Por: Daniel Mejía

Por: Daniel Mejía

Hace un par de años circuló una noticia en la que se afirmaba que la única “avanzada” de un personaje que podía detener el tráfico, bloquear carriles, etc., era la del Presidente de la República. Sin embargo, no es claro si otras caravanas de escoltas, tan comunes en Bogotá, pueden detener el tráfico para que el personaje en cuestión escape de esperar en  los semáforos o en los trancones. Yo sé… la intuición inicial de la medida no era que el personaje evitara los semáforos y llegara mas rápido a sus compromisos, sino que, al detenerse, su seguridad se hacía más vulnerable y por eso debía pasar más rápido.
Este es un tema en el que debería existir una regulación más clara. Es cierto que los escoltas son personas que sacrifican a diario su vida para cuidar la de otros y esto, sin lugar a dudas, es muy valeroso. Sin embargo, también es claro que los ciudadanos que se movilizan en la ciudad tienen libertades de las que a diario se ven privados cuando son detenidos para que un personaje pase más rápido. Un hecho más grave aún es que muchas veces estas detenciones (¿arbitrarias o legales?) están acompañadas de amenazas innecesarias en las que los escoltas muestran sus armas como signo de poder a aquellos que nos atrevemos a pitarles o decirles que no “abusen”. En resumen, las autoridades llamadas a regular estas acciones enfrentan una disyuntiva entre la seguridad de unos personajes y la libertad de los que no somos personajes.
Algunas preguntas y conjeturas:
1.       ¿Cuál es la regulación en este tema? En otras palabras (y para dejar de pitar y alegar tanto cuando nos detienen), ¿pueden todas las “avanzadas” de personajes detener el tráfico y bloquear carriles para que sus personajes pasen más rápido?
2.       En un país en el que muchos indicadores de inseguridad han bajado notablemente, ¿no debería la disyuntiva que mencioné arriba inclinarse un poco menos en la seguridad de personajes, que ya no están (tan) amenazados, y más en la libertad de los que queremos transitar sin que nos amenacen con armas o detenciones?
3.       ¿Qué político que goce de los beneficios de poder transitar más rápido y evadir los trancones y semáforos va a “darse la pela” de proponer mayor regulación a las atribuciones que tienen estas “avanzadas” de escoltas de personajes importantes?