Detector: Claudia López no firmó contratos con Centros Poblados

en pocas palabras

Dos de los socios de ese consorcio son socios minoritarios en dos contratos pequeños del IDU.

Desde ayer ha estado circulando una publicación en Facebook en la que se comparte la captura de pantalla de un trino que dice: “¿Y por qué nadie habla de los jugosos contratos de Claudia López con Centros Poblados? ¿Por qué tanto silencio?”.

Como usuarios reportaron la publicación y tiene más de 1 mil reacciones, le pasamos el Detector de Mentiras y encontramos que es más falsa que cierta porque López no firmó contratos con Centros Poblados. Lo que hay son dos contratos pequeños para el IDU en los que dos empresas de Centros Poblados son socios minoritarios.

Esta es la publicación:

En una búsqueda avanzada en Twitter encontramos que el usuario @DonIzquierdo_ publicó el trino el 20 de septiembre. También trinó la foto de uno de los contratos que la administración de Claudia López tendría con Centros Poblados:

 

La imagen resalta los datos de la firma Intec de la Costa S.A.S, no de Centros Poblados como dice el trino. 

Eso porque Centros Poblados no es una empresa sino un consorcio conformado por cuatro empresas, que ganó uno de los dos contratos para construir los centros digitales y puntos para llevar internet a zonas rurales del país y está siendo investigado por posibles irregularidades en el contrato con el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTic). Y también llevó a la renuncia de Karen Abudinen de ese ministerio. 

El contrato del trino, para arreglar la malla vial, sí existe… 

En una búsqueda en el portal del Sistema Electrónico para la Contratación Pública (Secop) encontramos que el 27 de agosto de 2020 el Instituto de Desarrollo Urbano de Bogotá (IDU), encargado de desarrollar las obras viales de la ciudad, tramitó un proceso de selección para hacer obras de conservación de la malla vial de Bogotá, que culminaría en dos contratos. 

Uno de los dos contratos fue adjudicado al Consorcio Malla Vial 2020, por 8.571 millones de pesos. Ese es el contrato que cita @DonIzquierdo_.

...no es con Centros Poblados, sino con uno de sus socios...

Tal como muestra el trino, Intec de la Costa es una de las tres empresas del Consorcio Malla Vial 2020:


Las otras firmas que también integran este consorcio son Marlin Ingeniería S.A.S y Proyectos Integrales de Ingeniería S.A.S. Intec tiene el 30 por ciento del consorcio, es decir, no es mayoritaria ni lo controla.

De hecho, quien firma el contrato por el consorcio es Luis Alfonso Rivera, representante legal de Marlin Ingeniería, la firma que tiene la participación más grande en el consorcio (40 por ciento) y quien lo lideró.


… y el otro contrato de malla vial, es con otro de sus socios … 

Curiosamente, el otro contrato de ese mismo proceso de selección, adjudicado por 9.125 millones de pesos al Consorcio Construcciones 2020, tiene a su vez a otro de los socios de Centros Poblados:


Omega Buildings Constructora, que tiene el 20 por ciento del consorcio, es la que también forma parte del consorcio de Centro Poblados.

Como en el primer contrato, tampoco es esa empresa la que firma el contrato. Lo hace Santiago Andrés Sánchez, representante legal de Infraestructura y Vías, la firma que tiene una participación de 40 por ciento en ese consorcio.

Ambos contratos fueron firmados el 11 de diciembre de 2020 y a la fecha continúan activos. 

… pero esas empresas no son Centro Poblados y van a ceder su participación en los consorcios … 

Como explicamos en el primer punto, Centros Poblados lo conforman cuatro firmas: Fundación de Telecomunicaciones, Ingeniería, seguridad e Innovación (Novatic) quien lideraba con una participación de 35 por ciento;  ICM Ingenieros S.A.S con 35 por ciento; Inter de la Costa con 15 por ciento; y Omega Buildings Constructora S.A.S con 15 por ciento. 

Es decir, Inter y Omega sí estaban en Centros poblados pero tienen las participaciones más pequeñas. En los contratos de malla vial figuran ellas pero no Centros Poblados. 

Además, el 13 de agosto el MinTic anunció que las empresas que conforman Centro Poblados fueron inhabilitados, por cinco años, para contratar con el Estado y que debían ceder los contratos que tenían vigentes con cualquier entidad.

El 27 de agosto el IDU anunció que Omega e Intec van a ceder su participación en los dos contratos de malla vial. Hasta la fecha no se ha hecho el cambio porque el IDU ha rechazado las empresas que han presentado para recibir su participación por no cumplir con los requisitos exigidos en el proceso inicial de licitación.

El IDU aseguró que las garantías del contrato con el Consorcio Malla Vial 2020 están vigentes y que el avance de ejecución ha sido satisfactorio. Sin embargo, el contrato con Consorcio Construcciones 2020 presenta un atraso y el IDU inició un proceso sancionatorio de multa que está próximo a ser fallado.

… y Claudia López no firmó el contrato de malla vial

El trino da a entender que Claudia López, alcaldesa de Bogotá, tiene contratos con Centros Poblados. Pero no solo los contratos no son con Centros Poblados, sino que tampoco tienen la firma de López.

Quien firma del lado del Distrito en los dos contratos es Luis Ernesto Bernal, director técnico de mantenimiento del IDU. Bernal es un técnico que llegó al IDU en 2012 como subdirector de mantenimiento, y en 2016 pasó a ser director. No lo nombró Claudia López y trabajó en las administraciones de Gustavo Petro y Enrique Peñalosa. 

Su jefe es Diego Sánchez, el director del IDU a quien sí designó López en 2020. Sánchez manejaba en 2020 un presupuesto para invertir en obras de más de 2 billones de pesos, por lo que los dos contratos no son ni el 1 por ciento de ese paquete. Por eso, es probable que López no los conociera en detalle.

En suma, el IDU sí tiene dos contratos vigentes con empresas que hacen parte de Centro Poblados, pero la contratación se hizo con consorcios diferentes a esa unión temporal, esas dos empresas son minoritarias en Centros Poblados y en estos contratos, y Claudia López no los firmó. Por esto, calificamos la publicación como más falsa que cierta.