Manuel Francisco Azuero Figueroa

Manuel Francisco Azuero Figueroa

Político

Manuel Francisco Azuero Figueroa, el nuevo Alcalde encargado de Bucaramanga, nació en esa ciudad el 18 de septiembre de 1991.

Es administrador de empresas de la Universidad de los Andes.

Azuero entró tempranamente al activismo político y al periodismo: en 2008 lideró, junto al uribista Iván Aguilar, la Marcha contra las Farc en Bucaramanga y en 2009 empezó una columna en Vanguardia Liberal, el principal diario de la región.

En esa tribuna se dio a conocer porque se enfocó en denunciar irregularidades en la contratación de la Alcaldía de Bucaramanga y la Gobernación de Santander.

A raiz de uno de sus escritos, el exalcalde Fernando Vargas fue destituido e inhabilitado en septiembre del último año de su administración, así como varios de sus funcionarios.

En 2013, tras haber conocido a la directora de La Silla Vacía, Juanita León, en un foro sobre periodismo, entró a hacer una prácticas profesionales en ese medio.

Para el primer semestre de 2014 pasó a ser periodista de planta por algunos meses, y en el segundo semestre de 2014 dejó el rol en la redacción para encargarse del área administrativa y de negocios del medio.

Entre agosto y diciembre de 2015 se desempeñó como editor de La Silla Santandereana, la regional de La Silla Vacía para los dos santanderes, y a la par mantuvo su condición de coordinador de desarrollo administrativo.

Esa trayectoria en el periodismo lo hizo cercano a la directora de Vanguardia Liberal, Diana Giraldo; a Jineth Prieto, quien lo reemplazó como editora de La Silla Santandereana; al director de Caracol Radio en Santander, Juan Carlos Ordóñez, y al periodista y docente Pastor Virviescas.

En paralelo a esa carrera en los medios, Azuero ha tenido experiencias políticas.

En 2010 fue voluntario de la campaña presidencial de Sergio Fajardo y luego de Antanas Mockus, cuando Fajardo se convirtió en la fórmula vicepresidencial de Mockus.

Para esas mismas elecciones fue asesor general de la fallida campaña de Marta Pinto de De Hart, persona cercana a la familia de Azuero, a la Alcaldía de Bucaramanga.

Azuero pertenece a una familia de cacaos la región.

Su abuelo materno fue Luis Enrique Figueroa Rey, un político liberal cercano a Alfonso López Michelsen y al exministro Gabriel Turbay, y amigo y socio de la familia de Rodolfo Hernández. Llegó a ser diputado y por décadas fue columnista de Vanguardia Liberal.

Un hijo de Figueroa Rey y tío de Azuero es Jorge Figueroa Clausen, designado como Secretario de Desarrollo Social de Bucaramanga por el mismo Hernández.

Él es cercano a José Obdulio Gaviria y amigo personal del expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien lo desingó como comisionado nacional de televisión, y ha sido columnista de Vanguardia Liberal.

Renunció a su puesto en el gabinete de Hernández en la previa de las elecciones de 2019 para no inhabilitarse en su aspiración a la Alcaldía de Bucaramanga, pero al final el uribismo no le dio el aval y no se lanzó.

Azuero y Figueroa Clausen tuvieron un programa juntos en Cablenoticias en 2011.

Por el lado paterno, Azuero es hijo de Ernesto Azuero Paillie, dueño y cabeza de la marroquinera Tercer Milenio y quien viene de una familia de empresarios de la región.

El 11 de diciembre de 2015 Azuero dejó La Silla Santandereana y el 13 de ese mes publicó su última columna en Vanguardia Liberal, para convertirse en Jefe de Gobernanza de la administración de Rodolfo Hernández en la Alcaldía de Bucaramanga.

Tras su posesión enfrentó cuestionamientos porque lo denunciaron por posesionarse sin cumplir todos los requisitos de experiencia. Sin embargo, la Procuraduría lo absolvió tras determinar que no incurrió en ninguna falta.

Aunque una vez arrancó el periodo de Hernández, el rol de Azuero estaba pensado para que fuera el canal de la administración con actores políticos, esa idea naufragó porque dadas sus diferencias de antaño con el Concejo no hubo sinergía y las relaciones entre la Alcaldía y esa corporación (en su mayoría de oposición) terminaron de quebrarse.

Durante todo el periodo de Hernández, Azuero fue una de sus manos derechas y estuvo al frente de la coordinación de todo el gabinete, del seguimiento a las obras y de la vocería sobre las obras de ese gobierno.

Cuando la Procuraduría suspendió a Hernández a finales de 2018 por golpear a un concejal, fue nombrado por el gobernador Didier Tavera como Alcalde encargado mientras el grupo significativo de ciudadanos que avaló a su entonces jefe ponía la terna.

Aunque la suspensión se cayó, cuando revivió y después de la terna fue nombrado Germán Torres Prieto, un político que venía del sector del parapolítico Luis Alberto 'el Tuerto' Gil, Azuero fue uno de los escuderos del legado de Hernández, e incluso lideró un paro del gabinete cuando en medio de una batalla de tutelas Torres salió del cargo.

A raiz de la nueva suspensión por participación en política de Hernández y su posterior renuncia, Azuero quedó incluido en la terna que presentó al movimiento y Tavera lo designó para que administre la ciudad hasta el 31 de diciembre de 2019.

 

 

Leer más.