pocos. El tiempo de un presidente es, en sí mismo, un bien público valioso y entender en qué lo gasta ayuda a comprender sus prioridades.

Por eso, La Silla Vacía revisó las más de 960 reuniones privadas y eventos públicos que Iván Duque sostuvo desde el 1 de enero hasta el 25 de noviembre, a partir de las respuestas de un derecho de petición sobre la agenda de reuniones del Presidente en su despacho y del registro de entradas a Palacio de visitantes que dijeron que se dirigían a la oficina de Duque.

Completamos la información con los registros diarios de la agenda pública del Presidente, que aparece día a día en su twitter.

En 2021 Duque se concentró en la pandemia y la reactivación económica, pero también en la agenda medioambiental. Acá, siete conclusiones más de lo que encontramos.

1. La agenda más allá de la pandemia: diplomacia, reactivación y paro

De puertas para dentro, Duque hizo reuniones semanales de gabinete: hasta finales de noviembre iban 27 consejos de ministros y 59 encuentros individuales con funcionarios.

Al menos una vez por semana registra encuentros con su cerrado círculo de asesores: la jefe de gabinete, María Paula Correa; los consejeros de comunicaciones, Hassan Nassar; y comunicaciones (primero Carlos Cortés y desde agosto Soraya Yanine); el jefe de discursos, Alejandro Salas (quien renunció en julio) y el director administrativo de Presidencia, Víctor Muñoz. Uno de los principales temas es el del manejo de comunicaciones externas.

Resalta también que tuvo encuentros cada semana con su secretario jurídico, Germán Quintero. Posesionado en enero, actúa como un filtro del Presidente para leyes, decretos y decisiones que requieren el visto bueno jurídico.

Curiosamente, no aparecen visitas de dos aliados supraconsejeros del presidente: su exgerente de campaña, Luigi Echeverry, y su hermano Andrés Duque. Los consulta constantemente a los dos (Echeverry ideó la 'autoentrevista' durante el paro) y sin ser funcionarios públicos, son visibles acompañantes en sus giras internacionales y entran a reuniones privadas, como ésta, en la última visita de Duque a Nueva York, con JP Morgan.

2. El tiempo que le sacó a los políticos reitera que privilegia a unos pocos

Duque no es dado a estar o tomarse fotos con políticos y congresistas en eventos públicos. Y aunque este año tuvo una abierta confrontación con su coalición por la primera reforma tributaria, en privado tuvo 61 reuniones con congresistas y dirigentes de partidos.

E incluso, tras la crisis del Paro, profundizó su estrategia de dar representación burocrática a los políticos y la mitad del gabinete terminó en manos de cuotas de la coalición con la que se reunió.

Los más asiduos fueron sus copartidarios del Centro Democrático, con 29 de los 61 encuentros. El representante Edward Rodríguez y el directivo Sergio Araújo son los únicos que fueron en dos oportunidades. También registran visitas al despacho el exministro del Interior, Fabio Valencia; y el hoy candidato presidencial Oscar Iván Zuluaga, a quien Duque invitó en el marco del Paro Nacional.

No encontramos registro de entradas del jefe político de Duque, el exsenador Álvaro Uribe, quien mostró distancia con el presidente en la primera tributaria. Solo asistió a una reunión virtual con toda la bancada para superar la crisis del Paro.

Tras los uribistas, siguen los conservadores (10), que tienen cuatro ministerios. El senador y candidato presidencial, David Barguil, es quien más entradas registra (3). El cordobés ha sido un asiduo visitante al despacho del presidente y al de la jefe de gabinete, María Paula Correa, durante todo el mandato.

Más lejos está La U con 6 visitas, incluyendo dos de su presidenta, Dilian Francisca Toro. Ese partido tiene dos ministerios.

Y Cambio Radical también con 6 ocasiones y con tres ministerios. Su jefe natural, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, tuvo una cena privada con Duque durante la segunda semana del paro.

Aunque los liberales no hacen parte de la coalición, fueron al despacho el senador Horacio José Serpa (amigo de Duque desde Washington; el presidente hizo un homenaje a su padre, Horario Serpa, este año) y el hoy candidato presidencial por firmas, Luis Pérez.

También registran entradas el senador Iván Leonidas Name y la exgobernadora de Putumayo, Sorrel Aroca, ambos de la Alianza Verde.

Y a finales de junio Duque recibió a la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, hoy líder del partido Verde Oxígeno. Al salir, Betancourt dijo que vio a un presidente "muy golpeado" por el paro.

Cierran el conteo, con tres visitas, los partidos cristianos Mira (2) y Colombia Justa Libres (1), que si bien hicieron parte de la coalición que apoyó a Duque en 2018, hoy están distanciados. Uno de los asistentes, el senador John Milton Rodríguez, fue por primera vez al despacho en abril, cuando iban casi dos años y medio de gobierno.

3. Le sacó tiempo a sus amigos y aliados

En el registro de ingreso a la Casa de Nariño sobresalen 31 empresarios y líderes gremiales, que han sido uno de los sostenes del Gobierno desde la campaña presidencial y que este año fueron clave para alimentar una narrativa sobre paro que se enfocaba en el daño de los bloqueos en varias regiones del país.

De hecho, fue con dirigentes gremiales con los que Duque sostuvo el primero de una serie de encuentros para manejar su gobernabilidad en el paro.

También pasaron por su despacho cacaos como Alejandro Santodomingo y Carlos Julio Ardila, dos de los hombres más ricos del país. Ambos estuvieron una vez y Ardila, cabeza de la Organización Ardila Lülle, asistió con su vicepresidente de asuntos corporativos, Juan Carlos Mira, quien fue tres veces más a Palacio.

Duque también atendió a sus amigos y consejeros externos como el hoy presidente de la CAF, Sergio Díazgranados, quien estuvo cuatro veces en el despacho presidencial y fue una de las personas a las que Duque consultó para reorganizar su gabinete. Gracias al lobby de la Casa de Nariño, Diazgranados obtuvo en agosto su nuevo cargo.

Luego de salir del gabinete, los exministros Felipe Buitrago y Ernesto Lucena siguieron visitando al Presidente. El primero, cocreador de la ‘Economía Naranja’ con Duque, visitó al presidente en tres ocasiones. Lucena, tras salir del cargo, fue una vez.

También en el registro aparecen la abogada y exdirectora de Fiscalías, Marcela Yepes, esposa del contralor, Felipe Córdoba, otro aliado de Duque en las ías; y el publicista Javier ‘Pipo’ Sarmiento Charry, representante legal de Dubrands, la empresa de publicidad digital que tiene millonarios contratos con la Casa de Nariño para estrategia en redes.

Duque además pasó tiempo con gente que públicamente ha dicho que admira como el cantante Yuri Buenaventura, quien lo visitó a inicios de año, o el diseñador Ricardo Pava, quien tiene dos entradas al despacho.

4. El Paro lo llevó a reunirse con quienes no piensan como él

Duque arrancó el 2021 en una onda similar a la de 2020, cuando no tuvo ni una reunión con políticos de la oposición. Antes del paro solo en febrero hizo un homenaje al dirigente sindical Julio Roberto Gómez (quien falleció por covid el mismo día que el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo) y tuvo una reunión virtual con José Miguel Vivanco.

Pero el paro que arrancó el 28 de abril modificó esa tendencia. Una semana después del estallido, entraron a Palacio varios de los miembros de la que hoy se denomina Coalición de la Esperanza: Sergio Fajardo, Antonio Sanguino, Juan Fernando Cristo, Juan Manuel Galán, Sandra Ortíz y Jorge Enrique Robledo. Algunos, como el exministro Cristo, no habían vuelto a la Casa de Nariño desde que llegó Duque.

En la maratón de reuniones que convocó Duque con visos a la Conversación Nacional con la que enfrentó el Paro de 2019 se encontró con algunos líderes estudiantiles, el Comité del Paro, dirigentes sindicales, líderes de Juntas de Acción Comunal, alcaldes y mandatarios críticos de su gobierno, como la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, o el de Buenaventura, Víctor Vidal.

Entre las 300 personas que visitaron el despacho presidencial están tres exministros de Juan Manuel Santos, quien públicamente le pidió una cita a Duque que hasta ahora no ha ocurrido: Mauricio Cárdenas de Hacienda, Germán Cardona de Transporte; y Juan Camilo Restrepo de Agricultura (y exnegociador con el ELN).

Y entre los líderes sociales y afro que fueron, resalta la entrada a Palacio de Rosa Solís, una influyente dirigente de los consejos comunitarios de Buenaventura que en varias ocasiones ha sido el dolor de cabeza de varios gobiernos para acordar proyectos de alto impacto en el Valle.

5. Enfocó la agenda en diplomacia, medio ambiente y reactivación

Duque tuvo al menos más de 150 reuniones y eventos sobre reactivación económica, relaciones internacionales y asuntos ambientales. El paro también incidió y lo obligó a cambiar su agenda durante al menos dos meses.

Con un Plan de Vacunación ya andando y el Ministerio de Salud encargado de la pandemia, bajó el ritmo de eventos y reuniones relacionados con el covid que coparon la agenda del mandatario en 2020. Además, personajes clave para ese manejo, como la delegada de la OMS para Colombia, Gina Tambini, o el epidemiólogo Carlos Álvarez, mermaron sus visitas a Palacio (5 en 2021 contra más de una veintena en 2020).

De todos modos, Duque mantuvo un ojo puesto en recibir vacunas y mostrar el ritmo de la vacunación: además de eventos públicos para ponerse sus dosis y una gira por Corea del Sur para concretar acuerdos en tecnología de fabricación de vacunas, tuvo varias reuniones privadas con farmacéuticas.

Resalta una llamada el 20 de enero con Albert Bourla, CEO de Pfizer, una de las principales proveedoras de dosis al país.

La seguridad siguió en primer orden de la agenda: los bloqueos del paro, el atentado que sufrió en junio en Cúcuta y la captura del capo Otoniel son tres muestras de los más de 50 dedicados exclusivamente a la revisión del orden público..

6. Sin Prevención y Acción, volvieron las entrevistas

El 24 de marzo la OMS condecoró a "Prevención y Acción" y señaló que el programa diario de televisión de Duque era una "herramienta vital" para la estrategia contra el covid en el país.

Ese programa, que era la principal apuesta comunicativa del Gobierno, estaba planeado para seguir hasta que acabara la pandemia y el anuncio de la OMS parecía darle aire así hubiera caído en rating.

Sin embargo casi un mes después, a causa del paro, Duque canceló el programa sin mayor ruido. Desde entonces la estrategia viró a una mayor presencia del Presidente en medios nacionales e internacionales a través de entrevistas que él escoge y ruedas de prensa después de eventos públicos.

De las 57 entrevistas que Duque dio hasta noviembre, casi la mitad (22) ocurrieron entre mayo y julio, cuando el paro estaba en efervescencia o seguiría muy reciente. Las dio no solo a medios nacionales, como Caracol y RCN Televisión o emisoras como La W y La Fm, sino también a medios internacionales como el New York Times, CNN, ABC y El País de España.

Varios de estos medios también estuvieron en las 22 reuniones privadas que tuvo Duque con periodistas o directores, aunque no en las mismas fechas de las entrevistas públicas.

Entre otras aparecen dos reuniones con la directora de Semana, Vicky Dávila; dos con el director de El Tiempo, Andrés Mompotes; dos del periodista Paulo Laserna; dos del director de Canal Uno, Ramiro Avendaño; y una con Felipe Zuleta Lleras, el panelista de Blu Radio.

Además, durante el paro Duque citó a una docena de directores de medios de comunicación (estuvo Daniel Pacheco por La Silla) a un almuerzo para hablar de la situación de orden público del país.

7. La reactivación llegó al avión presidencial

Ya sin restricciones de viajes en el mundo casi desde el inicio de año, Duque retomó su agenda de reuniones y eventos que había suspendido en 2020. Arrancó con varios días seguidos en San Andrés, con reuniones sobre la reconstrucción de la isla.

Además de estar en Bogotá, Duque centró parte de su agenda en Bolívar, cuya capital, Cartagena, volvió a ser epicentro de reuniones de los gremios y poderosos; y en Antioquia (tierra uribista y de donde era su padre) que visitó en 14 ocasiones.

Por motivos del paro, estuvo en siete ocasiones en Valle, incluido un viaje exprés de madrugada a Cali después de un fin de semana de protestas en esa capital.

La reapertura también se sintió en lo internacional. En total, Duque estuvo por fuera del país 31 días. Estados Unidos fue el país que más visitó, con dos visitas entre septiembre y octubre.

También aparecen en su itinerario del día a día 22 llamadas con jefes de Estado, incluida la que finalmente tuvo con Joe Biden el 28 de junio, tras seis meses de posesión del presidente norteamericano.

Previamente, el 18 y 22 de marzo habló con los expresidentes Bill Clinton y Barack Obama, respectivamente. Y el 9 de julio, dos días después de que mercenarios colombianos asesinaran al presidente de Haití, Jovenel Moïse, habló con el primer ministro de ese país, Claude Joseph.

Igualmente, habló en dos ocasiones con sus pares y aliados en la región de Brasil, Jair Bolsonaro; y de Ecuador, Guillermo Lasso.

8. Buscó mostrar resultados tangibles

Duque le ordenó a sus ministros que se concentraran en este año en concluir los proyectos y programas, ya que era el inicio del fin de su mandato. Ese mantra se traduce en 58 eventos públicos en los que el mandatario exclusivamente revisó avances de proyectos públicos, entregó obras o hizo anuncios de inversión.

La tercera parte (18) fueron proyectos de infraestructura, como vías, carreteras y puentes. También hizo entregas de mejoramientos de vivienda y tres inauguraciones de polideportivos Sacúdete, que son su forma de consentir a la coalición de Gobierno.

agendaduque-foto1.jpg

Duque inauguró en noviembre los 30 kilómetros de vías que conectan con el Túnel de la Línea en el cruce de la cordillera central. Ahí anunció que antes de agosto de 2022 dejará listas 15 licitaciones de vías 4G.

agendaduque-foto2.jpg

La inauguración de parques de paneles solares hace parte de la apuesta por la transición energética que impulsa Duque. Acá en uno de los 19 parques del país, en Castilla La Nueva, Meta.

agendaduque-foto3.jpg

La contratación y construcción de centros Sacúdete en varias regiones del país es una de las formas del gobierno Duque de endulzar a congresistas de coalición, como reveló La Silla este año. Aquí en la inauguración de uno de esos polideportivos en Suaza, Huila.

agendaduque-foto4.jpg

En cuatro regiones que visitó, Duque entregó, a nombre del gobierno, motos y estaciones de Policía. En Arauca (la foto) entregó 50. En Cesar, otras 200, además de prometer un nuevo edificio para la Policía Metropolitana de Valledupar.

Compartir
0