Jerónimo Castro, Director Ejecutivo de COLFUTURO

Colombia ha avanzado mucho en crecer la cobertura de la educación universitaria. Aún así el acceso a estudios de calidad sigue teniendo grandes inequidades. Solo los mejores ICFES o exámenes de admisión entran a las universidades públicas. En el primer año deserta el 30% de los admitidos. Se gradúa algo menos del 50% de los que permanecen después del primer año.

COLFUTURO selecciona a los mejores profesionales del país para que adelanten sus estudios de maestría y doctorado en las universidades más prestigiosas del mundo. La selección es muy competida. Escoge de manera anónima y totalmente objetiva a quienes tienen los mejores promedios de pregrado, sin importar de que universidad se graduaron. Los candidatos compiten además con la calidad de los programas en el mundo en los que lograron admisión. No hay recomendados ni listas ocultas.

A pesar de este método transparente de selección, COLFUTURO recibía con frecuencia la crítica de apoyar a personas de estratos altos, la mayoría de Bogotá, graduados de colegios bilingües y de las mejores universidades privadas del país, especialmente los Andes. Se le cuestionaba a la fundación el no contribuir a la equidad en las oportunidades de formación. ¿Qué ha hecho entonces COLFUTURO para lograr en cinco años que el porcentaje de beneficiarios de estratos 1 al 4 haya crecido hasta llegar a representar el 58% del total?

En lugar de tratar de escoger personas de manera artificiosa por su origen socioeconómico o regional, COLFUTURO creó hace seis años el Semillero de Talentos Regionales.  Este esfuerzo concentra su acción en las cuatro universidades públicas más importantes del país: la Nacional, la del Valle, la de Antioquia y la UIS. El grupo cuenta en este momento con 1.700 personas. El 67% de ellas son o van a ser los primeros graduados universitarios de sus familias. El 84% son de estratos 1 al 4. Son realmente las mentes más brillantes de Colombia: lograron admisión en las universidades públicas mas prestigiosas y se ubican en el 5% de los mejores estudiantes de su promoción a un año de graduarse o graduados en los últimos tres años. Estas personas han sobrevivido a una selección natural brutal.

De 12 a 36 meses COLFUTURO acompaña de manera intensa a sus semilleros. Los apoya para que puedan superar las tres brechas principales que estos estudiantes suele tener: la falta de dominio de un segundo idioma, la carencia de información para escoger el programa de posgrado adecuado y la inseguridad en sentir que pueden conseguir admisión en alguno de los mejores posgrados del mundo.

Estos estudiantes son tan buenos que, en la experiencia de los últimos tres años, cerca de la mitad consiguen becas totales. Los demás, cuando están listos, compiten en igualdad de condiciones en los procesos de selección de COLFUTURO. Ocupan los primeros lugares en la lista de seleccionados.

El Semillero ha convertido lo que es una desventaja del sistema educativo de Colombia en una gran fortaleza para el programa de créditos – beca de COLFUTURO. Ha generado además mayor equidad sin distorsionar los criterios de selección que buscan escoger a los mejores profesionales que van a los programas mas reputados en el mundo.