Los uribistas encontraron el equivalente a la paloma en la solapa.

Si hasta ahora muchos de los altos funcionarios del Gobierno han usado una paloma en su solapa, como símbolo de su apoyo a la paz, ahora los uribistas encontraron su equivalente: un conejo, como referencia a que el Gobierno les habría “puesto conejo” en la renegociación con las Farc.

Así se veía hoy la senadora María del Rosario Guerra en la plenaria del Senado

Fui usuario y luego periodista de La Silla Vacía. Tras más de una década haciendo de todo en esta escuela de periodismo, de la que fui director editorial, me fui a ser lector y SuperAmigo. Ahora me desempeño como redactor jefe de El País América Colombia.