Angélica Lozano Correa

Angélica Lozano Correa

Senadora de la Alianza Verde

16 Conexiones Última actualización -

Angélica Lisbeth Lozano Correa nació el 7 de mayo de 1975. Es una política y abogada de la Universidad de la Sabana con magíster en gerencia y práctica del desarrollo de la Universidad de los Andes. 

Desde 2018 es senadora del Partido Alianza Verde. 

Antes de empezar en la vida elecotral fue activista en iniciativas como la Veeduría Ciudadana al proceso 8.000 entre 1995 y 1996, o el comité promotor del referendo contra la corrupción en 2001, una iniciativa que buscaba una reforma política pero que tumbó la Corte Constitucional.

Empezó su vida en el sector público como asesora de Ingrid Betancourt en el Senado entre 2000 y 2001; luego lo fue de Antonio Navarro Wolff entre 2001 y 2005.  

En ese lapso también hizo parte del Polo Democrático Independiente (PDI), partido político que ayudó a fundar Navarro en 2002, y por el que Luis Eduardo Garzón resultó electo en 2003 como alcalde de Bogotá. 

Luego de pasar un examen de competencias y ser ternada por los ediles de la localidad, Lozano fue escogida como la alcaldesa local de Chapinero en 2005 por Garzón.

Allí trabajó en temas de espacio público, defensa de los derechos Lgbti, protección del espacio público y prevención del abuso sexual de niños en condición de vulnerabilidad.

Lozano dejó la militancia del Polo (ya convertido en Polo Democrático Alternativo y unión de todas las fuerzas de izquierda) en 2008 para vincularse al Partido Verde.

En 2010 se lanzó a la Cámara de Representantes como la tercera casilla de la lista en Bogotá, apoyando la candidatura presidencial de Antanas Mockus con La Ola Verde.

En esa campaña coincidió con políticos como Enrique Peñalosa, Angela María Robledo y Sergio Fajardo.

La lista sacó 158.415 votos, cantidad suficiente para asegurar dos escaños que ocuparon el peñalosista Alfonso Prada y la mockusiana Robledo, pero Lozano se quemó.

Semanas después Mockus pasó a segunda vuelta de las elecciones presidenciales, y luego perdió frente a Juan Manuel Santos. 

Lozano, que siguien militando en el verde, fue uno de los muchos miembros que se salieron cuando avalaron la candidatura de Enrique Peñalosa a la Alcaldía de Bogotá en 2011; entre los que se fueron estaban Mockus (que luego fue precandiadto a la Alcaldía y temrinó apoyando a Gina Parody) y Robledo. 

Lozano no se fue de la política: se lanzó al Concejo de Bogotá por el Movimiento Progresistas que lideraba Gustavo Petro, y salió electa con 10.620 votos en una lista que tuvo el impulso de la victoria de Petro. 

Junto con los demás concejales petristas, regresó al verde tras la fusión entre los Progresistas y los verdes, cuando el partido pasó a llamarse Alianza verde.

Estuvo en el Concejo durante casi dos años, y renunció para aspirar a la Cámara de Representantes.

Como contamos, los liberales querían que hiciera parte de las listas liberales de 2014 como fórmula de Guillermo Rivera, pero al final fue la de Claudia López, entonces candidata al Senado por los verdes. 

En esa condición apoyó la precandidatura presidencial del mockusiano John Sudarsky, pero finalmente respaldó a Enrique Peñalosa, quien ganó la consulta interna del partido. 

Ganó su curul como representante con 30.950 votos, en unas elecciones en las que López fue un palo y sacó 81.045 votos al Senado. 

Ese mismo año salió a la luz pública que eran, lo que causó un gran impacto mediático y un impulso en su agenda legislativa.

De hecho, un pastor cristiano le pidió al Consejo de Estado que les quitara la investidura de las dos porque dos personas casadas no podían estar en el Congreso por el mismo partido.

El Alto Tribunal falló a su favor en 2015 argumentando que un noviazgo no puede equipararse a un matrimonio (que es lo que prohíbe la ley), y que como no convivían en la misma residencia, no había suficientes pruebas de que hubiese una inhabilidad.

Entre tanto, Lozano había quedado en la Comisión Primera de la Cámara, que trata de temas constitucionales y los de mayor carga política, y presentó proyectos de ley en medio ambiente, salud, igualdad de género, movilidad, rendición de cuentas y transparencia, entre otras.

Las más visibles fueron tres que pretendían hacer del agua un derecho humano consignado en la Constitución (se hundió); la ley que prohíbe el uso del asbesto; y la Ley Rosa Elvira Cely, que crea el delito de feminicidio.

Para las elecciones a la Alcaldía en 2015, Lozano no apoyó a Peñalosa (que se había vuelto a salir de los verdes) sino al liberal Rafael Pardo, junto con López, y algunas candidaturas al Concejo como la de Diego Laserna.

Laserna se quemó y Pardo perdió frente a Peñalosa.

En 2018, Lozano se lanzó al Senado con Juanita Goebertus como fórmula en Cámara,mientras López renunciaba a buscar la reelección, se lanzaba a la presidencia y armaba una alianza con Sergio Fajardo y Jorge Robledo, candidato del Polo, llamada Coalición Colombia.

Lozano obtuvo 105.700 votos (la segunda votación más alta de los verdes en el Senado, detrás de Mockus), y Goebertus también fue la segunda en votos de los verdes en Cámara, con 83.270 votos.

En paralelo, Lozano se consolidó como una de las cabezas de la Coalición Colombia, apoyó la candidatura de Fajardo, que estuvo cerca de pasar a segunda vuelta pero perdió ese cupo contra Gustavo Petro por unos 250 mil votos.

Lozano y López, con otros aliados verdes como Antonio Sanguino, también promovieron la Consulta Anticorrupción, que se hundió en las urnas en septiembre de 2010 por no alcanzar el umbral electoral pero consiguió un gran caudal elecotral.

En el Senado fue impulsora clave de de los siete proyectos de ley para llevar a la realidad esa Consulta, propuso reemplazar el servicio militar obligatorio por uno social y ambiental (se hundió), formalizar la propiedad de la tierra (retirada en 2018 y radicada nuevamente en 2020) e inhabilitar contratistas con el Estado que hayan sido condenados por corrupción y permitirle al Estado terminar esos contratos unilateralmente (ya es ley).

En 2019 no apadrinó de forma directa algún candidato al Concejo pero dio un espaldarazo a algunos candidatos como Alejandro Rivera en la capital (se quemó), David Castiblanco en Facatativá (se quemó)o Carlos Parra en Bucaramanga (si quedó electo). 

A quien sí apoyó de forma directa y le hizo campaña en las calles fue a Claudia Lopez en la contienda electoral por la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Leer más.

CONEXIONES

Angélica Lozano apoyó a Peñalosa en la primera vuelta de 2014, pero se pelearon y fue una de sus más grandes opositoras cuando él fue alcalde.

Angélica Lozano fue la fórmula en Cámara de Claudia López en las elecciones legislativas de 2014 y la respaldó en su aspiración a la Alcaldía de Bogotá.

Angélica Lozano y Claudia López están casadas desde 2019.

Luego de una prueba de competencias y ser ternada por los ediles, Lozano fue nombrada por Luis Eduardo Garzón como alcaldesa de Chapinero.