Santos sí alcanzaría a extraditar a Santrich, pero no antes de primera vuelta

Imagen
jesussantrichfarc.jpg

Los cinco pasos que faltan para una extradición tardarían, mínimo, un mes y medio.

La detención de Jesús Santrich, ex comandante guerrillero y congresista designado de la Farc, puede terminar con él en una cárcel de Estados Unidos.

Eso ocurriría si finalmente el país acoge el pedido de extradición de Estados Unidos por narcotráfico, un trámite que no concluirá antes de dos meses, después de la primera vuelta de las presidenciales. E incluso es probable que tarde más de los 119 días que le quedan a Juan Manuel Santos en la Presidencia.

Eso porque al trámite de la extradición le faltan varios pasos que suman mínimo dos meses:

1

La solicitud formal de Estados Unidos

¿Qué es?

En los 90 días siguientes a la detención de una persona por una circular roja u otros mecanismos de cooperación judicial, el Estado que pide la extradición debe emitir una nota diplomática para pedirla formalmente a Colombia.

¿Cuánto se demoraría, mínimo?

Una semana. Aunque el plazo es de tres meses, por los alcances del caso esto probablemente tardaría pocos días. La solicitud la puede la embajada de Estados Unidos en Bogotá, mediante una nota verbal, que es un trámite sencillo.

 
2

Del Gobierno a la justicia

¿Qué es?

Como la solicitud de la extradición llega al Gobierno, que maneja las relaciones internacionales, éste luego debe remitirla a la justicia. En el proceso normal la recibe la Cancillería, que revisa si hay tratado de extradición o algo similar.

Con ese concepto, se la pasa al Ministerio de Justicia, que tiene un plazo de cinco días para ver si faltan documentos. Si sí, se lo devuelve a la Cancillería, si no, se lo remite a la Corte Suprema.

¿Cuánto se demoraría, mínimo?

Dos días. La Cancillería suele hacer el trámite en uno o dos días, y el Ministerio de Justicia en otro tanto.

 
3

La novedad de la JEP

¿Qué es?

Según un artículo del Acto Legislativo 01 de 2017, el que creó la Justicia Especial Para la Paz (JEP), si se alega que un ex integrante de las Farc (como Santrich) cometió un delito después de la firma del Acuerdo Final, “la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz evaluará la conducta atribuida para determinar la fecha precisa de su realización y decidir el procedimiento apropiado”.

También dice que “En caso de que la ejecución de la conducta haya comenzado con posterioridad a la firma del Acuerdo Final y no esté estrechamente vinculada al proceso de dejación de armas, la remitirá a la autoridad judicial competente para que sea investigada y juzgada en Colombia, sin excluir la posibilidad de extradición”

La presidente del Tribunal de la JEP, Patricia Linares, dio una rueda de prensa esta mañana y dijo, justamente, que la Sección de Revisión va a revisar el tema.

Esa Sección tiene cinco magistrados: su presidente el ex juez y ex fiscal Jesús Ángel Bobadilla, la ex director de Fiscalías Especializadas Caterina Heyck, la experta en justicia transicional Claudia López Díaz, el penalista y profesor de la Universidad Libre de Cali Adolfo Murillo, y la constitucionalista experta en medio ambiente Gloria Amparo Rodríguez.

Ellos deberán estudiar el caso y definir si se queda en la JEP o pasa a la justicia ordinaria. De esto dependería si Santos alcanza a firmar la extradición, si es que finalmente se llega hasta allá. 

¿Cuánto se demoraría, mínimo?

Como es un proceso sin precedentes, no hay forma de saber cuánto durará, pero es prácticamente imposible que tarde menos de una semana, mientras los magistrados de la Sala de Revisión se reúnen y toman una decisión sin precedentes.

“Es muy aventurado dar un plazo”, dijo a La Silla una fuente de la JEP. “Lo que sí se sabe es que la sección le pone la lupa al caso y que va a ser célere y rigurosa, como dice la magistrada Linares. Pero no más.”

Eso se debe a dos grandes dudas.

El principal es cuál es el estudio que debe hacer la Sección de Revisión.

Una posibilidad es que sencillamente revise la fecha de los hechos por los que la Fiscalía de Estados Unidos acusa a Santrich, un estudio formal que no tendría mayor dificultad pues incluso la circular roja de Interpol (que refleja en términos sencillos) que los hechos del caso van “desde al menos junio de 2017 y hasta marzo de 2018”, después de la firma del acuerdo, en diciembre de 016.

Otra es que quieran revisar las pruebas del caso para saber si efectivamente ocurrieron los hechos, como han alertado que podría pasar voces del uribismo que creen que la JEP buscaría dilatar para ayudar a Santrich.

El segundo interrogante es cuál es el procedimiento de la Sección, porque la JEP no tiene una ley de procedimiento (los magistrados elaboraron una, que el gobierno no ha presentado todavía al Congreso). Esa duda deja viva la anterior, sobre la profundidad del estudio, si la defensa de Santrich debería poder participar, y si la Sección tiene un plazo máximo para decidir.

 
4

El estudio de la Corte Suprema

¿Qué es?

Para que cualquier extradición se pueda hacer en Colombia, el Gobierno debe tener un concepto de la Corte Suprema de Justicia.

Ésta estudia si el delito por el que se pide en extradición también es delito en Colombia y tiene una pena de mínimo 4 años de cárcel, si ya fue acusada formalmente o su equivalente (que en este caso es el indictment del pasado 4 de abril) y si la persona a extraditar es efectivamente la procesada en el otro país.

Se trata de un pequeño proceso en el que la persona o su defensor tienen un plazo para presentar pruebas (por ejemplo, demostrando que ya fue condenada en Colombia por los mismos hechos o que se trata de un homónimo) y las dos partes presentan alegatos.

Solo al final de eso la Corte decide si da concepto favorable o no, que puede incluso ser condicional (por ejemplo, a que el gobierno se asegure que el de Estados Unidos permita que se protejan los derechos de las víctimas o que los fiscales colombianos puedan acceder al extraditado para otros procesos, como ocurrió con el corrupto fiscal anticorrupción, Gustavo Moreno).

Si lo niega, el Gobierno no puede extraditar.

¿Cuánto se demoraría, mínimo?

Mínimo un mes y una semana. El Código de Procedimiento Penal establece tres plazos que suman 25 días (10 para que la defensa solicite pruebas, 10 para que la Corte las practique y 5 para los alegatos de las dos partes)

 
5

La decisión del Presidente

¿Qué es?

La decisión final de extraditar o no es del Presidente, que puede hacerlo libremente.

También puede condicionarla; por ejemplo, en el caso de Santrich podría condicionarla a que los Estados Unidos permitan que se presente a distancia ante la Comisión de la Verdad.

¿Cuánto se demoraría?

Máximo 3 semanas (15 días hábiles). Pero, dada la declaración de Juan Manuel Santos de concederla si hay pruebas suficientes y que llegaría a este punto con el aval de la Corte, probablemente tarde menos.

 
Compartir
0