Un alcalde que promete equidad y le pega a su mujer

#ViolenciaMujer

Un alcalde que promete equidad y le pega a su mujer

 

 

En la noche del jueves 23 de febrero, un taxista recogió a cuatro personas cerca al Centro Internacional, en el centro de Bogotá. El grupo estaba compuesto por un hombre acuerpado, otros dos que parecían ser sus asistentes y una mujer que parecía ser su pareja. Según un testigo le dijo a La Silla Vacía, antes de subirse al taxi, el primer hombre estaba discutiendo airadamente con la mujer y terminó la pelea dándole un bofetón tal que la “terminó metiendo dentro del carro”.

Carlos Antonio Tole, alcalde de Tarqui.

Foto: tomada del Diario del Huila

Marcha de mujeres en Tarqui que respaldaron a Tole.

Foto: tomada del Diario del Huila

El ex presidente Álvaro Uribe, el alcalde de Tarqui Carlos Antonio Tole y la actual gobernadora del Huila Cielo González.

El taxista estaba sospechoso de la actitud de sus pasajeros, pero aun así inició al viaje hacia el norte de la ciudad, pues le habían pedido que los llevara hasta un conjunto residencial en la Calle 161, llamado “Las Orquídeas”. El hombre del bofetón se fue adelante, en el puesto del copiloto, mientras que sus compañeros se fueron juntos en la silla de atrás.

Al avanzar el recorrido, el taxista pudo escuchar cómo los pasajeros se llamaban unos a otros. Atrás iban Luis, Aníbal y la mujer, cuyo nombre todavía no habían mencionado, mientras que adelante lo acompañaba Carlos. Pero, además, por la conversación entre sus pasajeros, pudo establecer más detalles sobre ellos.

La mujer le reclamaba a Carlos por el maltrato. Le dejó saber que la iba a pagar. “Lo voy a joder en la Alcaldía”, le escuchó el taxista gritar, “lo voy a joder”. Esta parte de la conversación capturó la atención del taxista quien, por curiosidad y como manera de aliviar un poco la tensión, le preguntó al pasajero que viajaba a su lado si era alcalde y él le dijo que sí, que lo era de un pueblo llamado Tarqui, al sur del Huila. El taxista y Carlos hablaron unos minutos sobre Tarqui, que está a unos 150 kilómetros de Neiva y sobre el camino para llegar hasta ahí por carretera. Pero la rabia de la mujer continuaba, así que la discusión entre ella y Carlos prosiguió y fue escalando.

Carlos le reclamaba a la mujer una supuesta infidelidad. Pero la mujer también le reclamaba: “pero es que usted anda embarazando a cuanta vieja ve”, le decía. Los ánimos crecían y “el doctor Carlos” -como se referían Aníbal y Luis al pasajero de adelante- parecía estar a punto de estallar.

Aníbal y Luis intentaron calmar los ánimos: “No moleste a Nancy”, decían en un momento. “Nancy, cálmese”, en otro. Así que el taxista ya conocía el nombre de sus cuatro pasajeros. Sin embargo, Aníbal y Luis no lograron su cometido, pues la pelea entre Carlos y Nancy prosiguió hasta que el alcalde se volteó de su silla y le dio otros tres golpes a su mujer.

El taxista dejó a los pasajeros en su destino y luego, cuando fue a mirar cómo había quedado su asiento trasero, encontró varios pedazos de papel higiénico manchados de sangre.

Todo el evento le causó mucha curiosidad al taxista que, al llegar a la casa, comenzó a investigar en internet y se dio cuenta que, efectivamente, el alcalde de Tarqui, se llama Carlos. Su nombre completo es Carlos Antonio Tole Calderón y fue elegido en octubre del año pasado como candidato de una coalición conformada por el Partido Liberal (por el que se había inscrito originalmente), el Partido de La U y el Partido Verde.

El alcalde

Tole, en efecto, estuvo en Bogotá a finales de febrero, cuando varios alcaldes del país se reunieron en Bogotá para el Congreso Nacional de Autoridades Municipales organizado por la Federación Colombiana de Municipios, FCM.

En ese Congreso, los alcaldes de municipios huilenses, así como los de otros municipios de zonas productoras de hidrocarburos, se estuvieron moviendo bastante, pues en la reunión se escogieron dos representantes para la Comisión Reguladora de Regalías, un órgano que podría terminar cambiando el presupuesto de muchos municipios, pues se encargará de redistribuir las regalías de todo el país. Los huilenses no lograron ningún puesto en la Comisión.

Por otra parte, la esposa de Tole, en efecto, se llama Nancy. De hecho, se llama Nancy Vargas Iriarte, es odontóloga en el barrio Hato Nuevo de Tarqui y acompañó a su esposo en varios eventos de la campaña.

Estos eventos incluyeron una “marcha de las mujeres” a principios de octubre del año pasado, en la que unas dos mil mujeres salieron a la calle a manifestar su apoyo por Tole.

En esa ocasión, Tole le declaró al Diario del Huila: “Me siento muy orgulloso, por esa gran manifestación de las mujeres de mi Municipio, que durante mi gobierno, no sólo contarán con una equitativa cuota del género femenino en el gabinete, sino que tendrán todo nuestro apoyo en los diferentes programas de corte social que ellas lideran en la población”.

A pesar de eso, según supo La Silla Vacía, Tole no es realmente un abanderado de la lucha por la igualdad de sexos. Durante la campaña, el alcalde logró conseguir el apoyo del ex Presidente Uribe y de la actual Gobernadora del Huila, Cielo González, quien se lanzó por el Partido de La U. Pero según lo que algunas fuentes de La U en el Huila le contaron a La Silla Vacía, el alcalde Tole tiene fama en la región de haber maltratado a más de una mujer, por lo que algunos aliados políticos, como González, no se sumaron a su campaña porque les pareciera un buen contacto, sino “porque tocaba”.

Cuando Tole fue contactado por La Silla sobre este caso, insistió enfáticamente en que la historia del taxi era una gran mentira y en que quería hablar con el taxista que lo había transportado ese día para aclarar las cosas. Pero La Silla comprobó con más personas en el Huila que el talante del alcalde no es precisamente el más pacífico y se mantiene en la historia que le contó el testigo. Ese testigo, el taxista, también se mantiene en la historia y está dispuesto a mantenerla en cualquier instancia.

De hecho, en un video publicado por Caracol Noticias sobre el hijo del Alcalde, Juan Camilo Tole Rodríguez, (que no es hijo de Nancy Vargas), quien fue capturado el 22 de enero de este año en el centro de Neiva, el taxista reconoció a la mujer que llevó en su carro, que es la que aparece aquí con camiseta a rayas rosada despidiéndose de su hijastro cuando entra a la patrulla policial.

Tole Rodríguez, que tiene 21 años, es modelo y estudia Administración de Empresas en la Universidad Cooperativa, fue acusado de secuestro y extorsión, por haber planeado y realizado en 2011 el secuestro de su novia -entonces de 17 años y cómplice del crimen- y de haberle exigido a su familia 25 millones de pesos para devolverla (la familia de ella terminó pagando 15 millones).

Este caso que ocurrió en Bogotá y que hoy publicamos es solo uno de los muchos que ocurren en el país. Durante 2011, más de 32 mil mujeres denunciaron violencia por parte de su pareja, pero las autoridades creen que esta cifra es mucho más alta porque muchas mujeres víctimas del maltrato no hacen las denuncias.

Compartir
0