Vargas intenta raspar olla con la Federación de Departamentos

Silla Pacífico

El exsenador Mauricio Lizcano fue el primer congresista de La U que en su momento le hizo campaña a Germán Vargas Lleras.

Está impulsando al exsenador de La U, Mauricio Lizcano, para que sea elegido director este fin de semana en una cumbre de gobernadores en Mompox (Bolívar)

Además de perder la Presidencia este año, el exvicepresidente Germán Vargas perdió hace una semana la posibilidad de quedarse con el fiel de la balanza en el Consejo Electoral y, ayer, la de conformar junto al Partido de La U un bloque poderoso en el Congreso para entenderse con el Gobierno Duque.

 

Eso sin contar que episodios como el del CNE evidencian que ya no tiene como antes el control total en su partido Cambio Radical, como lo revelamos en La Silla.

Aún así, Vargas sigue queriendo arañar poder, esta vez en la Federación Nacional de Departamentos, el gremio de gobernadores cuyo director elegirán en una cumbre este fin de semana en Mompox (Bolívar).

¿La vencida de Vargas?

Tras hablar con 13 fuentes, cuatro de ellas gobernadores, confirmamos que el exvicepresidente está impulsando en esa puja al exsenador de La U, Mauricio Lizcano, uno de los dos candidatos que a hoy se ve más fuerte.

Según nos aseguraron tres de las fuentes por aparte, Vargas ha llamado personalmente a varios mandatarios invitándolos a votar por Lizcano, quien se enfrenta al conservador Carlos Camargo Assis (exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, cercano al grupo de la senadora goda de Córdoba, Nora García Burgos).

El detalle de quiénes acompañan y quiénes no acompañan a Vargas en esa nueva empresa cuenta de su actual realidad política.

Resulta que junto a él, moviéndose por Lizcano, está también la gobernadora y baronesa del Valle de La U, Dilian Francisca Toro.

Aunque ella ha hablado con los dos aspirantes, supimos por dos fuentes cercanas a la mandataria que prefiere a Lizcano.

Eso nos lo confirmaron además otro congresista vallecaucano que sabe de la movida local y una persona cercana a Lizcano.

Consultada, la Gobernadora no nos confirmó su preferencia. Nos dijo que por encima de todo abogará por la unidad entre los mandatarios porque los anteriores directores de la Federación han sido escogidos por unanimidad, el más reciente de ellos, Felipe Córdoba, actual Contralor.

Dilian es clave porque, además de su voto, tiene gobernadores amigos, como los de Cauca, Chocó, Meta (con quien compartió partido en el Congreso, aunque ahora sea liberal) y Guaviare, según nos dijo una persona de su primer círculo.

Paradójicamente, no están con Vargas los aliados vargaslleristas de siempre: los Char de Barranquilla, importantes también en la puja porque controlan la Gobernación del Atlántico (en cabeza del liberal Eduardo Verano) y tienen varios gobernadores aliados en el Caribe.

Ese poderoso clan está más inclinado a apoyar a Camargo, de acuerdo a lo que nos contó una fuente dateada que lo sabe de primera mano y que está convencida de que Verano y otros gobernadores amigos de los Char votarán por el exmagistrado del CNE.

La Silla intentó varias veces comunicarse con Verano para preguntarle por su voto, pero no obtuvimos respuesta.

La de Vargas y Dilian por un lado, y los Char y sus aliados por el otro, es la misma foto del pulso que contamos la semana pasada por la elección de los magistrados del Consejo Electoral, en la que Vargas terminó desobedecido por su partido.

Se trata de una imagen en la que el exvicepresidente aparece un poco separado de los que siempre han sido sus escuderos y, en cambio, más cercano a La U, partido con el que Cambio Radical vivió en pelea permanente durante casi toda la era Santos por los puestos del Gobierno.

Ese acercamiento viene de la campaña presidencial, cuando buena parte de La U apoyó a Vargas en primera vuelta, y de primeras en esa unión estuvieran justamente los aliados de la Gobernadora del Valle, como contamos en su momento.

Además de la falta de coincidencia con los Char, hay otra razón clave por la cual la pelea por la Federación de Departamentos está apretada, según afirmaron todas las fuentes que hablaron para esta historia.

Esa razón es que Camargo es visto -según nos detallaron por aparte dos mandatarios- como “el que más le agrada al Gobierno”, un asunto que podría terminar determinando el voto de algunos gobernadores.

Las razones son básicamente que Lizcano viene de ser un férreo defensor del santismo y opositor del uribismo que retomó el poder, y que, por el contrario, Camargo se percibe percibido como un magistrado del CNE cercano a las huestes uribistas.

Esto último está relacionado con el hecho de que él fue el magistrado que en 2017 presentó la ponencia que cerró la investigación contra el uribista Óscar Iván Zuluaga por la plata de Odebrecht.

Un Gobernador y un Congresista padrino de Gobernador nos aseguraron, por aparte que desde el Gobierno los altos asesores Jaime Amín y Karen Abudinen estaban llamando mandatarios para pedirles apoyo para Camargo en FedeDepartamentos.

Ese mismo dato es un rumor que corre dentro del Congreso, según confirmamos con cinco congresistas, por aparte, quienes en todo caso no aportaron pruebas para sostener esa afirmación.

Esa versión nos la negaron tanto Amín como Abudinen y no pudimos confirmarla con más fuentes.

Así no haya guiño explícito, la sola idea de que un conservador que ayudó al uribismo caería mejor al Gobierno que un santista, ya le está sumando respaldos a Camargo.

“Lo que creo que se impondrá es el deseo de agradar al Gobierno, que es una constante cuando hay una elección”, nos dijo en ese sentido un Gobernador.

Aunque, en contraste, un Congresista que está con Lizcano opina que el exsenador de La U puede terminar ganando precisamente porque no es el del presidente Iván Duque, quien tiene una baja popularidad y no ha logrado cuajar su coalición de Gobierno en el legislativo.

Un cargo apetecido

La dirección de la Federación de Departamentos es un cargo apetecido no sólo por el mensaje político de triunfo que manda quien lo obtiene, o su padrino, sino porque desde ahí se tiene interlocución con todos los gobernadores y con el Gobierno, un asunto clave en un año previo a elecciones regionales.

Además, tiene una chequera poderosa porque la Federación administra el Fondo Cuenta de productos extranjeros que recauda el impuesto a los licores, cigarrillos y cervezas extranjeros, que en 2016 fueron más de 828 mil millones de pesos.

Aunque el recuado y el giro a los departamentos se ha licitado a diferentes fiduciarias, y el contrato más reciente se lo ganó un consorcio de Fidubogotá y BBVA Fiduciaria en 2017 , y de esa manera la Federación tiene menos incidencia en lo que pasa con la plata, sigue siendo la encargada de manejar un presupuesto similar al de Ser Pilo Paga.

Con ese dinero, por ejemplo, el ex ministro Amylkar Acosta, como director ejecutivo de la Federación, adjudicó un polémico contrato a fines de 2016 para hacerle seguimiento a los licores importados.

La Federación, encima, recibe y administra los pagos períodicos que deben sumar 200 millones de dólares, que hace la tabacalera Phillip Morris a los departamentos tras un acuerdo en el que ésta aceptó que impulsaba el contrabando de cigarrillos.

Por es es un cargo tan llamativo que han pasado por el Germán Chica cuando salió de manejar el computador de Palacio en el primer gobierno Santos; Acosta tras ser ministro de Minas en el segundo gobierno Santos; o el ex senador Plinio Olano hasta que fue detenido este febrero por su vinculación con el escándalo Odebrecht.

Los gobernadores del país están citados en Mompox (en donde además el fin de semana se llevará a cabo el VII Festival de Jazz de ese municipio) mañana viernes, y antes del comienzo oficial de la cumbre tendrán una reunión informal para tratar de llegar a un consenso sobre esta elección.

Al evento arribará el presidente Duque porque, además, tratarán otros temas de economía naranja y los PAE.

Lo que suceda con la Federación le podría dar oxígeno a Vargas Lleras o ratificar que está cerca de ser un cadáver político.

Contexto

También puedes leer

Compartir
0